Ella sabe todo de mi

Entre a mi cuarto, y no encendí la luz. A veces no quiero luz, a veces quiero solo un poco de sabor oscuro en mí. Los meses tienen nombre, los días números, al final tienen la misma cantidad de horas. Aquí recostado sobre este colchón de aire, con mi música ideal para estos síntomas, me dispongo a querer dormir pero me interrumpes un largo rato, así que tome mi celular y te escribí como quien escribe un mensaje de texto, como si me fueras a responder, como si tuviera tu número y pudiera llamarte, y escucharte. así que escribí esto para ti. No lo sé, a veces este ejercicio animan mi vida, en otras me pongo a pensar si esto me hace vivir o si realmente ya estoy sobreviviendo y lo que hago es aplazar mi despedida definitiva. al final de la noche termine con algo de tranquilidad y te di un beso justo cuando ya me había quedado dormido. BENJY BULA

Anuncios

Job y yo

Para mi la comparación no existe, por eso creo que cada persona en este mundo, invisible o visible, ciego, o sordo, con ganas de morir o vivir tiene un valor incalculable. Seguro que la gran mayoria estaran de acuerdo conmigo y es que “Jesus” es el persona de la vida, mas alla que le creamos o no, mas alla de que nos guste lo que dijo o no, mas allá de que seamos parte de alguna comunidad cristiana, católica o de ninguna, en tal caso la Religión no existe y si existe la inventaron mal, pero no hablare de eso, solo digo que para mi “Jesús” se robo mi película, se robo mi vida, y aunque he intentado algunas veces quitarlo o bajarlo un poco no he podio y a ser sincero no podre, pero bueno tampoco ese es el tema. Después de “Jesús” me encanta un personaje que no esta acá en la tierra. He leído algo de El en uno de los mejores libros que he leído “La Biblia”, y ese es “Job”. Job era un Señor Rico, muy adinerado, con tierras, hectáreas, con criados, con una familia algo numerosa y normal para esos días: 10 hijos (7 pibes y tres pibas). Yo admiro a poca gente, y uno de ellos es Job y lo admiro por su santidad, por su berraquera, por no dejarse llevar del chisme, de las habladurias, de lo que decian, ese man se mantubo hasta el final y murió creyendo. la manera en que vivió y sobrevivió. su decible trasntorno de la abundancia hacia la necesidad. el cambio absurdo de la alegría a la tristeza. El cambio de estación de tener compañía a una soledad abismal. de tener y poseer un cuerpo tan tranquilo y sano a un cuerpo insoportablemente enfermó. Estos días por razones, me recordé su historia y vi la mía, y me hizo escribir algunas cosas mías como estas, y aunque por ningún momento la comparo, ya que no es igual, lo cierto es que a veces pienso que lo que uno vive es demasiado letal, demasiado grande, pero luego veo a Job y me doy cuenta que lo mio solo son letras que dicen mucho, pero solo eso.

Unas millas más en el desierto es donde cae mi verdad, es donde dejo de ser, solo que ..  ¿donde está el milagro?. El paisaje no apasiona, no se retiene mas bien me cambia, porque yo ya quiero llegar y esta melódica y boba canción sueña y mi corazón sufre por amar.

Un plato vacío y en mi estomago danza la ausencia sin palabras, cabalgando sin mi. la factura no se hizo esperar y yo callo en está libertad ¿Cuanto crees que pueda esperar?

Se agita mi alma y mi vació se enloquece con el ayer. las notas sobre el cuaderno que no he dejado de observar y sobre todo ese mismo renglón que me recuerda tantas cosas, y momentos. sopla el viento de la impotencia y derrumba lo poco que tengo y he conseguido. Aquí estoy y de que forma. No escondo mi forma de decir que parece el final de un comienzo, tampoco la razón por la cual mi alma llora. El río me lleva, el sol brilla y la vida me devuelve. Alguien me dijo y que todo obra para bien, alguien me dijo que el amor desgarra y te deja suelto y que deja correr, Entonces hoy me dejo sediento en esta espera.