Casi cuatro años

“Pasan cosas, pero no hay razón para distraerse”

10991178_10205709167385182_7664649925736267229_nEres una de mis victimas. Casi cuatro años se escribe muy rápido en cualquier teclado, muy rápido al pronunciarlo, y si le pones una canción, tal vez dure un poquito más, pero la realidad de mi vida dirá que no lo es. Casi cuatro años no es tan suficiente para escribir te quiero una noche donde estamos perdidos, deprimidos y destrozados, y nos tenemos allí. Casi cuatro años no es suficiente cuando hay una serie de preguntas que aun no se han resuelto, con un vaso de café que esta por la mitad. Casi cuatro años no es suficiente para gritar de felicidad cuando conseguimos alcanzar una meta. Casi cuatro años no es suficiente para seguir queriendo como te quiero. Casi cuatro años no es suficiente para abrazarte, y para que abrazaces al pingui, que por cierto abraza fríamente, aunque por dentro sea un lago colorido de amor. Casi cuatro años podría pasar para cualquier otra persona, pero para Ben no.

Andas, conoces bien lo que es pasar de Alaska a Saturno y gastarse los pies, descansar en un bar, y escuchar algo de Coldplay. Luego gritar, estornudar, y no tener pastillas para la gripe. Seguimos el camino para que llegaras a Saturno. No te pedí que lo hicieras, pero tus piecesitos decidieron hacerlo antes de conocer mis delirios, y luego después seguiste con Ben, cuando yo era un desconocido sin fama, y sin dinero. cuando pagaba por tener alguien que me acompañara en la soledad, en el silencio, y si, así inicio esto que hoy gratamente le llamamos amistad infinita,  más que un sentimiento bonito, una relación  . . (Aquí, Satuno llora un poco) una relación que cuido mucho, porque me importas pitu traviesa, y me interesa que estés bien, siempre bien.

“Algunas Noches el Silencio Rebota Y Se Expande Arbitrariamente Dejando Huellas De Dolor”.

Recuerdo que mis cosas no salían nada bien, mí corazón parecía de todo, menos un corazón. La vida amarga, y pocas oportunidades de tener un vaso de helado para mí. Pero así, eres tú, terca, inamovible, y aunque pasamos tiempo difíciles donde lo mas lógico era irte, lo mas sencillo era eso, olvidarte, y tenerte como un recuerdo de una amistad que fue pero que ya no es; pero aquí estas, jodiendo en Saturno, apurando lugares, divirtiéndote en medio de todo.

“Te vas a joder, porque no me voy a ir de tu existencia. Vas a tener que enterrarme cuando Dios así lo decida, y vas a tener que cuidar al valiente de Haku, y la dulce de Emi, y la reina de mi esposa”

Tal vez, el mundo este en su afán de lograr que se yo, pero por favor sigue con tu vida, con lo que has sido durante estos años, no mires atrás, no desgastes tu mirada en comentarios de personas que nunca están, o que simplemente intentan distraerte, sigue, lucha y sigue fuerte.

Gracias no tiene un significado muy detallado en Saturno, pero creo que es la palabra que se acerca a lo que hoy puedo decirte en un día donde a Dios le dio el placer de crearte. Creo en ti, en lo que haces, en lo que escribes y en lo que sueñas. Sigue siendo tú, aunque te equivoques, y seguramente yo quede un poco perdido de tu vida, aun así, yo seguiré allí como el terco que va a querer joderte siempre, con Haku, o sin Haku, con tu novio o sin él. Recuerda que no te escaparás de ser mi victima. Ya una vez en Saturno, siempre Saturno. Y la fotografía de nosotros, viene pronto, porque necesitamos cambiar el afiche del cuarto que está en el lago de Sarturno.

Asma Emocional

No sentirlo, que nos causa?

Aceptar no sentirlo, que produce en ti?

El ha seguido estando en la soledad de la oficina, en la carrera agobiante del stress, cuando se acabaron las pilas de mi corazón, cuando el café se derramo sobre el proyecto de mi vida, cuando no tenía que escribir, cuando no tenía ni la más remota idea de que decir como respuesta. Siempre ha estado.

Estaba roto. Tenia asma emocional. Me ahogaba, me deprimia, nada me salia bien. Sufria. Creo que necesite estarlo. No escuchaba la voz, ni el consejo de nadie, no basto mi débil experiencia, aun cuando habia pisado ese sendero. A veces vamos a necesitar y estar estrellados a pedacitos. Mi corazón necesitaba morir, para que viera con sus ojos de cristal como es vivir de verdad. Necesitaba llorar hasta el fondo. Estaba débil, frágil, y vulnerable. Aunque yo siguiera pensando que podía continuar mi manera de enfrentar la vida, pero que va. . No podia mentirme más. Para que hacerme esa idea mental, cuando lo que necesitaba era su abrazo y que nunca terminara. Necesitaba reconocer que con él respiraba, que no sufriría de asma emocional.

Creerle a él, es fe. Es saber que existe, y . . . (Esta es la parte donde llore, mientras escribía). Escribir la verdad. La gente nota que algo cambia, se nota como se escribe, como se habla, y sobre todo: “como se cree” y se enfrenta ahora las circunstancias.

la bibliaNo quería un intento más, para ver que ocurría con mi tiempo, con mi vida. No era para mirar que cosas buenas iba a ocurrir con mis sueños, con mis deseos. Hay que sentir su presencia. Creo que antes de que todo termine en tu vida, debes sentirlo, debes tener una charla con él, no importa lo que sea, debes. Tal vez me digas que nunca te ha hablado, y yo debo decirte que siempre lo ha hecho: La Biblia, un libro entero. Tal vez me digas que nunca lo has sentido. Lo has sentido a cada momento con la brisa, con la luna, con el sol, con ese aire que respiras. El te ama. Lo aceptes o no, eso no cambiara su forma de hacerlo.

“Aquí está mi corazón

Tú eres la luz sin oponentes

Tengo esta vida  porque tu le das el respirar.

Aquí está mi corazón

Jesús tu eres el todo

Escrito la verdad, porque tú eres mi verdad

Dios glorioso eres”.

No buscaba la respuesta

Nunca ha sido fácil escribirle a alguien que escribe. De hecho, escribir de alguien ya es un crucigrama japonés. Trato de ser objetivo, claro, tranquilo, y sincero, sobre todo eso, aun así no deja de ser una gran responsabilidad.

Escribir es más interesante que las palabras, porque los humanos tendemos a decir muchas cosas a causa del calor de las emociones, y el tiempo termina pisoteando frente a nuestros ojos las vagas palabras. Escribir queda allí, sobre un papel escondido en una gaveta, en una página de red, pero sobre todo queda en el alma, esa que no se oculta, ni se desconoce.

“Porque al final de todo, uno se recupera de uno mismo”

Hace un tiempo me encontró en mi lugar, desde aquel momento hemos tenido la oportunidad de conocernos, y conocernos bien. Es que en si, esa ha sido tu misión y la mía: pasar tiempo hasta destruir al mundo y sus fuegos con rifles, colorear avalanchas y hacerlas tobogán, caminar y terminar corriendo detrás del autobús de Jesús.  Es la canción que está en nuestra mente y le ponemos letra, es un sentimiento que no pasa por el dinero, es la dicha de saber que hay alguien a quien le importas, incluso cuando uno mismo ha sido derrotado. El vacio, la nada, el silencio son rincones que has descubierto, y eso no se consigue con el whatsapp.

Tenerte amiga, es una locura del tamaño de un océano, de la transparencia del agua de la isla titipan, de lo refrescante que llega ser cuando estamos luchando en el desierto. Pero tener una amiga, y que a su vez escriba, y que está metida de lleno con la locura de Somos Alma, no tiene precio. Eso se llama amor, se llama amistad. Que bueno tenerte en Saturno y en Alaska, saber que hoy es otro momento más que papito Dios nos permite fotografiar con sonrisa incorporada, a pesar que la vida no sea sencilla como un juego de parqués. No buscaba la respuesta, pero Dios también se emociona con nuestra vida, y manda amigo para la vida.

El cielo esperaba por mí

Uno puede pasar tanto tiempo luchando como pueda soportarlo. Quedarse a ratos en silencio, invitar a la soledad a convivir, cerrarse en cada respirar, cambiar la rutina, jugar fútbol, quedarse viendo película los fines de semana, salir por las noches con la música, en fin. Llega un momento donde uno se cansa, toma las maletas y se va. Irse con la terrible idea de que no funciono, de que no se logro. Mas cuando de cierto modo has vivido, has experimentado, lo has escuchado. Entonces atacan las preguntas.

Luego de un tiempo de andar caminando fríamente. De vivir con la normalidad de estar confundido, me eche a perder. Me fui olvidando de muchas cosas, en especial de El.

Pensé que era cuestión de solo trabajo, de cubrir un evento más, y así fui. Fui sin expectativas, sin ninguna ilusión, sin nada que pudiera llevarse mi atención. Me encontré con la sorpresa de compartir con un gran grupo de prensa, unos chicos extraordinarios que le pusieron toda su pasión.

Escuchaba, coreaba una que otra canción. Tomaba los apuntes, grababa los videos, fotos, detalles, hasta que el velo se cayó. Mi alma reconoció esa voz, el viento soplo y los bellos de mis brazos, se pusieron en pie. Los ojos comienzan a inquietarse, y a moverse mas rápido, se comienzan a mojar, y nadie esta allí para ayudarme a que no se inunden. Ya era tarde para evitar lo inevitable. La gracia de su mano siempre ha estado allí, la confianza del cielo ha estado saltando en mi cuerpo y ni yo mismo podía escapar de ello. Ahora mis pensamientos son cubiertos por el padre, El mismo padre que siempre ha estado, el mismo que besa a su hijo en ese momento. Me puse de pie en aquel salón donde cantaba Marcela Gándara, mis ojos mojados, y mis brazos se extienden. Mi rebelión, mi ceguera, mi terquedad, mis ideales, tenían su fecha de expiración. Su voz termino mi silencio, llore como un pequeño, las lagrimas nadaron por mis mejillas. No había nadie que interrumpieran el momento más esperado de lo alto, de mi bello Jesucristo.

Entregarse, impulsarse como si fuera el último segundo de estar con Él, alzar la voz, gritar que solo El, solo por El, Llegue a una cita que no sabía que tenía. El momento termino, me seque el llanto y continúe.

"El reino de los cielos viene en la pobreza, en las manos atadas, en la oscuridad. Con mis propias manos me destruyo, quemo mi futuro. llega el amanecer, es su voz, estoy soñando alcanzar el otro lado".

“El reino de los cielos viene en la pobreza,
en las manos atadas, en la oscuridad.
Con mis propias manos me destruyo,
quemo mi futuro.
llega el amanecer,
es su voz,
estoy soñando
alcanzar el otro lado”.

El cielo venia por mi y ahora era el pastor Rubén Hernández dañaba mi cabeza, y lo logro. La razón hizo eco en mis ideales, en los conjuntos diagramados que tenía ya plantado en lo que he vivido. Mi noche fue ferozmente atacada. La profundidad no tiene límite cuando se trata del rescate, cuando se trata abrir el corazón de un hijo y mostrarle que siempre he estado para él.

Christine d’ Clairo, llego a la tarima, había luces, gritos. Ema Rodríguez en la guitarra efectuaba los sonidos, el ambiente estaba listo, y allí comenzó el viento del cielo sobre la creación. Los hijos adoraban. Una sola voz en el coliseo. No había palabras que decir, pero El me amaba, El no me había cambiado por otro hijo. El me espero, me perdono, me dio su luz. El es Dios, El que es y siempre será.

Ocurrió, sucedió en la forma más inesperada, como cuando ocurre un milagro no esperado, no rogado, no pedido; como un regalo que llega a tus manos en un día cualquiera; eso fue lo que paso, así fue y así lo recibí. Pensé que ya había terminado mi año, y no fue así 🙂

"Permanecen la fe, la esperanza y el amor. Pero el mayor de ellos es el amor".

“Permanecen la fe, la esperanza y el amor. Pero el mayor de ellos es el amor”.

La felicidad es eso que no se describe, es el abrazo del padre, es un sentir que tiene una dimensión brutal que aprieta el corazón, y te hace sentir libre por completo, te vuelve la esperanza en un solo segundo, se prende el cielo en una sola fiesta y te hace ver cuán equivocados podemos andar lejos de él.

El fosforo se enciende y luego se apaga. De cada uno depende que el amor no se enfrié, que el regalo no se pierda. Cuiden su amistad con el cielo, protejan sus ojos de la cruz, amen cada segundo de vida que él nos da, luchen hasta no pensar, la eternidad es el inicio. Lo que Dios determina, no tiene fin.

Jesús no dijo:” Yo soy atajos, ideales y un estilo de vida”.

“El Amor, interrumpe las consecuencias de tus acciones”: BonoJESUS

He leído esto más de siete veces antes de hacerlo público, y a quién le escribí estas letras fue al mismo que las pensó, las vivió, y las escribió (yo). Es ilógico escribir momentos que no he vivido, pensamientos no hechos en mi cabeza, sentimientos sin tránsito en mi corazón. Hace muchos años me llevaron a la iglesia con todo lo que eso significa en aquellos tiempos. La esencia de todos los cristianos es Cristo y seguirá siendo Cristo, entonces por tal motivo amamos a Jesucristo. No existe, no pueden haber Cristianos que no amén a Cristo, porque entonces no lo serian. Lamentablemente dicho Amor varía, dicho Amor mengua, dicho Amor requiere un compromiso, una verdadera comunión y no una relación, porque considero que las relaciones se pierden, se estancan, se rompen, florecen, se llenan de felicidad, en otras palabras, las relaciones tienen sus ciclos. Si decimos que tenemos comunión con Él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad.

A medida de mi pasó, y mi vivir por así decirlo en congresos, campamentos, encuentro, y diferentes actividades en la Iglesia uno va reconociendo a los cristianos cuando hablan, cuando saludan, cuando sirven, cuando uno ve los frutos que refleja, pero sobre todas las anteriores: “por su intenso amor por Cristo”, es eso lo que define ser cristiano.

 El tiempo pasa y todo cambia, pero su palabra No. Últimamente, nuestras iglesias son poseídas por estrategias, por nuevas frases, métodos, y nuevas tendencias que incluso nosotros mismos hemos adoptado como válido, como algo normal, pero si eso no es aceptado en los cielos, entonces no debería ser aceptado acá en la tierra.

caminosJesús no dijo: yo soy atajos, yo soy ideales y un estilo de vida. Tomar el camino que nos lleva hacia El, siempre será una decisión constante, incluso. El camino hacia Cristo es angosto, estrecho. Tomar atajos nos hace perder nuestro rumbo. Durante estos tiempos me familiarice, se me hizo rutinario cantar musiquita bonita con temas puros y letras evangélicas, hasta de buena onda, con ritmos muy actuales; Escuchar predicas contemporáneas, que nos incitan a seguir, nos brinda pasos de cómo vivir una vida consagrada es interesante; hablarle a Él, a veces sin mucho sentido había sido algo muy familiar, muy normal; pero realmente lo que ocurrió, es que me había apagado, había tomado atajos en los cuales me había perdido. Lo mas de todo, lo mas relevante aquí de este asunto es que no me había dado cuenta que había tomado atajos para llegar a El, que había colocado la verdad en ideales, en ideas, y que había reducido todo: “A mi propio estilo de vida”, como nos pasa a muchos. No me había percatado que había perdido el amor, el deseo, el gozo por El y hacia El y más ahora cuando ser cristiano es ser “Play”, cuando está de moda, cuando no hay resistencia en la sociedad, porque de cierto modo ya están familiarizados con hablar de Cristo, o ser “Cristianos”. La moda ha de pasar, pero; ¿que pasaría si esa moda se iría? ¿Seguiríamos a Cristo y todo lo que eso demanda de nosotros?

Jesús dijo: “yo soy el camino, la verdad y la vida… ” y cuando lo dijo hacía referencia a una forma propia de (Jesús) de hacer las cosas, eso quiere decir que te va a guiar, y eso pide obediencia, confianza en El, y soltar tu propio GPS. Sé cuánto cuesta y que complicado resulta actuar con lo que nos enseña la palabra, en vez de hacer lo que sentimos, lo que anhelamos, pero que terco somos, que torpe somos y no entendemos. Nosotros queremos hacer de ese camino nuestra forma, nuestro propio atajo para llegar rápido, porque todo lo queremos ya. de esa verdad unos ideales, algo muy ligero, no pesado, no molestoso y de esa vida nuestro propio estilo, pero eso no funciona, no va a funcionar, y nunca ha funcionado. Uno por lo general, y en algunas frecuentes ocasiones reacciona, despierta ante circunstancias que te hacen mirar bien ¿quien es Dios para mi? Entonces . . regresamos a su camino, a su verdad y a su vida, pero a veces no es tan cierto, porque uno regresa más bien a nuestra vida cotidiana, a nuestras pasiones, presiones, y no queda mucho en nosotros. El amor hacia El, debe avanzar, es una lucha, es como una desesperante situación que te conlleva a su búsqueda que no ha de terminar.

¿No hay problemas? En realidad ¿que sería un problema estando con Cristo? Puedes hacer las pases con El, pero  puedes realmente no ser su amigo. Nuestros sueños, sentimientos, bondad, caminos, no harán que lleguemos al cielo; al final nuestro camino, nuestra verdad y el estilo de vida no gana batallas, solo nos distrae. ¿Cual es tu camino, tu verdad y tu vida?

Mis Ojos

Nada está escrito en su totalidad en mi libro de historia, así que sin tanto sonido, aquí estoy a oscuras. Empieza está noche, demasiado sublime por así tratar de escribirlo. Aquí estoy con ese silencio que es tan agradable, y con estas inmensas y fuertes gotas que se mueven dentro de mí y que salen como rocío de la mañana. No pensé, ni imaginé llegar a donde estoy, pero Dios ha sido un groso conmigo.

Yo prefiero escribir, que hablar, prefiero a pocos que a muchos. Sin duda alguna he visto mis ojos frente al espejo, los he visto saltar sin paracaídas como un niño detrás de niña linda. Los he visto quebrarse ante el dolor por la ausencia de alguien que ya no está aquí en mi globo. He visto mis ojos callarse durante años por esa ausencia de un abrazo que hubiera calmado mi descontento ante las adversidades que no entendía. He visto mis ojos no parar ante aquella soledad que viví de forma libre ante mi depresión. He visto como me preguntaba cuando daba todo de mí y no salía nada bien, pero sobre todo he visto cuando me miro y me dio un lugar cuando no me encontraba yo y son los mismos ojos que cada día, El le da vida, los mismos que me dio al nacer.

Cuan duro es estar de pie resistiendo. Cuando duro fue aquel febrero del 1987, cuando los doctores no daban nada por mí y mes después, salí con esos ojitos de inocencia y sonrisa. Cuan duro ha sido aceptar cosas que no hay, y que tanto necesitas como el mismo aire. Cuan duro ha sido escribir tantas letras, con tantos momentos guardados en mi gaveta de memoria. Cuando dura es la vida misma, y elegir a cada segundo a ti, El que me hace fuerte en mi debilidad. Cuán grande es ver como mi corazón se levanta de la nada y da un segundo más.

No hay regaló más grande en el mundo, que ustedes me pueden dar. No hay sonrisa más bella que la madre de Haku me quiera dar. No hay nada que podrán hacer, que me alegre demasiado el corazón que saber que Dios pensó y planifico un día en el mundo para que yo naciera y ustedes me conocieran.

Gracias a todos, los que siempre me leen, y los que hoy lo hacen. Aquellos que apenas se asoman por la ventana. Aquellos que ya tienen momentos conmigo. Aquellos que ven de lejos y aquellos que comparten calidad de tiempo. Aquellos que discuten conmigo, y los que saludan en mi Twitter. Aquellos que tratan de entenderme y los que no. Aquellos compañeros de iglesia, de trabajo, de vida, Gracias por su espacio. Gracias a los que son familia pinguinera, y a los de la monada. A los dos que admira mi alma: Becky & Manger (hermanitos), y a la gloriosa mamá que nunca me dice un No para mí. Gracias a niña misteriosa por dejarme estar en tú playa y tirarme arena a cada momento con tanto amor puro y hacerme crecer, y a Pitufinha por ser la niña de Neptuno que está cuando otros duermen.

Y que sí Dios es un groso? Jejeje es un súper groso, aun cuando hago bien o hago mal o  cuando todo está mal para mí.