Casi cuatro años

“Pasan cosas, pero no hay razón para distraerse”

10991178_10205709167385182_7664649925736267229_nEres una de mis victimas. Casi cuatro años se escribe muy rápido en cualquier teclado, muy rápido al pronunciarlo, y si le pones una canción, tal vez dure un poquito más, pero la realidad de mi vida dirá que no lo es. Casi cuatro años no es tan suficiente para escribir te quiero una noche donde estamos perdidos, deprimidos y destrozados, y nos tenemos allí. Casi cuatro años no es suficiente cuando hay una serie de preguntas que aun no se han resuelto, con un vaso de café que esta por la mitad. Casi cuatro años no es suficiente para gritar de felicidad cuando conseguimos alcanzar una meta. Casi cuatro años no es suficiente para seguir queriendo como te quiero. Casi cuatro años no es suficiente para abrazarte, y para que abrazaces al pingui, que por cierto abraza fríamente, aunque por dentro sea un lago colorido de amor. Casi cuatro años podría pasar para cualquier otra persona, pero para Ben no.

Andas, conoces bien lo que es pasar de Alaska a Saturno y gastarse los pies, descansar en un bar, y escuchar algo de Coldplay. Luego gritar, estornudar, y no tener pastillas para la gripe. Seguimos el camino para que llegaras a Saturno. No te pedí que lo hicieras, pero tus piecesitos decidieron hacerlo antes de conocer mis delirios, y luego después seguiste con Ben, cuando yo era un desconocido sin fama, y sin dinero. cuando pagaba por tener alguien que me acompañara en la soledad, en el silencio, y si, así inicio esto que hoy gratamente le llamamos amistad infinita,  más que un sentimiento bonito, una relación  . . (Aquí, Satuno llora un poco) una relación que cuido mucho, porque me importas pitu traviesa, y me interesa que estés bien, siempre bien.

“Algunas Noches el Silencio Rebota Y Se Expande Arbitrariamente Dejando Huellas De Dolor”.

Recuerdo que mis cosas no salían nada bien, mí corazón parecía de todo, menos un corazón. La vida amarga, y pocas oportunidades de tener un vaso de helado para mí. Pero así, eres tú, terca, inamovible, y aunque pasamos tiempo difíciles donde lo mas lógico era irte, lo mas sencillo era eso, olvidarte, y tenerte como un recuerdo de una amistad que fue pero que ya no es; pero aquí estas, jodiendo en Saturno, apurando lugares, divirtiéndote en medio de todo.

“Te vas a joder, porque no me voy a ir de tu existencia. Vas a tener que enterrarme cuando Dios así lo decida, y vas a tener que cuidar al valiente de Haku, y la dulce de Emi, y la reina de mi esposa”

Tal vez, el mundo este en su afán de lograr que se yo, pero por favor sigue con tu vida, con lo que has sido durante estos años, no mires atrás, no desgastes tu mirada en comentarios de personas que nunca están, o que simplemente intentan distraerte, sigue, lucha y sigue fuerte.

Gracias no tiene un significado muy detallado en Saturno, pero creo que es la palabra que se acerca a lo que hoy puedo decirte en un día donde a Dios le dio el placer de crearte. Creo en ti, en lo que haces, en lo que escribes y en lo que sueñas. Sigue siendo tú, aunque te equivoques, y seguramente yo quede un poco perdido de tu vida, aun así, yo seguiré allí como el terco que va a querer joderte siempre, con Haku, o sin Haku, con tu novio o sin él. Recuerda que no te escaparás de ser mi victima. Ya una vez en Saturno, siempre Saturno. Y la fotografía de nosotros, viene pronto, porque necesitamos cambiar el afiche del cuarto que está en el lago de Sarturno.

Anuncios