Apenas comienza

Mi vida era normal, siempre creí eso. Crecí en un hogar disfuncional como otros. Pero siempre sentí que era alguien que debía algo. No era parte del equipo de fútbol, y nunca me veían para jugar. No era el más alto, ni el musculoso, ni el dueño del balón. En clases no sobresalía con mis …

Anuncios