Me llamé soledad, y Él se llamó compañía.

La sensación del error, el paso que ya fue, es como he vivido durante un tiempo.

Me equivoqué como lo hacen los expertos del clima. Falle como lo hizo Roberto Baggio en la final del 94. Escuché los gritos muy cerca, de los extraños, de los que saben mi nombre. La recriminación de mi consciencia. Así caminé noches como pude, escondiéndome de mi, del espíritu de los que están cerca, de los que viven lejos de Alaska. Me Ausente de mis preguntas. Escuché cien canciones de esperanza, pero me perdía al terminar la noche. Entonces, para aprender de la vida hay necesidad de equivocarse.

2015-04-Life-of-Pix-free-stock-photos-coffee-people-table-cup-morning-leeroySon muchas las veces en que he necesitado fuerzas. En que he necesitado que la esperanza sea real, no una teoría básica de aventura. Pero sin lugar a las dudas, soy ese que salto con miedo de la montaña sin protección, sin medir la atura, sin saber la temperatura que debía resistir para continuar, para llevar una  vida decente. Pero salte, sin pensarlo mucho, salte escapando de un mundo desigual y de un montón de cosas que no quiero mencionar ahora. Salte por mi y en parte por alguno de ustedes. Salte para conocerme con el miedo, y lo que eso significa. Y así, fue que conocí en corto tiempo lo que hay entre el salto y la caída, que es el mismo tiempo que existe entre el placer prohibido (por así mencionarlo) y sus consecuencias. Luego de allí, no hay borradores, ni atajos como en el teclado. Las noches no llegan a ser noches, el placer no se siente igual, las compañías se sienten solas, la música no me lleva a ningún Saturno, el lápiz no pinta nada, y el papel no escribe nada digno.

Ahora, una vez abajo, inicia un proceso que no se detiene, es algo inevitable y es pensar distinto. Cuando se vive en carne propia te das cuenta de muchos detalles que en la gloria no se hacen notar. Cuando estas abajo te das cuenta que el mundo tiene niveles de miseria, de gloria, y de humanidad. Es el proceso de ver que cada persona tiene un mundo y que hay que respetar sus héroes, sus enemigos, sus pasiones, sus ideales. Que tiene sueños que no son tontos, y que ese sueño es lo único que lo hace vivir en ciertos casos (Por eso, no estorbe, no ensucie lo que ellos han hecho por seguir)

cropped-fotorcreated1.jpgQuizás uno de los mayores problemas que he tenido es tener conceptos errados de amistad, de amor, y de muerte. Por eso, guarde trocitos de vida negra en una caja y lo asegure en el fondo de mi. Aprendí con el paso de los días a dejar a un lado a ciertas personas que son toxicas. Creí que eran  noches de derrota, por que así piensa la gente en general cuando se caen, y aunque luego digan frases de superación, en el fondo prefieren nunca caerse, y allí, en ese mismo pensamiento yo me derrote. Por eso ese salto inesperado, no premeditado, fue una gran acción. Aprendí más equivocándome que teniendo la razón. Porque me apuñale con las preguntas que solo abajo me haría y que tendría el valor de responderme. Abajo es un lugar desamparado de la tierra. Es el eco con derrota.

Me llamé soledad y Él se llamó compañía. Me llame cansado, y Él se llamo fuerzas. Me llame deprimido, y Él me llamo amigo. Hubo golpes en la cara, en el alma y debajo de mis ojos. No hubo pasaje para abandonar el país de la lucha. Hubo oscuridad para conocer otro camino a la esperanza. Una esperanza dirigida. Las circunstancias son algo natural. Existe muchos silencios abajo y seguramente callar sea un idioma, pero también es un acto de tortura cuando nos sobrepasamos en ella. Las personas se oscurecen, pierden el rumbo, se vuelven egoístas, quedan huérfanos, y se alejan de mi (Eso es normal).

Lo real en esto, es creer que se puede caminar herido, que se puede llevar un muerto (el alma), aun arrastrando una oscuridad hasta poder llegar hasta la esperanza, pero eso no ocurre por fuerzas propias, eso ocurre de repente, eso pasa porque Él está, Él llega, Él aparece. Puedes hablarle en silencio, Él conoce el idioma perfectamente. Él sabe de miradas tristes, y cargadas. Él sabe de oscuridad, de traición, de abandono, ,de depresiones. Él continuo conmigo en la caída, en lo bajo. No salio, ni escapo, no canso de la comida, de las mimas canciones, ni ponerme cada seis horas la venda, y ayudarme a caminar.

Aun sigo despertando con las vendas, y Él allí.

Yo acepte su amistad.

Anuncios

Un día como hoy

FotorCreated

No recuerdo cuál es la regla o cuáles son los parámetros para hacer un buen escrito por las normas de gramática y afines de ella. Yo siempre me considere un desobediente para ciertas reglas, de hecho alguien una vez me dijo que las reglas se hicieron para olvidarlas, pero aún cuestionó ese argumento letal que puede cortarnos el equilibrio. No soy muy audaz con las palabras, y con las letras me va igual que con las mujeres: “a veces si, otras no”.

“Los amigos no necesitan permiso para llamar, para entrar, para guardar silencio, para estar deprimidos, para levantarse, para no tener dinero con que pagar una lata de Smirnoff, para errar, para reír, para llorar sin lagrimas. Los amigos son el escaso tesoro que debes hallar una o tal vez dos veces en la vida” ¿Qué es un amigo? 

fffHoy parece ser un día tradicional en el que nos han colocado a vivir. Para mi es el recuerdo de una fecha dónde el creador le dio vida a alguien que afectaría mi mundo y me haría preguntas sin que ella tenga la necesidad de pronunciar palabra.

En medio de estos cuatro años de estar, de leer, de visitas, llamadas, mojadas de agua lluvia en plena 72, de empalague de Chocorramo con Pony Malta, de una cerveza que va y una respuesta que entra, puedo escribir que los millones de corazones que hay en este mundo caótico, y aveces tierno, tengo el privilegio de escucharle, de considerar su vida cercana a la mía, de tener tiempo para hablar de ella con mi padre y de que sea parte de Ben.

En medio de mi pérdida y mi ganancia, de mi distracción y emoción, de mi terquedad y ambición, entre Alaska y Saturno, que bien le hace al mundo un día como hoy. Gracias porque aun sigues insistiendo en vivir, en no abandonarte aunque a veces sea un buen plan para dormir un rato de la vida, pero aquí estamos y si Dios lo ha permitido es porque podemos inquietar a varios corazones para que puedan hallar la luz.

El amor es gratuito

Soy la novia, parte de ella, y durante un tiempo atrás dediqué algunos de mis escritos a ser irreverente con ella, diría que de cierto modo molesté e incomodé aquellos que pertenecían a ella. Decía las cosas como las asimilaba, como las vivía, como las maquinaba, y así me expresaba.

Yo era un chico tranquilo, casi ni me notaba al andar por las avenidas, ni en la iglesia, a pesar de haber nacido y crecido en una de ellas. Al terminar casi mi adolescencia mi corazón se convirtió en piedra por ciertos episodios que algunos de sus líderes provocaron en mi(al fin humanos).

10152608_10153436361044069_948017045240212966_nYo era de esos que usaba las letras para dejar pequeños huecos, para que otros explotaran con comentarios. Era un chico molesto con esos que gritaban los domingos por la mañana, que exigían cierto tipo de vida para . . Pero que entre pasillos, ellos no tenían mucho que exigir. A pesar de eso, yo me sentaba en la banca de la iglesia a esperar el error para criticar, para señalar lo mal que andaban. Yo era de los que cínicamente me burlaba de las aburridas canciones que se cantaban, de lo mal que improvisaban me fastidiaba el mismo verso de sus predicadores, y de los tradicionales eventos que siempre pretendían insistir.

Mi rebeldía, mi sarcasmo, mi punto de vista, nunca o la mayoría de veces estaba de acuerdo con lo que la iglesia hacia, pero aun así yo seguía allí. Debo decir que hoy, luego de muchas circunstancias fallidas, de derrotas miserables, de tantas cosas, confieso que nunca fue bueno lo que hice, lo que pensé premeditamente, lo que escribía en algunos de mis post, aun cuando pudiera tener la razón en algunas cosas, nunca es y seria el camino para hacer ver algún error de aquellos que lideran.

Yo necesite caídas, algunas muy grandes, casi catástrofes para verme a mí, para que la rebeldía, el enojo, la molestia, el dolor pudiera menguar, para que yo pudiera perdonar a aquellos que una vez me hicieron mal, directamente y unos casos indirectos. Yo necesite tiempo con Dios para poder escuchar consejo alguno. Necesite ser conmovido con el dolor, con la impotencia. No fue algo de meses, fue algo de años. Y es que no es sencillo el tema, la iglesia de hoy vive tiempos depresivos, tiempos bipolares espiritualmente hablando. Somos señalados por todos: la política, las religiones, los mismos creyentes, los que van a veces, los que nunca van. Y aunque hay algunos que practican un amor doble, un amor que todo lo cree a ciegas, un amor sin conocimiento en las escrituras, y es por ello que hay algunos que hacen carrera dentro de la iglesia.

Lo único que Dios recompensa en público es lo que nadie reconoce, lo que la gente no puede ver. Podemos irnos de esos lugares, de esas personas que alguna vez le hicimos un bien, un servicio, o donde participamos, y nadie nos debería nada. El amor es siempre gratuitito, y si no lo hicimos por amor, entonces hay algo mal. Todo se lo debemos a Dios. La gente debe darse cuenta de que Dios puede satisfacer nuestras propias necesidades.

A pesar de todo eso, de los errores de la iglesia, de los humanos que allí van, y vamos, debemos aceptar eso, aceptar que somos humanos primeramente, que tenemos errores, que llevamos corazones que son procesados, que son llevados a circunstancias extremas, y que en ciertos momentos específicos no sabemos qué responder. No es fácil el público, no es fácil el creyente que va con sus dudas, sus preguntas que desean ser respondidas, o aquellos con carácter difícil que exigen, que piden, que no cambian, que incluso sobrepasan el respeto en algunos casos. Nos hemos vuelto poco tolerantes, poco compresivos, con aquellos que dan su tiempo para que otro corazón sea escuchado, para que sea restaurado.

10427335_10152597858174069_8801421146620781270_n

Iglesia en el agua “se encuentra cerca de Tomamu en el corazón de la isla de Hokkaido, norte de Japón”

“Si eres parte de la novia, de la iglesia no la señales, no la maltrates, no la ofendas, ni la critiques. Es la novia que espera a su Rey, es el pueblo de Dios, su iglesia, nuestra familia y nuestros hermanos” Fabian Liendo

Por eso da fruto donde estés, enseña, sirve con amor, ámalos, da amor, ama a los imperfectos, a los que tienen el anhelo de servir, a los que no, a los que no opinan igual que tú, ama, atiéndelos, escúchalos, respétalos, y ora por ellos. Que el mundo pueda ver tu caminar, no tu popularidad, tu fama, sino la verdad que abraza.
A veces nos preguntamos ¿Por qué no pasa esto en la iglesia? ¿Porque esto es así, porque no hacen esto? Y la única respuesta más rápida que tengo es: y si lo haces tú. Qué tal si, comienzas por ti, dentro de ti comienzas a construir la iglesia, y dejas a un lado la crítica, que tal si naces de nuevo, si olvidas tu nombre, tu apellido, y mueres a todo ello para ver la gloria de Dios. El evangelio necesita ser presentado como es Jesús, necesitamos ser fieles, porque en realidad no nos debemos a una vida o un estilo cristiano, estamos consagrados a la voluntad de su amor. Es absolutamente necesario morir, desaparecer nuestros deseos y pretensiones para que el mundo pueda ver lo que realmente necesita ver: a Cristo.
Sigue con la carrera, continúa una milla extra. Extiende tus manos para sanar, para levantar, para secar rostros húmedos. Sé el hijo de Dios, el hijo que Dios desea tener. Jesús ocupó nuestro lugar en la muerte, entonces no le quites el lugar a otro para que sea transformado, no distraigas su atención de su amor. La iglesia es un proyecto de Dios, no de nosotros. La unción de Dios nos pone al servicio de Dios y de la gente, no es un trayecto verticalista donde unos tienen privilegios sobre otros

Deja que Dios sueñe con tu vida, que Cristo viva su vida en ti, y esa debe ser nuestra alegría. Que Dios nos ayude a conocerle, que Dios nos ayude.

Inesperado Blue

Espere que el ruido pasara, que las aves se marcharan a su hogar, y que mi silencio volviera a ser neutro. Escuchar a U2, del legendario y revolucionario Bono tocar esas piezas infinitas, trae tranquilidad que necesitaba para escuchar el corazón latir y descifrar lo que me había ocurrido (#InesperadoBlue).
Regrese a casa, con una bolsa azul que ha viajado más que yo. Y no es cualquier bolsa, es otra de esas excusas, de esas historias que organiza Dios para mostrarme algo, para decirme algo especifico: “te sigo amando, querido Ben”.
A Dios le encanta sorprenderme, y aunque yo soy de esos que no sé reaccionar con las sorpresas; por dentro, soy puro fuegos artificiales de muchos colores, y Él lo sabe muy bien.
Pasaron semanas cuando una tarde de medio día, mientras organizaba la producción, un sonido de notificación registro un saludo. En medio de la prisa, mire y me saludaban desde los Ángeles, California. Leí muy rápido, demasiada prisa tenia, y vi una foto azul, una bolsa azul que decía: “Chelsea. Me detuve a leer nuevamente, y la emoción se volvió gigante, la producción ya había iniciado, y yo volví a observar la foto azul, releía la conversación. No podía creerlo, pero debía creerlo.
Hay regalos que sorprenden la vida, que hacen un alto en la rutina encantadora y a veces desdichada, en el ruido de las ventanas y los semáforos en rojo, en los recibos por pagar, y en las charlas acumuladas con los amigos, pero hay regalos que no son regalos; hay regalos que son hechos históricos, que marcan un punto exacto en el corazón. Es una señalización en el camino que Dios está indicando, es un beso del cielo, un abrazo tierno del padre.
Karina Gaydos-González, es la hija de mi jefe, con quién hace poco he tenido contacto y que pude conocer a ella, y a su familia en una visita reciente a Barranquilla. Allí compartimos algunos pequeños momentos. Cyril, su esposo y Matthew su hijo son rojos; seguidores de un club histórico de Europa como Liverpool; pero yo, Ben, soy seguidor de la capital de Inglaterra, Londres. Yo soy azul del Chelsea (En otra oportunidad contare la historia, de porque azul)
Con Karina he tenido la oportunidad de trabajar Online en Radio Caribe Sano (es la Radio de la Fundación Caribe Sano) en una franja musical. En Diciembre del 2015 (Creo que esa fue la fecha). La familia Gaydos-González fueron a Inglaterra. Y medio de conocer lugares, avenidas, sitios históricos. Deleitarse con la comida, la cultura, y las historias. Los rojos llegaron al emblemático estadio Anfield. Por las fotos, supe que vivieron un partido de la Premier Ligue, fotos, mordidas de uñas, suspenso, drama, emoción, eso algo difícil de explicar.
Hasta que llego el suceso Azul, una historia heroica. Los rojos fueron hasta el Stranford Bridge, el campo azul. ¿Porque? ¿Para qué?

Porque Dios así lo dispuso en el corazón de Karina. Los rojos no querían. Los rojos y azules no se quieren casi nada. Pero lo hicieron, y me compraron una bolsa azul (Suvenir del Club Chelsea, un producto oficial del Club. Una bufanda #TheSpecialOne Don Mou. Que de hecho llego justo a tiempo, ahora que padezco de una Bronquitis Aguda, y que mejor que lucir la mi equipo).
Al regreso, en el Taxi, el teléfono de Matthew se quedo, que de hecho cabe anotar que estaba en Modo Avión #Fail
Creo que es y fue una incómoda situación, por todo lo que eso significa. No quiero pasar por esas horas en ese suceso. No sé como reaccionaria yo, pero, lo trágico era saber que el siguiente día, fue el vuelo de regreso a su hogar en los Ángeles, California..
Días después, informaron de Inglaterra, la aparición del teléfono de Matthew. Y llego, el teléfono. Qué cosas, hasta en esos pequeños e inmensos detalles Dios tiene todo el control.
Yo supe la historia luego después de todo. Mire las posiciones de cada uno, y lo único que se me ocurrió decir es: “Dios se hace unas historias increíbles”. Poner en el corazón de una familia que está lejos, y que a bien decirlo, no me conoce mucho; Pero Dios . . Puso el querer y la disposición para un regalo para Ben.
“Agradezco mucho todo el esfuerzo, y cariño de ustedes para Ben. Aprecio mucho esta historia, este regalo de parte de ustedes. Sé que Dios los cuida, y los guarda, y sé que siempre lo hará. Emmanuel, Dios este con ustedes, Gaydos-González”.
Hay cosas que no sospechamos que sucedan. Afuera, lejos de nuestra visibilidad, de nuestros oídos; Dios orquesta sorpresas, regalos, episodios que harán de cambiar nuestra manera de vivir, nos enseñara, nos mostrara algo, pero para eso, hay que confiar, y seguir confiando en Yahweh, en su amor, en su fidelidad y misericordia. Nos afanamos, corremos a prisa, y olvidamos por momentos largos que Él también se ocupa de nuestros asuntos importantes, pero también de esos detalles que harán alegrar nuestro corazón.

Amar en teoría no es amar.

Amar en teoría no es amar.Haku: ¿Cómo conquistaste a mami?
Ben: Pensando . . (Espero tener más de tres cuadernos para cuando pregunte eso mi pequeño.

Creo que Haku desearía escuchar, que su padre Ben luchó incansablemente contra una manada de gigantes, que derribe puentes de miedo, que salte a pie descalzo al otro lado del mundo por su amor, que siempre la espere, que guarde silencio cuando estaba enojada y se desahogaba. Que ame a su abuela, aunque ella no gustara de mi al principio. Que ore por ella antes de conocerla. Que me sacrifique, que siempre la ame a pesar de mis continuos errores, que aunque era un tonto siempre busque la ayuda de Dios.

Pero se imaginan si la respuesta sea:
“Es que casi no lo hago”

¿Triste cierto?

Pero Dios, lo hace a cada momento. Dios nos conquista tanto, que El tiene una memoria fresca, tiene siempre una expectativa cuando llegamos donde El.
Que la presencia de Dios, que tus platicas con El, no se vuelvan tan familiar y aburrida, que no se nos olvide Quién es El.
Una relación honesta, y sincera con Dios no es fácil, no es sencilla, pero El está con nosotros, y ante eso, su amor está allí en lo secreto de nuestro silencio.

Si luchas por una chica, cuanto más por Dios, cuando El es él padre de esa chica. Cuando es quién nos ha sostenido en Todo.

Amar es un universo infinito de sacrificio que palpita, y pide a gritos: que actúes, que te muevas.

D I O S I N F I N I T O

No obstante tarde un poco más de lo acostumbrado en mi noche para dormir. Subí mis pies sobre la silla. Tomaba un sorbo de Coca-Cola, y recostaba mi espalda sobre la silla azul. Escuchaba al fondo la melodía de Tenth Avenue North. Meditaba. Así pase una larga, bella y hermosa noche romántica.

Guarde silencio, no ese ensordecedor, ese que te da ganas de llorar, ese que tiene un acelerador en el alma, ese que no resiste el corazón con hielo, ese mismo que muchas veces me obligo a lidiar sin otra alternativa, no, este silencio es el bello silencio de escuchar, de estar tranquilo ante su dulce voz, ese que te dice hijo.

Las horas no pasan, no generan ningún fastidio alguno cuando estas charlando con Él. Lo que escuchas de Él, son respuestas preciosas, son planes que siempre ha tenido para mí. Es un bálsamo saber que existe Él siempre para mi, y que inmensidad saber que yo existo por él.

Hoy, después de un año, sonrió a pesar de las dificultades que hay en Alaska. No pensé que volvería, no lo imagine, eso no estaba en mi Gps, sobre todo por el tamaño de mis decisiones, pero qué difícil es conocerle y seguir siendo el mismo. Es totalmente irreverente creer que podía con mis ideas, con mis pretensiones de seguir y vivir como si nada.

Más que hoy, es saber que soy feliz por su amor infinito, por su imparable amor. Un infinito que sobrepasa las ecuaciónes matemáticas, que supera lejos el romanticismo puro y natural, un infinito de estrellas hechas todas para mí, un infinito que esta cuando estoy bien y cuando no. Un infinito plagado de sorpresas. Su Amor un infinito eternal.

IMG-20150818-WA0007-01Dios es amor infinito, y uno a veces llorando por alguien, que a veces ni es correspondido. Dios dándonos amor infinito y nosotros  tomando el camino de más banca rota.

Dios te quiere, siempre lo ha hecho. Yo siempre he creído, y he pensado qué el problema nunca ha sido Él, que siempre he sido yo. Pues yo soy el que lo ha dejado de amar, de buscar, de escucharle, por mis razones, por mis comodidades, y con todo eso, Él sigue tan igual amándome, sacando el sol todas las mañanas, refrescándome con la brisa, inundando mi mundo de aire para que yo respire, alimentando la creatividad que me ha dado, y a veces tenemos el descaro de enojarnos, e irnos, y ya. Pero que enorme se hace su amor cuando no podemos más, cuando ya las soluciones no quedan. Nos da miedo, y escapamos. Su Amor es real, tan real como un beso, de un abrazo. Dios te quiere, y Dios te ama. Qué tal si ahorita te vas de paseo con Él por el parque, y charlas un rato, seguro tiene cosas que decirte, pero déjalo hablar y escúchalo, seguro te sorprenderás lo que tiene para ti. Que tengas feliz noche. Gracias por leer, y dejar sus comentarios.

Mañana es tarde, no hay tiempo en él

d11d5779dfcd587da336ff636a2f18f4Esperamos respuestas, y buenas respuestas. Pretendemos abrir nuestros ojos por la mañana y que por la ventana tengamos paz. Soñamos con tener el control de una vida con Dios. Una vida agradable, prospera, evitando a toda costa el sufrimiento y por si fuera poco queremos que un montón de cosas se puedan dar. Y no está nada mal querer ese tipo de vida con Dios. Pero a la vuelta de un momento mañana es tarde y no hay tiempo en él. Aquí detengo mi auto, y bajo algunas calles hasta llegar a playa y preguntar si en verdad pretendemos eso? A lo bien, ¿queremos eso? Y la respuesta es sí. Anhelamos que nuestra vida sea agradable, buena y con él.

Lo sorprendente de todo es nuestro esfuerzo agónico con lo poco que hacemos, cuando todo se amontona. Tal vez, estamos pretendiendo mucho con tan poco. Y en este aspecto no tiene nada que ver la fe. Tampoco la gracia majestuosa, ni el amor desmedido de Dios sobre nosotros. Tal vez no estamos entendiendo bien lo que Dios nos está diciendo, quizás no comprendemos sus palabras, sus letras, sus manifestaciones, y quizás su misma creación. Tal vez estamos mirando tontamente el dedo cuando hemos perdido de vista el inmenso cielo de estrellas. Tal vez nos arrinconados en una habitación de rutina a la que solemos llegar porque si, porque necesitamos algo con suma desesperación. Pero nuestra vida va como los domingos por la mañana, con una oración que ya ni es oración, con una adoración que se volvió canción porque ya no lo vivimos. Nuestras… Tantas y tantas cosas, personas, circunstancias han hecho de nosotros un trazo predecible. Tal vez perdimos el lenguaje con él. Ya no hay comunicación, solo vacíos, recuerdos espirituales. Nuestra vida se volvió más importante que él. Y eso costo el hecho de no tomar en serio su lenguaje, su voz, la Biblia, el hablar y escucharle, hacer su voluntad.

Su luz sobrepasa toda inmensidad. La oscuridad conoce de él, ya lo ha hecho antes. No dejes que el ritmo de tu vida apague todo, no permitas que tu no entrega, tu no sacrificio, tu bobera, tu fatiga temporal, tu distracción, tu depre espiritual te deje fuera de toda una eternidad con él. Mañana es tarde y no hay tiempo en él.

Asma Emocional

No sentirlo, que nos causa?

Aceptar no sentirlo, que produce en ti?

El ha seguido estando en la soledad de la oficina, en la carrera agobiante del stress, cuando se acabaron las pilas de mi corazón, cuando el café se derramo sobre el proyecto de mi vida, cuando no tenía que escribir, cuando no tenía ni la más remota idea de que decir como respuesta. Siempre ha estado.

Estaba roto. Tenia asma emocional. Me ahogaba, me deprimia, nada me salia bien. Sufria. Creo que necesite estarlo. No escuchaba la voz, ni el consejo de nadie, no basto mi débil experiencia, aun cuando habia pisado ese sendero. A veces vamos a necesitar y estar estrellados a pedacitos. Mi corazón necesitaba morir, para que viera con sus ojos de cristal como es vivir de verdad. Necesitaba llorar hasta el fondo. Estaba débil, frágil, y vulnerable. Aunque yo siguiera pensando que podía continuar mi manera de enfrentar la vida, pero que va. . No podia mentirme más. Para que hacerme esa idea mental, cuando lo que necesitaba era su abrazo y que nunca terminara. Necesitaba reconocer que con él respiraba, que no sufriría de asma emocional.

Creerle a él, es fe. Es saber que existe, y . . . (Esta es la parte donde llore, mientras escribía). Escribir la verdad. La gente nota que algo cambia, se nota como se escribe, como se habla, y sobre todo: “como se cree” y se enfrenta ahora las circunstancias.

la bibliaNo quería un intento más, para ver que ocurría con mi tiempo, con mi vida. No era para mirar que cosas buenas iba a ocurrir con mis sueños, con mis deseos. Hay que sentir su presencia. Creo que antes de que todo termine en tu vida, debes sentirlo, debes tener una charla con él, no importa lo que sea, debes. Tal vez me digas que nunca te ha hablado, y yo debo decirte que siempre lo ha hecho: La Biblia, un libro entero. Tal vez me digas que nunca lo has sentido. Lo has sentido a cada momento con la brisa, con la luna, con el sol, con ese aire que respiras. El te ama. Lo aceptes o no, eso no cambiara su forma de hacerlo.

“Aquí está mi corazón

Tú eres la luz sin oponentes

Tengo esta vida  porque tu le das el respirar.

Aquí está mi corazón

Jesús tu eres el todo

Escrito la verdad, porque tú eres mi verdad

Dios glorioso eres”.

Dichoso y feliz

“Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece..." Mateo 5:1-3 (NVI)

“Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece…” Mateo 5:1-3 (NVI)

Me ha costado tiempo, cierto tiempo. Algunas innumerables circunstancia apretadas contra la pared y mucho orgullo. El sistema de este mundo nos ha enseñado y sigue enseñando a valorarnos a nosotros mismos, a poner toda nuestra confianza en nosotros y de ese modo no depender de nadie por nuestros resultados. Es una independencia absoluta en lo que hacemos, en los escalones que damos. Pero que cruel cuando caemos, cuando no lo alcanzamos, cuando todo se viene al suelo. Allí me pregunte muchas veces ¿Quién nos ayuda en realidad? ¿Quién va a nuestro encuentro ante el suelo inminente?

Cuando llegue ante su presencia me dijo: “Dichoso y Feliz, Ben“. No lo entendí, a lo bien no lo comprendí. Paso mucho después cuando volvió a ocurrir. . Atónito, mi llanto tenso comenzó a descender. Sentí como el corazón se desdibujaba, y se arrugada con preguntas. Recordé toda la impotencia, porque había estado luchando, intentando darle solución a mi propia vida, y no lograrlo era fuerte. Me vinieron muchos pensamientos cavernícolas.

“Dichosos los pobres en espíritu, porque (1)

Dichoso y feliz” es, darle la responsabilidad a Él para que lo haga por mí, y eso en el sistema de este mundo, y hasta en el propio, no se ve bien. Comprender eso, es difícil. Son luchas internas con una cantidad de ideales puestos, con formas de vivir, y la costumbre de hacer todo al modo de uno, al propio yo. Algunos le toma toda una vida, otros accidentes, perdidas, a mi me ha costado todo el orgullo para llegar y habitar en su dependencia (Se escribe corto, pero son largas las noches de invierno).

Dichoso y feliz porque está aquí. Así nos sentimos en cada momento cuando estamos cerquita de Él. Cuando pasas o estas en la verdadera angustia, en el desastre, encontré la fortaleza y el refugio que no hay en ningún otro abrazo y lugar. Es descansar estando en la tormenta, los ojos llegan a cautivarse, el cuerpo se lastima y pide alguna reacción, los pensamientos van a mil, pero allí, en ese instante los dichosos y felices descansan en Él. Es el momento incomodo para la gente porque te piden actuar, la vida misma pide hacer algo, así sea algo loco, pero para los que creen en Él la vida, las circunstancias, las personas no te dan duro. Lo peor que a una persona le pudiera suceder estando en Él no lo tomara desprevenido.

Dichoso y feliz porque abandonar el orgullo en la aflicción, es para los que verdaderamente creen totalmente en Él. Ante mi incapacidad aprendí a entregar la llave del corazón. Las fuerzas, las habilidades, nada de eso alcanzaran. Dichoso y feliz los que espiritualmente se encuentran en una desgracia total y dependen totalmente de Dios y de su gracia. El camino no es fácil, nunca lo sera, pero con Él todo saldrá bien.

La vida también es bella

Toda la gente está atrapada en las autopistas Con carteles que dicen, "hazlo a tu manera" Pero todos hemos perdido la pista pronto como llegamos control

Toda la gente está atrapada en las autopistas Con carteles que dicen, “hazlo a tu manera” Pero todos hemos perdido el control.

Como gira el universo, como aparecen las estrellas sobre el firmamento. Las nubes se ruedan, y los buenos recuerdos aparecen como buenas sombras, las sonrisas se muestran y el gran cielo logra capturar tan agradable imagen.

Pero, nada sale como lo previsto, como lo soñado, como la ilusión que elevamos como un globo. Algo de ello se rompe en el intento, en el vuelo, en la noche de la circunstancia. Alguna gente se va sin despedirse y eso es fatal para el alma, algunos de ellos nos dijeron adiós, y la vimos allí sin poder hacer nada, solamente derramar lágrimas impotentes.  La vida es dura, sobre todo cuando notas las ausencias en la mesa para fechas especiales, cuando se van  y no precisamente para volver, cuando ya están al otro lado.

Entonces, es oscuro. Pero, para un momento, detente un segundo, y abre los ojos ahora porque es momento de ver. Echa una mirada a la puesta del sol, que no sale por mera coincidencia. Nos brilla el rostro, nos envía un mensaje cada mañana. Alza tus ojos y mira las estrellas y la luna, algo nos dicen. Abre tu vida ahora, aunque tengas la cara lavada, no hables, respira y suspira. Hay un latido en el pecho, aun nuestra vida no ha terminado.

Te desafió a que te levantes de donde estas. Te reto a sonreír un poco. Te obligo a dar un abrazo como nunca lo has hecho. Te digo que te necesitas, que nos necesitamos todos, aunque parezca no serlo, todos tenemos un alma, un corazón y necesitamos ser abrigos de alguien, ser motor e influencia de sueños y de metas. El suelo está para levantarse y mirar arriba.

Con cariño para aquellos que van triste por esta vida que no es nada sencilla, para aquellos que no han superado las ausencias, las perdidas, las derrotas. Para aquellos que no tienen a dónde ir, un abrazo de este chico que también ha vivido como ustedes.