Day Five

Abrí la llave, y deje que el agua hiciera su efecto. En medio de eso recordé fechas. Recordé el 24, y me acorde que antes tenía motivos para . .

Han pasado como diez años cuando inició el proceso de conocer. Éramos felices, habían ganas de comerse el mundo. Aprendimos con poco, pero crecimos y eso hizo que voláramos. Hace ya dos años se fue la antepenúltima de un grupo en el que había estado que le llame: “la monada”. Era una familia. Hoy solo queda una con la que regularmente veo y escuchó. Con la que no estoy tan distante y que de cierto modo he seguido allí. Andamos en eso de realizar la vida. No es fácil sostener una amistad en tanto tiempo. Perdonarse, comenzar, alejarse a ratos, regresar y buscarse, interpretar el otro lado del mundo. No es tarea sencilla. Poco a poco nos iremos envejeciendo, y ¿qué quedará? 

Quedarán los momentos. Las búsquedas. La dicha de aceptar los momentos esenciales. Apreciar la ruina del otro y abrazarlo. Queda la verdad. La fotografía enmarcada en la memoria. La vida es corta, y hay que vivirla bien, y para eso hay que estar bien rodeados, ya sea de silencio y soledad, o de pequeños momentos de alegría y realidad. La amistad es  . . creo que puede lastimar igual o más que un amor.

Sé que el recibo del agua me va a llegar cara el otro mes.

Me seque y me acerqué a escribir lo que había pensado recordado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s