Day three.

Llegue a casa luego de un día algo largo. En medio de mi recorrido vi a Tita sobre la cama. Así que entre sin encender la luz y me recosté sobre su cama. Ella estaba despierta. Un poco con malestar. Pase mi mano sobre su frente y estaba algo caliente. Allí me quede un rato y me pregunto si deseaba algo. En realidad no deseaba nada, sólo estar a su lado unos instantes. No soy el cariñoso, pero a veces tengo ciertos episodios. No sé mucho del amor, no suelo ser muy amable con demostraciones love. Pero hay algunas personas que son sencillas de querer. Tita es una de ellas. 

#NuevoPost #ShortStories

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s