Sumiko . . . ¿Qué día es hoy?

No sé  . . No sé cómo inician las buenas historias, pero sé como continúan. Tal vez, puede ser un día más que saldrá corriendo con los minutos, y las horas, pero el cielo esta encendido por ti. Dios planifico todo por ti, y para ti, y yo estoy feliz de saber esta fecha hace unos años. Estoy feliz de verte bailar con El, de verte sonreír y llorar. Estoy feliz de tener así sea, un pedazito de papel en tu vida. Gracias por existir y por darle el valor que Dios le ha dado a tu vida. Ahora seguimos soñando y luchando. Estoy orgulloso de ser tu amigo, y que me llames amigo, por qué sé muy bien el trasfondo que hay en el.

Creo que, podríamos habernos quedado con nuestra vida

Encontrarnos a nosotros mismos  

Pero Dios . .  No lo permitió.

Ahora escucho una voz aquí a mi lado en esta playa en Saturno”.

SUMIKO1 (1)Andaba el bus demasiado lento para nuestras aspiraciones. El calor y nuestra prisa. La incomoda manera de esperar hasta llegar. En todo esto, Sumiko. Silencio, un poco de ese silencio. Verle otra vez el rostro y saber que es ella de nuevo. Su armonía dulce. Su certeza al hablar y al callar. Sus preguntas y su sonrisa. La camiseta que nos identifica. La pasión para hacer las cosas.

Caminaba el bus en su destino. Aprecie nuestro silencio, el ruido exterior. Siempre pensé que no volvería a tenerlo. Pensé que no tendría la oportunidad de sentarme a su lado, pero Dios hace de las circunstancias algo maravilloso, y ella, su voz en la obediencia. Ver el majestuoso amor en ella. Amar su vida, un regalo no merecido que de nuevo tengo en mi vida.

Uno, dos, y no siempre es el tres. He compartido estos últimos tiempos con ella, y mi verdadera historia jamas contada esta en su alma, la tiene ella. Me asuste al tropezarme con sus ojos y me arriesgue en mostrarle Alaska hasta llegar al inicio de un gran Saturno. Las montañas rocosas, las verdes y blancas piedras. La Soledad y el misterio que encierra. La playa, la orilla y la lancha. La temible cueva del delirio. Los nombres del ayer. El Rincón oscuro de la banca del frío. Los fantasmas de unas escaleritas del viento. Los desórdenes de un ayer. El juego de no vivir. La idea de despertar. La mentira a morir. Mi corazón y sus emociones. Mi vida, la que bien conoce.

Alguien entro y fue ella. Alguien con el suficiente valor para apreciar y atesorar mi historia. Alguien que me abrazo, que no se escandalizó de mi vida. Alguien que valora mi vida y no se fue. Que perdono mis errores fatales,y me ayudo a salir de ellos. Ella, que reta mis letras con Dios, mi amiga Sumi.

El bus siguió llenándose. El calor lindo. La temperatura es idónea para bajarse pero puede más la pasión que la necesidad. Nadie llena lo que otro llena. Una persona no reemplaza a otra. No me refiero a la idea de ser indispensable. Me refiero a la idea de que cada libro es único en su naturaleza, por que su historia así lo demuestra y lo demanda. Mi Sumi, gracias por todas las historias detrás de estas letras, y que el mundo desconoce. Gracias por tu palabra, por el honor en ella. Por quererme, y aceptarme en tu mundo.

No sé que pasara con nuestras vidas, lo cierto de esa noche fue apreciar nuevamente lo que el cielo me brindaba: El placer de estar a su lado y luchar. A Dios todo, El es quién nos junta, y nos ha dado la oportunidad de disfrutar de este tatuaje permanente, Sumi. Por favor, no olvides que tenemos un osito panda en Saturno, esta al lado del lago negro, aun no tiene nombre. disfrútalo, es inofensivo. Ya sabes que te quiero, pero lo vulevo a escribir: Te Quiero como esa camiseta Blue, como esa melodía de Ludovico. Te quiero, de aquí a Saturno, sin derecho a regresar.SUMIKO (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s