D I O S I N F I N I T O

No obstante tarde un poco más de lo acostumbrado en mi noche para dormir. Subí mis pies sobre la silla. Tomaba un sorbo de Coca-Cola, y recostaba mi espalda sobre la silla azul. Escuchaba al fondo la melodía de Tenth Avenue North. Meditaba. Así pase una larga, bella y hermosa noche romántica.

Guarde silencio, no ese ensordecedor, ese que te da ganas de llorar, ese que tiene un acelerador en el alma, ese que no resiste el corazón con hielo, ese mismo que muchas veces me obligo a lidiar sin otra alternativa, no, este silencio es el bello silencio de escuchar, de estar tranquilo ante su dulce voz, ese que te dice hijo.

Las horas no pasan, no generan ningún fastidio alguno cuando estas charlando con Él. Lo que escuchas de Él, son respuestas preciosas, son planes que siempre ha tenido para mí. Es un bálsamo saber que existe Él siempre para mi, y que inmensidad saber que yo existo por él.

Hoy, después de un año, sonrió a pesar de las dificultades que hay en Alaska. No pensé que volvería, no lo imagine, eso no estaba en mi Gps, sobre todo por el tamaño de mis decisiones, pero qué difícil es conocerle y seguir siendo el mismo. Es totalmente irreverente creer que podía con mis ideas, con mis pretensiones de seguir y vivir como si nada.

Más que hoy, es saber que soy feliz por su amor infinito, por su imparable amor. Un infinito que sobrepasa las ecuaciónes matemáticas, que supera lejos el romanticismo puro y natural, un infinito de estrellas hechas todas para mí, un infinito que esta cuando estoy bien y cuando no. Un infinito plagado de sorpresas. Su Amor un infinito eternal.

IMG-20150818-WA0007-01Dios es amor infinito, y uno a veces llorando por alguien, que a veces ni es correspondido. Dios dándonos amor infinito y nosotros  tomando el camino de más banca rota.

Dios te quiere, siempre lo ha hecho. Yo siempre he creído, y he pensado qué el problema nunca ha sido Él, que siempre he sido yo. Pues yo soy el que lo ha dejado de amar, de buscar, de escucharle, por mis razones, por mis comodidades, y con todo eso, Él sigue tan igual amándome, sacando el sol todas las mañanas, refrescándome con la brisa, inundando mi mundo de aire para que yo respire, alimentando la creatividad que me ha dado, y a veces tenemos el descaro de enojarnos, e irnos, y ya. Pero que enorme se hace su amor cuando no podemos más, cuando ya las soluciones no quedan. Nos da miedo, y escapamos. Su Amor es real, tan real como un beso, de un abrazo. Dios te quiere, y Dios te ama. Qué tal si ahorita te vas de paseo con Él por el parque, y charlas un rato, seguro tiene cosas que decirte, pero déjalo hablar y escúchalo, seguro te sorprenderás lo que tiene para ti. Que tengas feliz noche. Gracias por leer, y dejar sus comentarios.

Anuncios

2 comentarios en “D I O S I N F I N I T O

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s