Mañana es tarde, no hay tiempo en él

d11d5779dfcd587da336ff636a2f18f4Esperamos respuestas, y buenas respuestas. Pretendemos abrir nuestros ojos por la mañana y que por la ventana tengamos paz. Soñamos con tener el control de una vida con Dios. Una vida agradable, prospera, evitando a toda costa el sufrimiento y por si fuera poco queremos que un montón de cosas se puedan dar. Y no está nada mal querer ese tipo de vida con Dios. Pero a la vuelta de un momento mañana es tarde y no hay tiempo en él. Aquí detengo mi auto, y bajo algunas calles hasta llegar a playa y preguntar si en verdad pretendemos eso? A lo bien, ¿queremos eso? Y la respuesta es sí. Anhelamos que nuestra vida sea agradable, buena y con él.

Lo sorprendente de todo es nuestro esfuerzo agónico con lo poco que hacemos, cuando todo se amontona. Tal vez, estamos pretendiendo mucho con tan poco. Y en este aspecto no tiene nada que ver la fe. Tampoco la gracia majestuosa, ni el amor desmedido de Dios sobre nosotros. Tal vez no estamos entendiendo bien lo que Dios nos está diciendo, quizás no comprendemos sus palabras, sus letras, sus manifestaciones, y quizás su misma creación. Tal vez estamos mirando tontamente el dedo cuando hemos perdido de vista el inmenso cielo de estrellas. Tal vez nos arrinconados en una habitación de rutina a la que solemos llegar porque si, porque necesitamos algo con suma desesperación. Pero nuestra vida va como los domingos por la mañana, con una oración que ya ni es oración, con una adoración que se volvió canción porque ya no lo vivimos. Nuestras… Tantas y tantas cosas, personas, circunstancias han hecho de nosotros un trazo predecible. Tal vez perdimos el lenguaje con él. Ya no hay comunicación, solo vacíos, recuerdos espirituales. Nuestra vida se volvió más importante que él. Y eso costo el hecho de no tomar en serio su lenguaje, su voz, la Biblia, el hablar y escucharle, hacer su voluntad.

Su luz sobrepasa toda inmensidad. La oscuridad conoce de él, ya lo ha hecho antes. No dejes que el ritmo de tu vida apague todo, no permitas que tu no entrega, tu no sacrificio, tu bobera, tu fatiga temporal, tu distracción, tu depre espiritual te deje fuera de toda una eternidad con él. Mañana es tarde y no hay tiempo en él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s