Llueve

 

Llueve y  valla que llueve. Llueve con esas ganas de quererse romper el cielo. Como si estuviera molesto, como si no observara hacia la tierra, como si no importara. Llueve fuerte, llueve con agonía, llueve como aquella vez en Nínive, como aquel septiembre. No tengo líos con la lluvia, de hecho amo cuando llueve, pero en estos momentos no disfruto ver llover, ni sentir gotas cerca de mí. Hace un momento vi a Jonás, lo vi cojeando. Estaba sólo,  barbudo y su cabello era una gran melena que llegaba hasta sus hombros. No tenia intención de querer hablar, la arrogancia de su mirada lo decía todo.  No tenia ningún interés de querer voltear su vida, su miedo lo hizo preso de su error y allí se quedo anclado. No se perdono, porque a decir verdad nunca olvido, porque siempre recordó su triste error del pasado.

 

Llueve

Hace una semana atrás había llovido como un león sobre la ciudad, como una quebrada de platos con rabia. Nunca le había temido tanto a la lluvia como esa vez, nunca había apagado el celular, ni la tableta como en esos momentos. El corazón sentía como si la muerte hubiera despertado y vendría. Miraba el techo y pensaba que vendría hacia abajo. Los rayos, los truenos, la ausencia de luz aturdía mi mente, y fue allí cuando recordé a Jonás. Recordé su rebeldía, sus ganas de hacer las cosas a su manera, su estilo de vida, su propio andar. El conocía el camino, el sabia de la verdad, comía de la vida a diario y aunque habitaba en ella, se canso un día de comer esa comida. Lo recuerdo bien porque yo soy ese mismo Jonás que se harto de lo mismo, de aquellas promesas, de tanto. .. Recuerdo esos detalles, esos gestos, esas palabras. También recuerdo la noche en que Dios me dijo que debía ir, y fue la noche en que decidí no hacerlo, fue la mañana en que hice lo que quise. Cada vez que llueve de este modo lo recuerdo. Recuerdo la tormenta, los rayos de luces sobre el techo, el ruido oscuro de la noche, y tiemblo de miedo al saber que me equivoqué, que tome la decisión errada. Sentí miedo de morir, pero más de morir sin Él, de haberle conocido y haber huido de Él. Tuve miedo, miedo de Dios, de no haber hecho lo que en principio me mandó hacer.

¿Porque se alumbra tanto el cielo? ¿Porque ese ruido tan feroz me da temblor? ¿Acaso es mentira pedirte perdón solo porque tengo miedo? es espantoso pensar que puedo morir sin ti. Es supremamente abandonado ese hecho. A veces somos Jonás, preferimos el placer antes que. ?.

Safe Creative #1309235810569

Anuncios

Un pensamiento en “Llueve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s