Estas letras llevan tu aroma

Estas letras llevan tu aromaYo me tropecé con ella hace un buen tiempo, como cuando las aves se tropiezan a las nubes, desde entonces sigo sus textos, sus expresiones, sus noches, sus soles por mi canal favorito: Twitter. Ella es la chica de la que no hablo, y de la que nunca había escrito, hasta hace un par de noches cuando abrí la gaveta donde están guardadas ciertas noches con historias para no olvidar. Ella tiene su historia sin ella saberlo hasta ahora. Ella se acercó sin prisa y me respondió a la pregunta que dormía mi luna. Ciertamente la vida es así, la lluvia llega a pleno sol, la sonrisa sale en medio de un par de lágrimas, entonces el mundo es extrañó y Dios cuida a cada uno de sus hijos.

Ella es la chica que no hace pausas para decir, para escribirme y dar aliento en medio de la pereza de las cosas inevitables. No sé donde vive, no se su número de celular, ni cuál es su estrella favorita, en realidad no se muchas cosas de ella, sólo sé que es una chica hermosa, de sonrisa muy alegre, y espontanea. Ha pasado tiempo y aún no la he podido hallar con su carita triste, con su perfume apagado, y sus ojitos tibios al andar. Hace un par de meses vi lo mejor que le pudo ocurrir, y es comenzar su propia historia de amor con el mejor amigo mío: Jesús. Lo que sigue continuación es lo que ella me inspiró a escribir, Dios guíe tú andar, y gracias por sonreírle a mis ojitos.

 

Rosas y mariposas solas

Tus pasos sobre la arena saben a dónde va tú destino

Hay verdades que descubres, mientras yo apenas te descubro.

 

Vivir y no vivir nada

Resistir y no resistir nada

Pero siempre deberás hacer lo correcto cuando corresponda cada noche, cada minuto, cada segundo.

 

Las penas, el lago oscuro

Pocos girasoles, y nada de lluvia

Destino que te espera de frente

Anhelando que suene el milagro para que alcances el cielo.

 

Mueve tus deditos

Vuelve a empinarte

y siempre sueña

Porque nadie puede limitarte

Porque nadie puede marcar líneas en tú territorio

Porque debes alcanzar el cielo.

 

Pasarán los años, llegarán las arrugas

Deambularan mis letras en mis libros

Me iré, no sabré de ti

Por eso espero que mueras con Dios, tú amigo, tú padre, tú Todo

Aquel que me inspiró está noche para darte estas letras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s