Historias de Amistad:Los de ayer.

losdeayerHan pasado nueve años, desde que abrí la puerta a algo desconocido, algo que había escuchado hablar en las canciones. Al principio siempre es duro, y al final es mucho peor. Cada quién tiene sus definiciones, sus sentimientos, y momentos acerca de ello. Pero a mí me ocurrió de una forma muy particular. Yo solía sentarme en el PC, a buscar noticias cristianas para un periódico en el que hacia mis primeros pasos al escribir, allá cuando éramos felices porque no existía Facebook, ni Twitter. Eran tiempos donde todos amaban al MSN, menos yo. Yo no tenía nadie con quién platicar, sólo con algunos que estudiaban conmigo y prefería quedarme ausente, hasta el día en que me inscribí a un grupo de “Rescateros” en argentina. Allí fue cuando conocí a un grupo de pibas (Carolina, Naty, Gualy, Karo, Daniela y Milena “la colombiana hincha del Santa fe”).  Eran días raros, pesados para definir conceptos de vida, y fue allí cuando comencé a tantear lo que algunos llaman amistad, aunque para mí era extrañó llamar a alguien amiga cuando nunca salíamos a comer un pedazo de helado. A ese grupo se le sumo Magy, David y Laurita González, Andrea, Dani Acevedo, Ángela, Carlos, y Zuly, luego de algunos seis meses después. Parece simple tener “amigos” en otros lugares del mundo, y de tú país. Parece sencillo conversar con chicos de tú edad, que tienen una misma Fe, y demás, pero para mí no. Yo no conocía, ni transitaba en ese día de “amor y amistad” que tanto escándalo le hacían, a mi me daba igual ese día. Yo hasta ese momento vivía mi otro mundo, mi otra soledad, mi otra depresión más en mi acumulado. Mi única sombra eran las letras, que ese grupo de chicos, me leían en cada post.

Recuerdo que yo llegaba en días y me sentaba al PC, a platicar acerca de mis vacíos temporales, de mis caprichos. En realidad no tenía con quién salir a descargar mis cosas, o mis pensamientos aglutinados en la despensa de mi mente refugiada con mi imaginación. Fueron días inmensos, pesados, largos, pero sobre todo: solos, y más cuando en esos momentos, Dios sólo era un espejismo familiar, una vitrina que ya había pasado muchas veces sin conocer a gran profundidad, en el que a veces veía, y escuchaba, pero prefería seguir descubriendo mi yo, que meterme en más líos.

Recuerdo cuando llegó mi cumple. No esperaba nada de nadie, sólo de estos chicos que lograron llamar mi atención, mi corazón y por consiguiente mi amistad. Fue un cumpleaños difícil. Recuerdo sus llamadas de larga distancia, sus postales, bromas y el regaló que recibí de “Mile la Santafereña”: una camiseta, unas tarjetas bien grandes, llena de sueños, y pero sobre todo un CD con toda la discográfica de mi grupo favorito: Delirious, que aún guardó en mi iglú.

BenjyPensandoHace un par de días apareció una de esas chicas con las que solía platicar largas horas en el PC, y para mi pareció el reencuentro de un pedazo de mi corazón, pero más aún es que sigue siendo la misma pero con más años, ojalá todos fuéramos así. Algunos lamentablemente les perdí la pista, hoy sólo quedan casi pocos. Con ella volví a recordar esos tiempos de aprendizaje, de juegos, de malos procedimientos, y de esfuerzo de llamadas.     Hoy? Hoy, todo se resume a un rayón en el muro de Facebook que nos recuerda el cumple de nuestro mejor amigo y allí termina todo. Hoy, ya ni tenemos para una recarga de 10 minutos, ni para la tarjeta, ni para una cartica en cualquier día del año, o para ese Mensajito que tanto nos impulsaba a continuar en esa noche pesada. “Y que los tiempos cambian”, dicen, o tal vez “los humanos cambiamos”, no se cual se acomoda a nuestro vivir. . . Yo sólo, término preguntando: ¿Cuántos amigos aún conservamos de aquellas épocas pálidas de adolescencia? el mundo cambio, y te cambio a ti, y por ello cambiaste a tus amigos también o luchaste por mantenerlos con vida en tú corazón? ¿Sigue Jesús siendo ese amigo de adolescencia o también lo cambiaste o le cambiaste?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s