El Cuaderno de Haku

Haku, mi hijoSeguramente no saben o no conocen de Kim, ni de Melvin, ni de su madre. Bueno, yo tengo a Kim, el mayor de los dos, y Melvin está con su mamá. ellos tienen su propia historia, sus propios registro, pero de ellos les hablare en otra oportunidad, igual que su madre, pero eso será cuando sea necesario. Quizás, se lea, y se vea algo extrañó o fuera de lugar lo que van a leer, pero no lo es para mi. Haku, Es mi hijo. Ajá, así como lo leen, mi hijo. Y pensando en él, fue que escribí esto anoche, pero mas que escribir, visualice e imagine lo que realmente quiero para mis próximos años. algo que no tenga la necesidad de borrar, de olvidar, como otras cosas que si podría hacer, pero de Haku?’ bueno de Haku quiero algo permanente en el presente y tenga mas que un eco, y unas fotografías. Y que mas grande que un hijo. Algo que sea mio y de alguien mas, alguien a quien pueda querer y amar, alguien por quién pueda hacer mas que unos sueños realidad.

Pensaba e imaginaba en sí estuviera ahora mismo conmigo, ¿Que leyera de Ben? ¿Que podría leer de mis cuadernos? Pensando en eso, me puse a pensar cuando él llegué. Me puse a imaginar en como me vería él después de leer mis cuadernos, y mis libros. Pensé en que preguntas me haría. y sí, seguramente están pensando en que es sólo imaginación, quizás mi vida le falta algunos años más para que llegué Haku, pero ¿sí me preparó? Sí . . ¿ Le hago un cuaderno especialmente para Haku? Sí escribo la historia y todo por lo que la princesa y yo, hemos luchado para que llegara?. Y sí alisto mi vida, para su llegada?  sí entregó cada día algo más de lo que estoy dando, pensando, soñando, intentando, y haciendo para mi, por mi, donde este mi princesa, mi esposa, su madre?  entonces cambiarían muchas cosas, verdad. Seguramente tarde o temprano, puede suceder, y quiero que suceda. A veces pedimos cosas, y veces no queremos pagar el precio justo, a veces y tantas veces queremos rebajas, a algo que queremos para nosotros. a veces creemos que las cosas van a llegar por simples oraciones y buen comportamiento, pero va mucho más allá de eso.

Hace  meses me enfoque en una niña linda, y en medio de todo aquello que es “estar en modo de” aprendí muchas cosas que no se aprenden de libros, ni de películas, ni predicar, ni de comentarios, ni de amigos, sólo se aprende cuando se vive, se siente, se observa, y una de las cosas de las que pude aprender en ese momento es: “esperar pacientemente en la espera”, cosa nada sencilla para el mundo en que andamos hoy.  Es imposible tener a Haku, sin que yo tenga una Princesa. Es imposible estar con Haku, si no estoy enamorado de su madre. Es imposible prepararme sólo para la llegada de Haku, sí mi princesa no se prepara. Así como yo, sueño, pienso e imagino a Haku, ella también, y quizás a mayor escala.

Durante estos meses he aprendido que el “amor” se dice, se pinta, se escribe, se colorea, se expresa, se manifiesta, y se da. El amor No hace nada indebido, no daña, no obliga, no impone, sino que sabe esperar, aprende a perdonar, a recibir y a encontrar. A veces escuchó tantas ideas, a veces veo a tantos correr por algo que ellos definen como amor pero que al calor de los resultados, terminan por no volver andar, por no saber más nada de esa persona. Haku, es la historia que ando escribiendo, con ella. una historia para su cuaderno, donde relata que el verdadero amor espera pacientemente en la espera. Una historia donde Haku será feliz igual que sus padres. Pero todo es un proceso de calma, de control de emociones, de decisiones sabías, de buenos amigos que dicen verdad, y sobre todo de una buena presencia e intimidad con Dios. Creo que a Haku, le gustaría leer está historia, entre la princesa y el príncipe.

Se que no es tan sencillo como las palabras y las letras, se que no se halla a una princesa en las páginas amarillas. Se que encontrar  y hallar en medio de tantas ofertas, en medio de tantas miradas, y sensaciones llega en un punto hacer un problema de álgebra y hasta mas. Es una búsqueda infinita por una estrella única que brilla de día y de noche, que esta dispuesta a muchas cosas con uno. Es la amiga, es una hermosa princesa que sabe decirte las cosas, es la que sabe cuando tiemblas, cuando lloras, cuando no deseas, es esa persona que te conoce y que esta dispuesta, es la persona que Dios preparo para uno. Pero a veces con tantas cosas que suceden, solemos perder el rumbo, y no saber elegir bien. no aprendemos a esperar. El corazón es tan rebelde en algunas ocasiones, que siempre necesitamos la guía del espíritu santo. creo que la esperanza se dirige. Se que aún hay tiempo, para hacer de este mundo algo mejor, y todo empieza ahora, preparándonos, pensando diferente, intentando, haciendo, y mientras, Dios nos va formando hasta que llegué la princesa. Haku, es un sueño, uno bien alto, que va ligada con la princesa. Sino estas dispuesto a luchar por Haku, o una princesa, entonces mejor no se pide, es igual y parecido a una princesa, sino estoy dispuesto a hacerla princesa, sería mejor seguir mi camino, y no maltratar a una flor. ¿Que hacemos? ¿Que queremos en los próximos años? Saben que significa Haku? Bueno, por ahora, sigo escribiendo en el cuaderno de Haku. continuara . .

Anuncios

Un comentario en “El Cuaderno de Haku

  1. hermosa historia, la pregunta es quien es esa princesa, quien es haku?…mmm. lo extraño es que se parece mucho a mi historia….hay que dejar ir si amamos de verdad…para que una semilla sea una planta y de frutos hay que tirarla al suelo para que Dios haga su proceso en ella y sus frutos sean excelentes!!!!!!! Dios te guarde, te proteja y te bendiga!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s