Tormentas que nunca acaban

Llega la noche, llega el día. El momento llega a ser uno y no más. La hora te marca y el segundo se acelera y allí eres solo tú. Solo tú contra la tormenta que se vino. Solo tú donde sientes quizás un abandono fatal, una ausencia, o muchas cosas que quisieras que ocurrieran y no ocurren. Solo tú donde miras esa persona que te sigue lastimando y parece que no se da cuenta. Solo tú donde escuchas las tres mil ofensas por segundo que salen de su boca. Solo tú donde intentas respirar, aunque la taquicardia salpica tu cuerpo y no sabes como reaccionar. Solo tú donde gritas y nadie te puede escuchar. Solo tu donde guardas silencio aunque estén 10.000 a tu lado, aunque muchos no digan nada, aunque solo uno te de aliento y los demás te miran, pero al final de todo eres solo tú.

Te preguntas realmente ¿Por qué suceden las cosas? ¿Por qué a mí? a veces no entendemos, no comprendemos lo que nos  pasa y de la forma en que nos pasa. A veces pienso que a veces hacer lo correcto no deja buenos resultados, que las personas negativas o malas por así decirlo les resulta las cosas pero también recuerdo su final, nada alentador, nada bueno. Es donde recuerdo que intento ser un buen chico, de no lastimar a las personas, de intentar, hacer, y seguir en esta lucha por la vida, por mis sueños, por lo que creo, por lo que quiero y  de cierto modo hago las cosas bien,  pero resulta que estoy estático o resulta que voy es para atrás. Luchamos con el interior, con lo que se siente cuando no sale las cosas, cuando te dicen un: “NO”, cuando no encuentras tranquilidad y aunque a veces estamos cansados de dar, dar, dar parece que aquí no hay descanso. Qué horror!!! Todo pareciera estar mal. No salimos de una y llegamos a otro barco con más tormentas y ¿Por qué? ¿Hasta cuándo? No hay fechas del final de nuestros problemas, solo existe opciones. Solo existen personas que quieren ayudarte, a aliviar algo, dolor, problema, decepciones, soledad, quizás algún amigo, algún familiar pero ellos a veces tienen también sus complicaciones con tormentas y quizás peores que las nuestras, es ellos también tienden y suelen fallarnos, muchas veces ni notan cuando estas mal, cuando en el interior de nosotros es un volcán de emociones, por eso lo único cierto es Dios. Dios para todos los días del año, para todos los volcanes de emociones, para toda ocasión. Él es todo lo que tenemos aun cuando sentimos que no está.

La tormentas nunca acabaran, habra un dia calma, y el otro se levantara el mar. Entonces Huir no es una opción cuando quieres ser feliz, cuando quieres cambiar lo que pasa. Enfrentar a costa del dolor es algo grande, yo diría que demasiado grande  y cuando lo haces, cambian las cosas, trae resultados, pero estoy convencido que la única forma y manera de persistir, de resistir a esas tormentas es con alguien fiel, con alguien que te aliente cuando las cosas están realmente mal, cuando no quieres hablar porque no sabes que decir, cuando quieres llorar y llorar y no sabes porque, bueno Dios es la salida a toda oscuridad. . Él es el único que te puede ver, escuchar, sentir realmente como está ocurriendo, pero tú decides que camino escojer, y como caminar, con quien estar, y si quieres luchar y al final de todo eso Fue El quien te creo, quien te pensó antes que tu pensaras, y pudieras sentir la vida. no crees que es El quien te conoce mas que nadie, tanto así como sacarte de la tormenta y mandar a callar al viento, y las olas escurrirse y abrazarte y decir vamos por aquí hijo mio?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s