Ciego En El Alma

“No me cambio por nadie”, esa es la conclusión a la que llegue anoche después de pensar en todo lo que he vivido.

Tengo unos buenos padres, dos hermanos que son mis amigos, un trabajo que me gusta hacer, una carrera técnica que ya estoy terminando, un pequeño grupo de amigos que me ayudan a crecer, un par de zapatos que me acompañan, un pequeño portátil que funciona cuando se le da la gana, un mp3 de 4Gb que tiene dañado el Display y un libro que espera ser publicado dentro de poco, sin duda alguna son de las pocas cosas que te puedo mencionar que no hacen peso en la vida de alguien.

He leído algunos libros interesantes, he visto muy buenas producciones de películas, he escuchado un sin numero de canciones con algunas letras que dan a pensar y soñar. He asistido a foros, congresos, charlas, conciertos, mensajes que me dejan dudas, que dan algunas respuestas y que incitan a buscar un poco mas, pero verdaderamente no he hallado, no he podido encontrar, ni ver, ni escuchar, ni leer, ni sentir, una mejor película, una mejor escena, un mejor escrito, un mejor libro, una mejor melodía que la mía y lo digo con todo el respeto del mundo.

A decir verdad soy como muchos y como ninguno. Soy un chico que creen en amor de una princesa donde ambos se enamoran. Soy ese chico que siente que letras pueden poner a pensar, pueden cambiar la ruta de alguien, puede transformar y mejorar un corazón. Soy ese chico que sabe que los débiles, los desfachatos, los sensibles puede ganar peleas, batallas y guerras. Soy ese chico que cree en la promesa de un pacto de amistad a pesar de todo, a prueba de fuego, a base de amor. Soy ese chico que cuando no puede más, que cuando esta agotado, cansado, desanimado y destruido llega al Arroyo de Besor. Soy ese chico que logras ver, que escuchas, que lees, y que quizás no logras entender muy bien, que no conoces muy bien. Soy ese chico que la ciencia, la medicina y los doctores dieron por muerto y que el Dios de la vida dio aliento para vivir. Soy ese chico ciego en el alma al que se le acabaron las monedas, ese que la sociedad descarta que pueda llegar y cambiar historias, soy ese que lloro en el patio de una iglesia llena de cristianos sin temor, ese que en un día de soledad se saco una muela el día de su cumpleaños, ese mismo que no distingue las voces en un teléfono. Soy ese ciego en el alma que ha perdido peleas, que ha cometido muchos errores continuos, que muchas veces contesta de manera directa y grosera, que a veces suele ser egoísta y distraído, que lastima con sus palabras, con sus actos a esas personas que tanto ama, ese que aun no sabe callar sus ojos, que no sabe mentir cuando una de sus amigas le pregunta: ¿como estas? Ese que aun le escribe carticas a una niña linda, ese que estas semanas aprendió a “Respirar” y conocer la calma de frente, que sintió que volvió a perder con el olvido, que escucho frenar la canción en el mismo track, ese mismo que aun cree en los milagros, ese que ve en el sufrimiento la lección mas cerca al amor de Dios y que convierte en letras y que expone de alguna forma publica para que lean lo que le  pasa a un chico como yo. Un ciego en el alma al que Dios ama y le enseña que en medio dolor, que en medio del olvido, del adiós, del abandono, de la comodidad, de la satisfacción, Dios sigue estando allí para el.  Sabes porque no me cambio por nadie? Porque a pesar de todo lo que me rodea, de lo que sucede, Dios escribe en mi libro, Dios dirige las escenas de mi película, Dios produce la melodía de mi corazón, y aunque a veces soy torpe, y quiero dirigirlo yo, es allí donde imagino como seria un final dirigido por mi y otro como seria dirigido por Dios. Ciego en el alma, porque aunque crea que se mucho, no se nada, aunque sienta que veo, no veo nada. Ciego en el alma cuando solo vas hacia El, cuando en realidad voy caminando hacia su corazón en medio de patadas, de caídas, errores y aguaceros. Ciego en el alma porque Dios es lo único que tengo en si , y aunque a veces quiero abandonarlo, y lo olvido hay una canción que tiene su voz. Escribir a veces suele ser cómodo a la vista. leer y transformar un mundo y cambiar mi vida podría ser un sueño, pero es real si de verdad conoces la palabra. Obedecer y obedecer es todo un universo.

Anuncios

Un comentario en “Ciego En El Alma

  1. Si hijo lo único que le hace feliz al ser humano es el obedecer a Dios y a su Palabra que nos ha dejado para que crezcamos y aprendamos en el diario vivir. Aunque venga serenos, aguaceros, tormentas y muchos vientos, confiemos en Él, el dador de la vida, el Consolador y amigo que nos guía y conoce el sufrimiento y dolor que padecemos a veces. Con Él tenemos todo en todo, no lo abandonemos, es un legado que les he enseñado y que seguirán. Eres único, sigue adelante, Dios te ama mucho, para muestra un botón: Te ha dejado en esta vida porque tiene muchos propósitos contigo, necesita de ti para que lleves su palabra y eres un gran testimonio, Él te devolvió la vida y como agradecimiento te queda: Servirle. Dios te bendiga mucho hijo. TQM.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s