Day three.

Llegue a casa luego de un día algo largo. En medio de mi recorrido vi a Tita sobre la cama. Así que entre sin encender la luz y me recosté sobre su cama. Ella estaba despierta. Un poco con malestar. Pase mi mano sobre su frente y estaba algo caliente. Allí me quede un rato y me pregunto si deseaba algo. En realidad no deseaba nada, sólo estar a su lado unos instantes. No soy el cariñoso, pero a veces tengo ciertos episodios. No sé mucho del amor, no suelo ser muy amable con demostraciones love. Pero hay algunas personas que son sencillas de querer. Tita es una de ellas. 

#NuevoPost #ShortStories

Day Two

Esa fue su pregunta: ¿La amas?

Y mi respuesta nada certera fue: “no lo sé, en realidad no lo sé”.

Tome mi celular y lo cerré. Me fui al cuarto, y me quedé sentado un rato. Yo no espero ese tipo de preguntas tan violentas. Pero en realidad me ubico y me perdí por completo. La he querido desde que recuerdo. Mujeres como ella, son pocas. Son difíciles de amar, de sujetar y de lograr estar. Mujeres con una profunda aroma de libertad, con sueños tan reales que no creen en versos tan cotidianos. 

Quizás el miedo me arrastro desde aquella noche cuando deje ir a mi corazón solo, y se enfrentó con ella mientras mi razón miraba a lo lejos. Luego de allí, no he logrado ser el mismo chico. Supongo que ella tiene algo mío, que jamás he ido a buscar.

Dentro de mi hay una estúpida esperanza, y un deseo que sea lo que sea, quede así. 

#DayTwo #NuevoPost #ShortStories

One Day

Hoy no la vi, tampoco la escuché. Solo me detuve un momento para sentirla. No sé qué tan lejos pueda estar, o que tan cerca, pero brinde en su honor un helado. No sé si le gustan los helados, a mi en particular me encantan. Espero verte muy pronto, madre de Haku.

#OneDay #Días

 

¿Surfear letras?

Escribir no da dinero, y hasta ahora no da amigos con dinero, pero si buenos seguidores.

Escribir es como surfear la ola más alta del mundo mientras los demás están con sus celulares y cámaras grabando desde la orilla. La ola llegará, y mientras eso ocurre, uno anda en el mar, dibujando e imaginando la gran ola, mientras todos esperan de lejos lo bueno, genial, y divertido. Ellos esperan sacar la mejor letra que des, para compartir en sus redes, o ponerla como foto de portada en algún lado, o ponerla en su alma.

¿Surfear letras?

A veces no hay. Simplemente se agotaron, no hay más exhibición de letras. Toca esperar a que arreglen la tabla, y el cuerpo se componga. y para uno que mal o bien lleva algún tiempo en esto, es duro. Es como si el sol se le terminara su luz, si la ola se secará. Es un desastre, una tragedia de enormes proporciones.

Escribir a veces es tortura, es locura consentida, es estar en otra cama, en una silla con la persona que menos uno desea, y ama en un tiempo determinado. Es caminar tomado de la mano con esa chica que siempre te ha enloquecido, y estar a su lado hasta la noche se acerque, y ustedes terminan en su imaginación lo que venga.

Escribir es no estar, y estar. Es la depresión en una banca cerca del mar, es la soledad en una clínica un 18 de algún mes de mayo. Es viajar a mundo que no sabías que existía. Escribir es andar definiendo el amor y el perdón en el mismo grado y sentido. Escribir es también cuando no deseas escribir, o cuando tienes que hacerlo porque tu firma está en un convenio, entonces hay que darle como sea, agarrarte de cualquier inspiración, ¿y cuál inspiración cuando no la hay? entonces es un serio problema. A veces sería bueno no tener el don o la dicha o como quieran que le llamen de escribir.

En fin, esto de escribir, es regalar un poquito de pensamientos que se salieron de la jaula.

Sigo en mi silencio

¿Qué tal si Dios no fuera Dios?

Entonces pensemos ….

¿Qué vida me queda a mí?

¿Al borde de que esperanza puedo vivir?

La religión quebró hace rato, las relaciones suelen pecar en la distorsión del querer y el poder.  Van y vienen como un millar de olas, comienzan y terminan, ¿Bajo que premisa viviríamos?

¿Cómo sería la comunión entre hermanos?

¿Tendríamos hermanos?

Puedes hallar a Dios y su paz cuando quieras, sin cobros, sin facturas, sin dar NADA.

Por último, ¿sabías que Él te quiere llevar a un lugar? ¿Qué fuiste creado y que viene por segunda vez?

14 semanas de silencio me ayudan a pensar

#sigoenmisilencio

Ella es real

Me ausente un poco de publicar mis textos. El tiempo en algunos momentos llega a ser tan nulo hasta para uno mismo. Pero seguí escribiendo, a eso vine. Pero lo real es que necesitaba alimentarme de mi espíritu. De mis propias ideas, de mis fracasos, y de ciertas soledades que caen bien. Y lo que escribí me gusto, y con ello me sirvió para continuar, pero tenia que pasarlo por el proceso de si vale la pena de ser publicado o no, de deconstruir mis textos realizados durante estos meses. No es una tarea sencilla, pero era necesario para armar los bloques que verán pronto. 

Ahora, “Ella es real”. Pero tengo que retomar y regresar el casette de esta melodía que tanto me gusta. 

Yo pasaba por un momento jodido. intentaba que las cosas salieran bien, pero por mas esfuerzos realizados la vaina no salia. para rematar tenia una transición de emociones imperiales. Sentía como una cirugía. Un ardor al fondo del corazón. Andaba impreciso en mis respuestas, era indomable. Tenia una cantidad de preguntas que el alma me había dejado sobre el escritorio pero la razón, la razón dejo en visto. Me sentía quebrado por dentro. 

El amor es todo lo opuesto a estar cerrado. 

deconstrucción

A mediados de Junio, una de esas tardes volví a pasar por una de las playas de Saturno, y ella estaba allí, cerca. Volví a recordar de cómo conocí su nombre, y la misteriosa chica, que por gracia pude saber alguna de sus estrellas que tiene en su cielo.  Lo recordé,  y con ello me mostró lo que es el Ben de ahora con aquel chico desfachatado. Me di cuenta de la cantidad de transiciones que he tenido hasta ahora. En medio de mi complejidad, de mi testaruda rebeldía, ella aposto por mí. Se quedo justo allí donde ha permanecido durante estos cinco años. Por eso me gusta venir a esta playa con ella. – Me gusta sentarme donde la brisa ha sido generosa, donde el silencio es agradable aunque algunas veces su silencio me derrite, y en algunos me incomode, pero no tanto. Con ella la melodía salta de unos ojos de gracia a unas manos que dan sin protección, sin limitación y donde Dios me susurra constantemente amor. Me gusta recordar lo bueno de cada situación, me gusta sentir el aroma de aquella persona que ha dejado huella en mi durante estos años, y tú lo has sido niña misteriosa. Lo recuerdo con tanta alegría, como si hubiera esperado un regalo llamado: “”. El regalo fue eterno.

Recuerdo la vez en que te vi de cerca en aquel grupo de evangelismo. Pero nunca hablamos, ni nada parecido. Seguramente no era el momento de coincidir. Hasta aquel 21 de octubre del 2011 cuando el lenguaje 2.0 abrió un camino tamaño cielo. Cuando dos desconocidos iniciaron por medio de una ventana, una conversación que no ha terminado. . . la amistad fue asomada con su tiempo.

Seguramente pudiera no escribir nada para ella y estaría bien. Me ha conocido, y eso me agrada. Yo decidí abrirme con ella, y estoy contento de no haberme equivocado. Los humanos somos tan complejos, estamos llenos de ideas, y algunas bien erradas, por eso nunca sera fácil sostener una relación de amistad. No es fácil alojar el corazón en algunas personas. Ella ha sabido cuidarme, incluso en algunos momentos donde yo soy un peligro para mi.

Ella es real.  . .y no hay regalo que yo le pueda dar, que le haga sombra a tanto tiempo dedicado a este chico, no hay melodía compuesta para ella, que logre decir te quiero amiga. Intento escribir de ella, pero escribo de mi. Escribir de ella es muy complicado, hay letras que no se pueden conjugar para pronunciar su vida. Sumiko es única, y más allá de algún sentimiento de mi querer hacia ella, está el tatuaje que tengo en la piel de mi alma. 

Ella me ha enseñado el valor del momento, de la vida ahora, de la oportunidad de entender el compromiso que hay de una alma, y de lo que se puede llegar a influenciar tan solo con palabras. De aprender a confiar en Dios, y eso significa que nada está bajo mi control. Eso me ha llevado tiempo. Aprender eso, cuesta mucho corazón y coraje. Las dudas se alejan de las personas que confían en su amor. El miedo deja de ser algo cotidiano. Mi vida nació, en uno de esos momentos cuando la oscuridad se apodero de toda la luz. Sumiko asumió el papel que un amigo hace, de alguien a quién le importas de verdad y no es solamente el de acompañar, el de escuchar, o guardar silencio y pensar para escribirme algo.  Ella hizo lo que Dios afirmo en uno de sus pasajes, y es el de levantar al caído. El dolor dio a luz la promesa.  

Supere esa barrera de Alaska con Saturno. Gracias Sumi tengo algo tuyo, tengo una marca tuya.

Quiero verte sonreír al final de mi vida, Di Caho. 

 

Me llamé soledad, y Él se llamó compañía.

La sensación del error, el paso que ya fue, es como he vivido durante un tiempo.

Me equivoqué como lo hacen los expertos del clima. Falle como lo hizo Roberto Baggio en la final del 94. Escuché los gritos muy cerca, de los extraños, de los que saben mi nombre. La recriminación de mi consciencia. Así caminé noches como pude, escondiéndome de mi, del espíritu de los que están cerca, de los que viven lejos de Alaska. Me Ausente de mis preguntas. Escuché cien canciones de esperanza, pero me perdía al terminar la noche. Entonces, para aprender de la vida hay necesidad de equivocarse.

2015-04-Life-of-Pix-free-stock-photos-coffee-people-table-cup-morning-leeroySon muchas las veces en que he necesitado fuerzas. En que he necesitado que la esperanza sea real, no una teoría básica de aventura. Pero sin lugar a las dudas, soy ese que salto con miedo de la montaña sin protección, sin medir la atura, sin saber la temperatura que debía resistir para continuar, para llevar una  vida decente. Pero salte, sin pensarlo mucho, salte escapando de un mundo desigual y de un montón de cosas que no quiero mencionar ahora. Salte por mi y en parte por alguno de ustedes. Salte para conocerme con el miedo, y lo que eso significa. Y así, fue que conocí en corto tiempo lo que hay entre el salto y la caída, que es el mismo tiempo que existe entre el placer prohibido (por así mencionarlo) y sus consecuencias. Luego de allí, no hay borradores, ni atajos como en el teclado. Las noches no llegan a ser noches, el placer no se siente igual, las compañías se sienten solas, la música no me lleva a ningún Saturno, el lápiz no pinta nada, y el papel no escribe nada digno.

Ahora, una vez abajo, inicia un proceso que no se detiene, es algo inevitable y es pensar distinto. Cuando se vive en carne propia te das cuenta de muchos detalles que en la gloria no se hacen notar. Cuando estas abajo te das cuenta que el mundo tiene niveles de miseria, de gloria, y de humanidad. Es el proceso de ver que cada persona tiene un mundo y que hay que respetar sus héroes, sus enemigos, sus pasiones, sus ideales. Que tiene sueños que no son tontos, y que ese sueño es lo único que lo hace vivir en ciertos casos (Por eso, no estorbe, no ensucie lo que ellos han hecho por seguir)

cropped-fotorcreated1.jpgQuizás uno de los mayores problemas que he tenido es tener conceptos errados de amistad, de amor, y de muerte. Por eso, guarde trocitos de vida negra en una caja y lo asegure en el fondo de mi. Aprendí con el paso de los días a dejar a un lado a ciertas personas que son toxicas. Creí que eran  noches de derrota, por que así piensa la gente en general cuando se caen, y aunque luego digan frases de superación, en el fondo prefieren nunca caerse, y allí, en ese mismo pensamiento yo me derrote. Por eso ese salto inesperado, no premeditado, fue una gran acción. Aprendí más equivocándome que teniendo la razón. Porque me apuñale con las preguntas que solo abajo me haría y que tendría el valor de responderme. Abajo es un lugar desamparado de la tierra. Es el eco con derrota.

Me llamé soledad y Él se llamó compañía. Me llame cansado, y Él se llamo fuerzas. Me llame deprimido, y Él me llamo amigo. Hubo golpes en la cara, en el alma y debajo de mis ojos. No hubo pasaje para abandonar el país de la lucha. Hubo oscuridad para conocer otro camino a la esperanza. Una esperanza dirigida. Las circunstancias son algo natural. Existe muchos silencios abajo y seguramente callar sea un idioma, pero también es un acto de tortura cuando nos sobrepasamos en ella. Las personas se oscurecen, pierden el rumbo, se vuelven egoístas, quedan huérfanos, y se alejan de mi (Eso es normal).

Lo real en esto, es creer que se puede caminar herido, que se puede llevar un muerto (el alma), aun arrastrando una oscuridad hasta poder llegar hasta la esperanza, pero eso no ocurre por fuerzas propias, eso ocurre de repente, eso pasa porque Él está, Él llega, Él aparece. Puedes hablarle en silencio, Él conoce el idioma perfectamente. Él sabe de miradas tristes, y cargadas. Él sabe de oscuridad, de traición, de abandono, ,de depresiones. Él continuo conmigo en la caída, en lo bajo. No salio, ni escapo, no canso de la comida, de las mimas canciones, ni ponerme cada seis horas la venda, y ayudarme a caminar.

Aun sigo despertando con las vendas, y Él allí.

Yo acepte su amistad.

Casi cuatro años

“Pasan cosas, pero no hay razón para distraerse”

10991178_10205709167385182_7664649925736267229_nEres una de mis victimas. Casi cuatro años se escribe muy rápido en cualquier teclado, muy rápido al pronunciarlo, y si le pones una canción, tal vez dure un poquito más, pero la realidad de mi vida dirá que no lo es. Casi cuatro años no es tan suficiente para escribir te quiero una noche donde estamos perdidos, deprimidos y destrozados, y nos tenemos allí. Casi cuatro años no es suficiente cuando hay una serie de preguntas que aun no se han resuelto, con un vaso de café que esta por la mitad. Casi cuatro años no es suficiente para gritar de felicidad cuando conseguimos alcanzar una meta. Casi cuatro años no es suficiente para seguir queriendo como te quiero. Casi cuatro años no es suficiente para abrazarte, y para que abrazaces al pingui, que por cierto abraza fríamente, aunque por dentro sea un lago colorido de amor. Casi cuatro años podría pasar para cualquier otra persona, pero para Ben no.

Andas, conoces bien lo que es pasar de Alaska a Saturno y gastarse los pies, descansar en un bar, y escuchar algo de Coldplay. Luego gritar, estornudar, y no tener pastillas para la gripe. Seguimos el camino para que llegaras a Saturno. No te pedí que lo hicieras, pero tus piecesitos decidieron hacerlo antes de conocer mis delirios, y luego después seguiste con Ben, cuando yo era un desconocido sin fama, y sin dinero. cuando pagaba por tener alguien que me acompañara en la soledad, en el silencio, y si, así inicio esto que hoy gratamente le llamamos amistad infinita,  más que un sentimiento bonito, una relación  . . (Aquí, Satuno llora un poco) una relación que cuido mucho, porque me importas pitu traviesa, y me interesa que estés bien, siempre bien.

“Algunas Noches el Silencio Rebota Y Se Expande Arbitrariamente Dejando Huellas De Dolor”.

Recuerdo que mis cosas no salían nada bien, mí corazón parecía de todo, menos un corazón. La vida amarga, y pocas oportunidades de tener un vaso de helado para mí. Pero así, eres tú, terca, inamovible, y aunque pasamos tiempo difíciles donde lo mas lógico era irte, lo mas sencillo era eso, olvidarte, y tenerte como un recuerdo de una amistad que fue pero que ya no es; pero aquí estas, jodiendo en Saturno, apurando lugares, divirtiéndote en medio de todo.

“Te vas a joder, porque no me voy a ir de tu existencia. Vas a tener que enterrarme cuando Dios así lo decida, y vas a tener que cuidar al valiente de Haku, y la dulce de Emi, y la reina de mi esposa”

Tal vez, el mundo este en su afán de lograr que se yo, pero por favor sigue con tu vida, con lo que has sido durante estos años, no mires atrás, no desgastes tu mirada en comentarios de personas que nunca están, o que simplemente intentan distraerte, sigue, lucha y sigue fuerte.

Gracias no tiene un significado muy detallado en Saturno, pero creo que es la palabra que se acerca a lo que hoy puedo decirte en un día donde a Dios le dio el placer de crearte. Creo en ti, en lo que haces, en lo que escribes y en lo que sueñas. Sigue siendo tú, aunque te equivoques, y seguramente yo quede un poco perdido de tu vida, aun así, yo seguiré allí como el terco que va a querer joderte siempre, con Haku, o sin Haku, con tu novio o sin él. Recuerda que no te escaparás de ser mi victima. Ya una vez en Saturno, siempre Saturno. Y la fotografía de nosotros, viene pronto, porque necesitamos cambiar el afiche del cuarto que está en el lago de Sarturno.

Un día como hoy

FotorCreated

No recuerdo cuál es la regla o cuáles son los parámetros para hacer un buen escrito por las normas de gramática y afines de ella. Yo siempre me considere un desobediente para ciertas reglas, de hecho alguien una vez me dijo que las reglas se hicieron para olvidarlas, pero aún cuestionó ese argumento letal que puede cortarnos el equilibrio. No soy muy audaz con las palabras, y con las letras me va igual que con las mujeres: “a veces si, otras no”.

“Los amigos no necesitan permiso para llamar, para entrar, para guardar silencio, para estar deprimidos, para levantarse, para no tener dinero con que pagar una lata de Smirnoff, para errar, para reír, para llorar sin lagrimas. Los amigos son el escaso tesoro que debes hallar una o tal vez dos veces en la vida” ¿Qué es un amigo? 

fffHoy parece ser un día tradicional en el que nos han colocado a vivir. Para mi es el recuerdo de una fecha dónde el creador le dio vida a alguien que afectaría mi mundo y me haría preguntas sin que ella tenga la necesidad de pronunciar palabra.

En medio de estos cuatro años de estar, de leer, de visitas, llamadas, mojadas de agua lluvia en plena 72, de empalague de Chocorramo con Pony Malta, de una cerveza que va y una respuesta que entra, puedo escribir que los millones de corazones que hay en este mundo caótico, y aveces tierno, tengo el privilegio de escucharle, de considerar su vida cercana a la mía, de tener tiempo para hablar de ella con mi padre y de que sea parte de Ben.

En medio de mi pérdida y mi ganancia, de mi distracción y emoción, de mi terquedad y ambición, entre Alaska y Saturno, que bien le hace al mundo un día como hoy. Gracias porque aun sigues insistiendo en vivir, en no abandonarte aunque a veces sea un buen plan para dormir un rato de la vida, pero aquí estamos y si Dios lo ha permitido es porque podemos inquietar a varios corazones para que puedan hallar la luz.

El amor es gratuito

Soy la novia, parte de ella, y durante un tiempo atrás dediqué algunos de mis escritos a ser irreverente con ella, diría que de cierto modo molesté e incomodé aquellos que pertenecían a ella. Decía las cosas como las asimilaba, como las vivía, como las maquinaba, y así me expresaba.

Yo era un chico tranquilo, casi ni me notaba al andar por las avenidas, ni en la iglesia, a pesar de haber nacido y crecido en una de ellas. Al terminar casi mi adolescencia mi corazón se convirtió en piedra por ciertos episodios que algunos de sus líderes provocaron en mi(al fin humanos).

10152608_10153436361044069_948017045240212966_nYo era de esos que usaba las letras para dejar pequeños huecos, para que otros explotaran con comentarios. Era un chico molesto con esos que gritaban los domingos por la mañana, que exigían cierto tipo de vida para . . Pero que entre pasillos, ellos no tenían mucho que exigir. A pesar de eso, yo me sentaba en la banca de la iglesia a esperar el error para criticar, para señalar lo mal que andaban. Yo era de los que cínicamente me burlaba de las aburridas canciones que se cantaban, de lo mal que improvisaban me fastidiaba el mismo verso de sus predicadores, y de los tradicionales eventos que siempre pretendían insistir.

Mi rebeldía, mi sarcasmo, mi punto de vista, nunca o la mayoría de veces estaba de acuerdo con lo que la iglesia hacia, pero aun así yo seguía allí. Debo decir que hoy, luego de muchas circunstancias fallidas, de derrotas miserables, de tantas cosas, confieso que nunca fue bueno lo que hice, lo que pensé premeditamente, lo que escribía en algunos de mis post, aun cuando pudiera tener la razón en algunas cosas, nunca es y seria el camino para hacer ver algún error de aquellos que lideran.

Yo necesite caídas, algunas muy grandes, casi catástrofes para verme a mí, para que la rebeldía, el enojo, la molestia, el dolor pudiera menguar, para que yo pudiera perdonar a aquellos que una vez me hicieron mal, directamente y unos casos indirectos. Yo necesite tiempo con Dios para poder escuchar consejo alguno. Necesite ser conmovido con el dolor, con la impotencia. No fue algo de meses, fue algo de años. Y es que no es sencillo el tema, la iglesia de hoy vive tiempos depresivos, tiempos bipolares espiritualmente hablando. Somos señalados por todos: la política, las religiones, los mismos creyentes, los que van a veces, los que nunca van. Y aunque hay algunos que practican un amor doble, un amor que todo lo cree a ciegas, un amor sin conocimiento en las escrituras, y es por ello que hay algunos que hacen carrera dentro de la iglesia.

Lo único que Dios recompensa en público es lo que nadie reconoce, lo que la gente no puede ver. Podemos irnos de esos lugares, de esas personas que alguna vez le hicimos un bien, un servicio, o donde participamos, y nadie nos debería nada. El amor es siempre gratuitito, y si no lo hicimos por amor, entonces hay algo mal. Todo se lo debemos a Dios. La gente debe darse cuenta de que Dios puede satisfacer nuestras propias necesidades.

A pesar de todo eso, de los errores de la iglesia, de los humanos que allí van, y vamos, debemos aceptar eso, aceptar que somos humanos primeramente, que tenemos errores, que llevamos corazones que son procesados, que son llevados a circunstancias extremas, y que en ciertos momentos específicos no sabemos qué responder. No es fácil el público, no es fácil el creyente que va con sus dudas, sus preguntas que desean ser respondidas, o aquellos con carácter difícil que exigen, que piden, que no cambian, que incluso sobrepasan el respeto en algunos casos. Nos hemos vuelto poco tolerantes, poco compresivos, con aquellos que dan su tiempo para que otro corazón sea escuchado, para que sea restaurado.

10427335_10152597858174069_8801421146620781270_n

Iglesia en el agua “se encuentra cerca de Tomamu en el corazón de la isla de Hokkaido, norte de Japón”

“Si eres parte de la novia, de la iglesia no la señales, no la maltrates, no la ofendas, ni la critiques. Es la novia que espera a su Rey, es el pueblo de Dios, su iglesia, nuestra familia y nuestros hermanos” Fabian Liendo

Por eso da fruto donde estés, enseña, sirve con amor, ámalos, da amor, ama a los imperfectos, a los que tienen el anhelo de servir, a los que no, a los que no opinan igual que tú, ama, atiéndelos, escúchalos, respétalos, y ora por ellos. Que el mundo pueda ver tu caminar, no tu popularidad, tu fama, sino la verdad que abraza.
A veces nos preguntamos ¿Por qué no pasa esto en la iglesia? ¿Porque esto es así, porque no hacen esto? Y la única respuesta más rápida que tengo es: y si lo haces tú. Qué tal si, comienzas por ti, dentro de ti comienzas a construir la iglesia, y dejas a un lado la crítica, que tal si naces de nuevo, si olvidas tu nombre, tu apellido, y mueres a todo ello para ver la gloria de Dios. El evangelio necesita ser presentado como es Jesús, necesitamos ser fieles, porque en realidad no nos debemos a una vida o un estilo cristiano, estamos consagrados a la voluntad de su amor. Es absolutamente necesario morir, desaparecer nuestros deseos y pretensiones para que el mundo pueda ver lo que realmente necesita ver: a Cristo.
Sigue con la carrera, continúa una milla extra. Extiende tus manos para sanar, para levantar, para secar rostros húmedos. Sé el hijo de Dios, el hijo que Dios desea tener. Jesús ocupó nuestro lugar en la muerte, entonces no le quites el lugar a otro para que sea transformado, no distraigas su atención de su amor. La iglesia es un proyecto de Dios, no de nosotros. La unción de Dios nos pone al servicio de Dios y de la gente, no es un trayecto verticalista donde unos tienen privilegios sobre otros

Deja que Dios sueñe con tu vida, que Cristo viva su vida en ti, y esa debe ser nuestra alegría. Que Dios nos ayude a conocerle, que Dios nos ayude.

Amar en teoría no es amar.

Amar en teoría no es amar.Haku: ¿Cómo conquistaste a mami?
Ben: Pensando . . (Espero tener más de tres cuadernos para cuando pregunte eso mi pequeño.

Creo que Haku desearía escuchar, que su padre Ben luchó incansablemente contra una manada de gigantes, que derribe puentes de miedo, que salte a pie descalzo al otro lado del mundo por su amor, que siempre la espere, que guarde silencio cuando estaba enojada y se desahogaba. Que ame a su abuela, aunque ella no gustara de mi al principio. Que ore por ella antes de conocerla. Que me sacrifique, que siempre la ame a pesar de mis continuos errores, que aunque era un tonto siempre busque la ayuda de Dios.

Pero se imaginan si la respuesta sea:
“Es que casi no lo hago”

¿Triste cierto?

Pero Dios, lo hace a cada momento. Dios nos conquista tanto, que El tiene una memoria fresca, tiene siempre una expectativa cuando llegamos donde El.
Que la presencia de Dios, que tus platicas con El, no se vuelvan tan familiar y aburrida, que no se nos olvide Quién es El.
Una relación honesta, y sincera con Dios no es fácil, no es sencilla, pero El está con nosotros, y ante eso, su amor está allí en lo secreto de nuestro silencio.

Si luchas por una chica, cuanto más por Dios, cuando El es él padre de esa chica. Cuando es quién nos ha sostenido en Todo.

Amar es un universo infinito de sacrificio que palpita, y pide a gritos: que actúes, que te muevas.

La Francesita de Alask

Estar lejos. Ser distante. Ser diferente. No preguntar. No asumir el riesgo, y tal vez, responder los porqués.

IMG-20151023-WA0015Sumiso en la melodía correspondida. Llevando pecados propios. Imaginando pasos hacia otro camino. Volviendo de nuevo a casa temporalmente.

Te vi otra vez. Aprendí tu nombre en español. Observé tus fans que deposita tu red social, y aquellos cercanos. Sospeché que no le tienes miedo al fuego, tampoco a caminar el desierto, pues tu padre es el amo y dueño de todo.

Tiempo luego, tu nombre se acercó al mío. Respondí. Abierta, tranquila y curiosa esa fue la chica que entro esa mañana hace varios meses.

Uno nunca sabe quién puede aparecer. Quien te puede hacer sospechar otro tipo de mundo, una manera positiva de apreciar lo que se tiene. Y es que Alask no ofrece muchas garantías para sobrevivir. Tampoco hay mucho espacio como para lidiar nuevos nombres y circunstancias. En medio de papeles, carpetas y recordatorios de: “Ben, para que?“. Esta esa chica tiene un nombre: “La Francesita”.

Las personas tienen la libertad de opinar, de preguntar, de irse, de no regresar, de olvidarse. En eso consiste muchas historias. La mía trata de ser coherente con lo que pienso. Trata de sacar espacio en Alask. De ser honesto con aquellos que tocan la puerta y preguntan. Pero ella tiene una manera especifica de golpear la brisa, de levantarse, de ejercer autoridad y eso la hace merecedora de un texto corto, bello y casi incomprensible en alguno de sus apartes. Gracias por guardar silencio cuando lo pido, pero gracias también por tocar heridas no sanadas aun.

Ya no vivo yo

Ya no vivo Yo

Es difícil decir adiós, en todo el sentido de expresión y su significado para nuestras vidas. Es desacomodar, cerrar algo que siempre ha estado abierto, es como un bombeo al corazón, es como un aire que entra a nuestros pulmones. Decir adiós, y si es un amor, es muchísimo más eterno y costoso. Decir adiós a una costumbre, a un deporte es difícil requiere de nosotros. Es saber que vas a recordar algo que hacíamos, y que ya no haremos, que no abrazaremos.

El verdadero amor echa todo, lo da todo, no siente que es un sacrificio, que es una tarea obligatoria. Así mismo el verdadero amor, es aquel que te impulsa, que motiva, que saca de raíz el temor en base a la confianza, a la fe, y a la verdad. Cuando conoces a Jesús, muchas y muchísimas cosas salen a la luz, en él no hay oscuridad, en El encuentras lo que tanto tu alma ha estado buscando.

“En realidad, también yo he muerto en la cruz, junto con Jesucristo. Y ya no soy yo el que vive, sino que es Jesucristo el que vive en mí. Y ahora vivo gracias a mi confianza en el Hijo de Dios, porque él me amó y quiso morir para salvarme”.

“Y es que encontré
Lo que tanto busqué
Y ahora me quema” 

#HistoriasDeUnaNoviaEnEspera

#RiesgosDelAmor

Sumiko . . . ¿Qué día es hoy?

No sé  . . No sé cómo inician las buenas historias, pero sé como continúan. Tal vez, puede ser un día más que saldrá corriendo con los minutos, y las horas, pero el cielo esta encendido por ti. Dios planifico todo por ti, y para ti, y yo estoy feliz de saber esta fecha hace unos años. Estoy feliz de verte bailar con El, de verte sonreír y llorar. Estoy feliz de tener así sea, un pedazito de papel en tu vida. Gracias por existir y por darle el valor que Dios le ha dado a tu vida. Ahora seguimos soñando y luchando. Estoy orgulloso de ser tu amigo, y que me llames amigo, por qué sé muy bien el trasfondo que hay en el.

Creo que, podríamos habernos quedado con nuestra vida

Encontrarnos a nosotros mismos  

Pero Dios . .  No lo permitió.

Ahora escucho una voz aquí a mi lado en esta playa en Saturno”.

SUMIKO1 (1)Andaba el bus demasiado lento para nuestras aspiraciones. El calor y nuestra prisa. La incomoda manera de esperar hasta llegar. En todo esto, Sumiko. Silencio, un poco de ese silencio. Verle otra vez el rostro y saber que es ella de nuevo. Su armonía dulce. Su certeza al hablar y al callar. Sus preguntas y su sonrisa. La camiseta que nos identifica. La pasión para hacer las cosas.

Caminaba el bus en su destino. Aprecie nuestro silencio, el ruido exterior. Siempre pensé que no volvería a tenerlo. Pensé que no tendría la oportunidad de sentarme a su lado, pero Dios hace de las circunstancias algo maravilloso, y ella, su voz en la obediencia. Ver el majestuoso amor en ella. Amar su vida, un regalo no merecido que de nuevo tengo en mi vida.

Uno, dos, y no siempre es el tres. He compartido estos últimos tiempos con ella, y mi verdadera historia jamas contada esta en su alma, la tiene ella. Me asuste al tropezarme con sus ojos y me arriesgue en mostrarle Alaska hasta llegar al inicio de un gran Saturno. Las montañas rocosas, las verdes y blancas piedras. La Soledad y el misterio que encierra. La playa, la orilla y la lancha. La temible cueva del delirio. Los nombres del ayer. El Rincón oscuro de la banca del frío. Los fantasmas de unas escaleritas del viento. Los desórdenes de un ayer. El juego de no vivir. La idea de despertar. La mentira a morir. Mi corazón y sus emociones. Mi vida, la que bien conoce.

Alguien entro y fue ella. Alguien con el suficiente valor para apreciar y atesorar mi historia. Alguien que me abrazo, que no se escandalizó de mi vida. Alguien que valora mi vida y no se fue. Que perdono mis errores fatales,y me ayudo a salir de ellos. Ella, que reta mis letras con Dios, mi amiga Sumi.

El bus siguió llenándose. El calor lindo. La temperatura es idónea para bajarse pero puede más la pasión que la necesidad. Nadie llena lo que otro llena. Una persona no reemplaza a otra. No me refiero a la idea de ser indispensable. Me refiero a la idea de que cada libro es único en su naturaleza, por que su historia así lo demuestra y lo demanda. Mi Sumi, gracias por todas las historias detrás de estas letras, y que el mundo desconoce. Gracias por tu palabra, por el honor en ella. Por quererme, y aceptarme en tu mundo.

No sé que pasara con nuestras vidas, lo cierto de esa noche fue apreciar nuevamente lo que el cielo me brindaba: El placer de estar a su lado y luchar. A Dios todo, El es quién nos junta, y nos ha dado la oportunidad de disfrutar de este tatuaje permanente, Sumi. Por favor, no olvides que tenemos un osito panda en Saturno, esta al lado del lago negro, aun no tiene nombre. disfrútalo, es inofensivo. Ya sabes que te quiero, pero lo vulevo a escribir: Te Quiero como esa camiseta Blue, como esa melodía de Ludovico. Te quiero, de aquí a Saturno, sin derecho a regresar.SUMIKO (1)

D I O S I N F I N I T O

No obstante tarde un poco más de lo acostumbrado en mi noche para dormir. Subí mis pies sobre la silla. Tomaba un sorbo de Coca-Cola, y recostaba mi espalda sobre la silla azul. Escuchaba al fondo la melodía de Tenth Avenue North. Meditaba. Así pase una larga, bella y hermosa noche romántica.

Guarde silencio, no ese ensordecedor, ese que te da ganas de llorar, ese que tiene un acelerador en el alma, ese que no resiste el corazón con hielo, ese mismo que muchas veces me obligo a lidiar sin otra alternativa, no, este silencio es el bello silencio de escuchar, de estar tranquilo ante su dulce voz, ese que te dice hijo.

Las horas no pasan, no generan ningún fastidio alguno cuando estas charlando con Él. Lo que escuchas de Él, son respuestas preciosas, son planes que siempre ha tenido para mí. Es un bálsamo saber que existe Él siempre para mi, y que inmensidad saber que yo existo por él.

Hoy, después de un año, sonrió a pesar de las dificultades que hay en Alaska. No pensé que volvería, no lo imagine, eso no estaba en mi Gps, sobre todo por el tamaño de mis decisiones, pero qué difícil es conocerle y seguir siendo el mismo. Es totalmente irreverente creer que podía con mis ideas, con mis pretensiones de seguir y vivir como si nada.

Más que hoy, es saber que soy feliz por su amor infinito, por su imparable amor. Un infinito que sobrepasa las ecuaciónes matemáticas, que supera lejos el romanticismo puro y natural, un infinito de estrellas hechas todas para mí, un infinito que esta cuando estoy bien y cuando no. Un infinito plagado de sorpresas. Su Amor un infinito eternal.

IMG-20150818-WA0007-01Dios es amor infinito, y uno a veces llorando por alguien, que a veces ni es correspondido. Dios dándonos amor infinito y nosotros  tomando el camino de más banca rota.

Dios te quiere, siempre lo ha hecho. Yo siempre he creído, y he pensado qué el problema nunca ha sido Él, que siempre he sido yo. Pues yo soy el que lo ha dejado de amar, de buscar, de escucharle, por mis razones, por mis comodidades, y con todo eso, Él sigue tan igual amándome, sacando el sol todas las mañanas, refrescándome con la brisa, inundando mi mundo de aire para que yo respire, alimentando la creatividad que me ha dado, y a veces tenemos el descaro de enojarnos, e irnos, y ya. Pero que enorme se hace su amor cuando no podemos más, cuando ya las soluciones no quedan. Nos da miedo, y escapamos. Su Amor es real, tan real como un beso, de un abrazo. Dios te quiere, y Dios te ama. Qué tal si ahorita te vas de paseo con Él por el parque, y charlas un rato, seguro tiene cosas que decirte, pero déjalo hablar y escúchalo, seguro te sorprenderás lo que tiene para ti. Que tengas feliz noche. Gracias por leer, y dejar sus comentarios.

La primera vez de, Octubre

tumblr_lvbqr5BrFy1qcr6iqo1_540No somos nada y no sé que estamos esperando para serlo. Yo creo que por lo menos deberíamos ser unos amigos que por las noches dibujan haciendo planes para un futuro eminentemente bello agarrados de la mano. Podríamos ir planeando esos viajes aventureros donde tú te cansas de caminar y yo termino llevando tu maleta, por poner un ejemplo, amor. Podríamos ir al monte Elías, o subirnos en el teleférico de Santorini.

Pero no es así, no somos nada. Somos dos chicos que no se conocen, que andan con un corazón, y con muchos cometas por volar. Andamos alejados en un mundo desencantado, que necesita una violenta carga de amor. Pero te he visto en esta rareza de mundo caído, en estos pálidas circustancias donde el paisaje aun brilla por el cielo. Mis pupilas se dieron cuenta que estabas tú, andando tan descuidada y bella; enfocada en tus cosas, en tu vida. Han sido varios momentos donde ha sido así. Y ¿Que título le puedo poner a la acción de estar distraída para mí y sujeta a lo que estás haciendo?

La lejanía tiene el encanto de saber que no sospechas que te miro y te observó, que me gusta hacerlo, ver pequeños detalles que a muchos se les escapa de la vista. Y que hay de tu voz? Tranquila, y angelical como un cielo infinito, o un mar dormido donde los delfines salen aventurar.

Te veo, te miro, y me marcho. Entonces, solo me queda seguir viéndote tan distraída como la primera vez de abril cuando mis ojos se dieron cuenta que existías. Ahora queda esperar un presente que tal vez quede allí, en escrito, donde tu rostro quede olvidado en mi andar por la vida, o tal vez sea con vos con quien me siente una noche hablar de lo divertido que es vivir y tener el privilegio de estar sentado contigo comiendo helado. Pero así es la vida, a veces no te da el chance de hacer algunas cosas, por lo menos de mi parte, logre escribir esto despues de. Espero verte pronto, Dulce.

Mañana es tarde, no hay tiempo en él

d11d5779dfcd587da336ff636a2f18f4Esperamos respuestas, y buenas respuestas. Pretendemos abrir nuestros ojos por la mañana y que por la ventana tengamos paz. Soñamos con tener el control de una vida con Dios. Una vida agradable, prospera, evitando a toda costa el sufrimiento y por si fuera poco queremos que un montón de cosas se puedan dar. Y no está nada mal querer ese tipo de vida con Dios. Pero a la vuelta de un momento mañana es tarde y no hay tiempo en él. Aquí detengo mi auto, y bajo algunas calles hasta llegar a playa y preguntar si en verdad pretendemos eso? A lo bien, ¿queremos eso? Y la respuesta es sí. Anhelamos que nuestra vida sea agradable, buena y con él.

Lo sorprendente de todo es nuestro esfuerzo agónico con lo poco que hacemos, cuando todo se amontona. Tal vez, estamos pretendiendo mucho con tan poco. Y en este aspecto no tiene nada que ver la fe. Tampoco la gracia majestuosa, ni el amor desmedido de Dios sobre nosotros. Tal vez no estamos entendiendo bien lo que Dios nos está diciendo, quizás no comprendemos sus palabras, sus letras, sus manifestaciones, y quizás su misma creación. Tal vez estamos mirando tontamente el dedo cuando hemos perdido de vista el inmenso cielo de estrellas. Tal vez nos arrinconados en una habitación de rutina a la que solemos llegar porque si, porque necesitamos algo con suma desesperación. Pero nuestra vida va como los domingos por la mañana, con una oración que ya ni es oración, con una adoración que se volvió canción porque ya no lo vivimos. Nuestras… Tantas y tantas cosas, personas, circunstancias han hecho de nosotros un trazo predecible. Tal vez perdimos el lenguaje con él. Ya no hay comunicación, solo vacíos, recuerdos espirituales. Nuestra vida se volvió más importante que él. Y eso costo el hecho de no tomar en serio su lenguaje, su voz, la Biblia, el hablar y escucharle, hacer su voluntad.

Su luz sobrepasa toda inmensidad. La oscuridad conoce de él, ya lo ha hecho antes. No dejes que el ritmo de tu vida apague todo, no permitas que tu no entrega, tu no sacrificio, tu bobera, tu fatiga temporal, tu distracción, tu depre espiritual te deje fuera de toda una eternidad con él. Mañana es tarde y no hay tiempo en él.

Asma Emocional

No sentirlo, que nos causa?

Aceptar no sentirlo, que produce en ti?

El ha seguido estando en la soledad de la oficina, en la carrera agobiante del stress, cuando se acabaron las pilas de mi corazón, cuando el café se derramo sobre el proyecto de mi vida, cuando no tenía que escribir, cuando no tenía ni la más remota idea de que decir como respuesta. Siempre ha estado.

Estaba roto. Tenia asma emocional. Me ahogaba, me deprimia, nada me salia bien. Sufria. Creo que necesite estarlo. No escuchaba la voz, ni el consejo de nadie, no basto mi débil experiencia, aun cuando habia pisado ese sendero. A veces vamos a necesitar y estar estrellados a pedacitos. Mi corazón necesitaba morir, para que viera con sus ojos de cristal como es vivir de verdad. Necesitaba llorar hasta el fondo. Estaba débil, frágil, y vulnerable. Aunque yo siguiera pensando que podía continuar mi manera de enfrentar la vida, pero que va. . No podia mentirme más. Para que hacerme esa idea mental, cuando lo que necesitaba era su abrazo y que nunca terminara. Necesitaba reconocer que con él respiraba, que no sufriría de asma emocional.

Creerle a él, es fe. Es saber que existe, y . . . (Esta es la parte donde llore, mientras escribía). Escribir la verdad. La gente nota que algo cambia, se nota como se escribe, como se habla, y sobre todo: “como se cree” y se enfrenta ahora las circunstancias.

la bibliaNo quería un intento más, para ver que ocurría con mi tiempo, con mi vida. No era para mirar que cosas buenas iba a ocurrir con mis sueños, con mis deseos. Hay que sentir su presencia. Creo que antes de que todo termine en tu vida, debes sentirlo, debes tener una charla con él, no importa lo que sea, debes. Tal vez me digas que nunca te ha hablado, y yo debo decirte que siempre lo ha hecho: La Biblia, un libro entero. Tal vez me digas que nunca lo has sentido. Lo has sentido a cada momento con la brisa, con la luna, con el sol, con ese aire que respiras. El te ama. Lo aceptes o no, eso no cambiara su forma de hacerlo.

“Aquí está mi corazón

Tú eres la luz sin oponentes

Tengo esta vida  porque tu le das el respirar.

Aquí está mi corazón

Jesús tu eres el todo

Escrito la verdad, porque tú eres mi verdad

Dios glorioso eres”.

Jesús y Ella

791e119c49c44481c409e186086a82dcVerte . . Y lo que eso significa

Escucharte. . Y lo que eso conlleva

Sentirte. . Y lo que eso ocasiona

Pensarte. . Y cambiar el mundo gris.

Es que es así, y debe tener más profundidad. Tus ojos, tu voz, tu silencio, tu mirada, el palpitar, el llegar, encontrarte. Eso es una bendita necesidad que va más allá del querer de mi parte. Es una fuerza que está dentro, desde no se cuando. Haciendo memoria siempre te busque, y te seguiré buscando. Locura tras locura. Si me las regalas sería lo más genial y maravilloso del mundo. Toco puertas y no es allí. Me siento, y apareces. Entonces mi reloj dice que te he estado buscando en Saturno, y es en Alaska, entonces salto de una para Alaska.

Sentimientos, sin saber tu nombre, sin conocer una estrofa tuya. Melodías de piano y guitarra acústica con un violín suave mientras corro por las calles mientras averiguo por ti. Entonces no pregunto más. Pero la fuerza, la tristeza, el dolor, la vida, Jesús el aliento de cada momento es lo que me mantiene vivo, lo que me lleva a una sonrisa, como el sol de cada mañanita. Es Jesús, lo que atrae mi alma, es la mera necesidad hacia él, por sus cosas, como algo involuntario que no controlas, que no manejas, porque siempre llegas hacia él. Porque una vez que lo conoces, no existe la forma para escapar de ello, no se puede mentir, no se puede ocultar. Intente escribir de mi corazón hacia ella, por ella y termino hablando de él, y es que eso es lo que hago con Jesús, hablar de ella, hablar de lo que hace por mi, del amor, de esa atracion desmedida por lo que hizo un febrero de 1987, guardar silencio y escucharle.

Entendí después de unas cataratas de emociones que cuando estás en él, y vives en él, llega a tu vida muchas cosas que nunca imagina uno que va a experimentar. Te encuentras personas grandiosas, y oportunidades de lujo. él tiene la culpa de esas dichas. Me preguntas por ella, que donde esta? Ella está bien, al igual que yo.

Amandolo a él, nos encontraremos #LMDH

#Continuara

No buscaba la respuesta

Nunca ha sido fácil escribirle a alguien que escribe. De hecho, escribir de alguien ya es un crucigrama japonés. Trato de ser objetivo, claro, tranquilo, y sincero, sobre todo eso, aun así no deja de ser una gran responsabilidad.

Escribir es más interesante que las palabras, porque los humanos tendemos a decir muchas cosas a causa del calor de las emociones, y el tiempo termina pisoteando frente a nuestros ojos las vagas palabras. Escribir queda allí, sobre un papel escondido en una gaveta, en una página de red, pero sobre todo queda en el alma, esa que no se oculta, ni se desconoce.

“Porque al final de todo, uno se recupera de uno mismo”

Hace un tiempo me encontró en mi lugar, desde aquel momento hemos tenido la oportunidad de conocernos, y conocernos bien. Es que en si, esa ha sido tu misión y la mía: pasar tiempo hasta destruir al mundo y sus fuegos con rifles, colorear avalanchas y hacerlas tobogán, caminar y terminar corriendo detrás del autobús de Jesús.  Es la canción que está en nuestra mente y le ponemos letra, es un sentimiento que no pasa por el dinero, es la dicha de saber que hay alguien a quien le importas, incluso cuando uno mismo ha sido derrotado. El vacio, la nada, el silencio son rincones que has descubierto, y eso no se consigue con el whatsapp.

Tenerte amiga, es una locura del tamaño de un océano, de la transparencia del agua de la isla titipan, de lo refrescante que llega ser cuando estamos luchando en el desierto. Pero tener una amiga, y que a su vez escriba, y que está metida de lleno con la locura de Somos Alma, no tiene precio. Eso se llama amor, se llama amistad. Que bueno tenerte en Saturno y en Alaska, saber que hoy es otro momento más que papito Dios nos permite fotografiar con sonrisa incorporada, a pesar que la vida no sea sencilla como un juego de parqués. No buscaba la respuesta, pero Dios también se emociona con nuestra vida, y manda amigo para la vida.

Dichoso y feliz

“Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece..." Mateo 5:1-3 (NVI)

“Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece…” Mateo 5:1-3 (NVI)

Me ha costado tiempo, cierto tiempo. Algunas innumerables circunstancia apretadas contra la pared y mucho orgullo. El sistema de este mundo nos ha enseñado y sigue enseñando a valorarnos a nosotros mismos, a poner toda nuestra confianza en nosotros y de ese modo no depender de nadie por nuestros resultados. Es una independencia absoluta en lo que hacemos, en los escalones que damos. Pero que cruel cuando caemos, cuando no lo alcanzamos, cuando todo se viene al suelo. Allí me pregunte muchas veces ¿Quién nos ayuda en realidad? ¿Quién va a nuestro encuentro ante el suelo inminente?

Cuando llegue ante su presencia me dijo: “Dichoso y Feliz, Ben“. No lo entendí, a lo bien no lo comprendí. Paso mucho después cuando volvió a ocurrir. . Atónito, mi llanto tenso comenzó a descender. Sentí como el corazón se desdibujaba, y se arrugada con preguntas. Recordé toda la impotencia, porque había estado luchando, intentando darle solución a mi propia vida, y no lograrlo era fuerte. Me vinieron muchos pensamientos cavernícolas.

“Dichosos los pobres en espíritu, porque (1)

Dichoso y feliz” es, darle la responsabilidad a Él para que lo haga por mí, y eso en el sistema de este mundo, y hasta en el propio, no se ve bien. Comprender eso, es difícil. Son luchas internas con una cantidad de ideales puestos, con formas de vivir, y la costumbre de hacer todo al modo de uno, al propio yo. Algunos le toma toda una vida, otros accidentes, perdidas, a mi me ha costado todo el orgullo para llegar y habitar en su dependencia (Se escribe corto, pero son largas las noches de invierno).

Dichoso y feliz porque está aquí. Así nos sentimos en cada momento cuando estamos cerquita de Él. Cuando pasas o estas en la verdadera angustia, en el desastre, encontré la fortaleza y el refugio que no hay en ningún otro abrazo y lugar. Es descansar estando en la tormenta, los ojos llegan a cautivarse, el cuerpo se lastima y pide alguna reacción, los pensamientos van a mil, pero allí, en ese instante los dichosos y felices descansan en Él. Es el momento incomodo para la gente porque te piden actuar, la vida misma pide hacer algo, así sea algo loco, pero para los que creen en Él la vida, las circunstancias, las personas no te dan duro. Lo peor que a una persona le pudiera suceder estando en Él no lo tomara desprevenido.

Dichoso y feliz porque abandonar el orgullo en la aflicción, es para los que verdaderamente creen totalmente en Él. Ante mi incapacidad aprendí a entregar la llave del corazón. Las fuerzas, las habilidades, nada de eso alcanzaran. Dichoso y feliz los que espiritualmente se encuentran en una desgracia total y dependen totalmente de Dios y de su gracia. El camino no es fácil, nunca lo sera, pero con Él todo saldrá bien.

Película de felicidad

lamonadaMe habían llamado para ser parte de una película de felicidad, en la que tendría participación. Hay películas malas, con guiones pésimos, con actores fatales y con unas locaciones que dan melancolía. Esa mañana fue enredada. Desperté algo confundido. Estaba algo hipnotizado, ansioso, por cosas que me distraían. Hasta que llego la tarde, y me desprendí de todo ello. Mi cabello como era de esperarse, algo desubicado, un poco malgeniado. Sabía que la brisa estaría allí, lista para hacer de las suyas, así que me unte el gel posible para que le diera toda la lucha posible y derrotara a la brisa. Me cepille, me vi los ojos, y sonreí. La pausa, el pañuelo, el jean y por supuesto mis tenis. Deje lo ultimo para aquello que no es usual en mi: “la guayabera blanca”. Me la puse y salí.

A veces no les pasa que sienten que todo el mundo los observa? Y la respuesta que encuentro a esa pregunta es que nadie te observa. Camine y llegue. Nos esperaban. Me esperaban. Que importante detalle, que enorme es saber que te esperan. Eso dice mucho, eso escribe que te aprecian, que te quieren bien, que te tienen en cuenta, que eres parte de ellos. Fueron llegando rostros conocidos, eran ellos los mismo que hace 8 años atrás caminaba inocentemente por las escaleritas del viento hacia el hotel Viafara, los mismos con quien discutí, me enfade, sonreí y cante. Como pasa el tiempo en la cedula, y lo más importante es que para la memoria del alma y el corazón, es como si fuera ayer. Que increíble que a pesar de todo ello, el sentimiento logra estar intacto, aunque el tiempo nos presiona, la vida nos apura, y nuestros sueños están allí en la casi cima de la montaña, uno sigue estando en un gran capítulo. Cada uno tiene hoy su propia historia, y lo importante de esa tarde es que todos éramos parte de una sola: “La historia de la felicidad”.

Llegamos a la locación donde sería el rodaje de la película, y saben que, quede sorprendido con lo que mis ojos apreciaban. Las luces, los girasoles, la puesta en escena, los personajes, la ambientación musical, todo estaba allí como en un sueño. No falto nada, no hizo falta nada. La atmosfera tan cálida como estar en la sala del hotel. La libertad de guardar silencio, de reírse era todo un arcoíris de alegría. La película, un viaje de cómo se juntan dos almas que no se conocían y llegan a ligarse tanto que jamás son separadas. Poemas, promesas, momentos, un pacto, que fueron escritos no solo de palabras, sino de acciones que comenzaron a tener sentido, que comenzaron a tener el peso de su significado, y que significaran todo.

lamonada

La película de la felicidad fue la grabación espontanea de hacer realidad algo que estaba en la imaginación de José (Lucia) que se hacía realidad. En eso consiste la vida, en vivirla y vivirla bien. Eso es la felicidad, es apreciar el presente, y modificarlo de tal modo que no tengas espacio suficiente a donde cargar tanta dicha, me entienden?

La felicidad, es tan eso. Los intentos extraordinarios de demostrarnos y mostrar la existencia de Dios en nosotros. Se movían como peces en el mar con la música. Yo me quede sentado, observaba felizmente como es que Dios nos ama tan infinitamente. Dios tiene ese acto loco de nunca irse, es un acto de confianza y amor sobre sus hijos. Feliz de haber estado en la película de la felicidad, y feliz por Jose y Danilo. La monada pide más, vienen más.

La vida también es bella

Toda la gente está atrapada en las autopistas Con carteles que dicen, "hazlo a tu manera" Pero todos hemos perdido la pista pronto como llegamos control

Toda la gente está atrapada en las autopistas Con carteles que dicen, “hazlo a tu manera” Pero todos hemos perdido el control.

Como gira el universo, como aparecen las estrellas sobre el firmamento. Las nubes se ruedan, y los buenos recuerdos aparecen como buenas sombras, las sonrisas se muestran y el gran cielo logra capturar tan agradable imagen.

Pero, nada sale como lo previsto, como lo soñado, como la ilusión que elevamos como un globo. Algo de ello se rompe en el intento, en el vuelo, en la noche de la circunstancia. Alguna gente se va sin despedirse y eso es fatal para el alma, algunos de ellos nos dijeron adiós, y la vimos allí sin poder hacer nada, solamente derramar lágrimas impotentes.  La vida es dura, sobre todo cuando notas las ausencias en la mesa para fechas especiales, cuando se van  y no precisamente para volver, cuando ya están al otro lado.

Entonces, es oscuro. Pero, para un momento, detente un segundo, y abre los ojos ahora porque es momento de ver. Echa una mirada a la puesta del sol, que no sale por mera coincidencia. Nos brilla el rostro, nos envía un mensaje cada mañana. Alza tus ojos y mira las estrellas y la luna, algo nos dicen. Abre tu vida ahora, aunque tengas la cara lavada, no hables, respira y suspira. Hay un latido en el pecho, aun nuestra vida no ha terminado.

Te desafió a que te levantes de donde estas. Te reto a sonreír un poco. Te obligo a dar un abrazo como nunca lo has hecho. Te digo que te necesitas, que nos necesitamos todos, aunque parezca no serlo, todos tenemos un alma, un corazón y necesitamos ser abrigos de alguien, ser motor e influencia de sueños y de metas. El suelo está para levantarse y mirar arriba.

Con cariño para aquellos que van triste por esta vida que no es nada sencilla, para aquellos que no han superado las ausencias, las perdidas, las derrotas. Para aquellos que no tienen a dónde ir, un abrazo de este chico que también ha vivido como ustedes.

La Monada

Eran estas fechas de diciembre cuando volví a entrar en aquel lugar que de chico había conocido (el templo de mi antiguo colegio, el 20 de Julio central) fui con mi primo Jaime quién me había invitado, ese sábado a Generación Jesús.

Esa extraña sensación de ir a un lugar que conoces, que recuerdas, y tener esa tal vez necesidad de volver a el en otras circunstancias. El templo estaba intacto, con ese piano elegante. Por mi parte yo seguía delgado como siempre, sin palabras en mis bolsillos, envuelto con mis propios pensamientos, me senté en aquella banca. Estaba lleno el lugar, vi saltar  los chicos con esas canciones que tenía en mi diminuto mp3 de pilas (Bartimeo, Loco, todo poderoso entre otras me eran conocidas). Escuché la predica, y me agrado la atmosfera. Cuando terminó me presentaron a lo que sería mi familia sin yo saberlo.

pide masEse sábado los distinguí de la multitud, escuche sus nombres. Eran espontáneos, diría que demasiado, no les importaba llorar, reír, o hacer travesuras. Eran chicos diferentes a lo que normalmente yo me tropezaba. Allí inicie con ellos, y aunque suena a “estar integrado con ellos”, no fue así, yo hacía exactamente todo lo contrario, y no por terquedad, mas bien porque me costaba demasiado abrirme, ser espontaneo aunque lo era a mi modo. Yo guardaba silencio, mas del que puedan lograr imaginar. Los observaba uno a uno, sin que se notara. Aun así ellos saludaban con la alegría, con la carga, con la falta de, con la abundancia de, pero eran espontáneos con lo que tenían dentro. Así me aceptaron, total en cada grupo siempre hay diversidad de personalidades y personajes. Comencé a parchar con ellos, era un grupo, un gran grupo (juntos & unidos) que solía ir después de aj a plaza de la paz (en ese tiempo era “La Plaza”) que luego con el tiempo tomaría el nombre de “Escaleritas del viento” (en honor a lo especial que se convirtió, en especial para mí, en otro post les escribiré de ese lugar), en otras ocasiones llegábamos al “Hotel Viáfara” a continuar con la insatisfacción santa que se había, o simplemente a estar.

Debo confesar que me tomo tiempo asimilar eso de “Hotel”, en realidad lo sigue siendo. Era todo un hogar, con unos padres en todo el sentido de la palabra. Nunca falto el consejo, la mano extendida, el llegar y sentarse sobre el mecedor, escuchar música, saludar, entrar al cuarto, desahogarse si era necesario, compartir el pan, la ayuda del cielo, ser corregido, ser instruido, amado y tenido en cuenta. Estábamos Ilesos, tercos, muriendo, soñando,  gritando las canciones de Rescate. Otras veces insoportables, tristes, deprimidos, en fuera de lugar. Así, era el “Hotel Viáfara”, el hogar, que es dirigido por los padres que fueron y que siguen siendo padres. El señor Walter y la señora Olga nos aceptaron a cada uno con nuestras cargas, nuestras estupideces,  y locuras,  y nos formaron con la palabra, con el ejemplo. En palabras más precisas era un lugar de formación. Encontré padre y madre sin haberlo solicitado, y sin darme cuenta que lo necesitaba (Pa Walter y Ma Olga Gracias ♡]]

Sin dinero, sin pretensiones de tener amigos porque no los necesitaba, los encontré. Crecí y fue muy duro eso. Lidiar a Benjy era tenaz, sacarle palabras, hacerle ver lo que había para él, sobre todo cuando alguien cumplía y cada uno expresaba sus deseos, eso era para mí todo un desafió (a veces una tortura). Pero en cosas tan pequeñas pude crecer.

MONADAEl nombre de “La Monada” no recuerdo bien a quien se le atribuye, no sé si fue lucia (José para mi), si fue óscar, Jaime, Eddy, Marcelo, Félix, Richard, Indira, o Benjy, pero sea quien sea, se le tomo ese nombre debido a la gran influencia que tenia la banda de Rescate en nuestras vidas, una influencia especial, y muy particular. Es como si Ulises (El vocalista, y líder de la banda) viera nuestras vidas por una cámara, como si leyera alguna de nuestras cargas, de nuestros sentimientos ante el mundo. En fin, el nombre de La Monada llego sin proponerlo en sí, es un nombre que se quedo con nosotros y del que nos sentimos identificados.

Sin duda luego de 8 años, hemos cambiado, hemos logrado sueños,  hemos trazado llantos de alegría pero también de dolor y consuelo. Nada ha sido fácil, nos separamos,  debíamos emprender un camino propio. La Monada es mi familia, son recuerdos y presentes, son regalos no merecidos, son sonrisas de la gracia, son avenidas de un camino que nos impulso a seguir creyendo el mensaje de la cruz. Los rescateros de almas, la monada pidió más y Dios no los dio. Tal vez en ese tiempo no tenía tanta certeza de cuanto amaba a Dios, hoy me doy cuenta que si lo ame, y que Dios los puso como pibes y pibas para sentirlo, para creer que si se podía con esas luchas que teóricamente ya estaban perdidas, pero que hacíamos de ello algo familiar para todos.

Al principio, y lo que va, seguramente nada hubiera funcionado, ni la hermandad, ni la amistad, ni las manos extendidas del uno al otro, ni las discusiones, ni los malos entendidos, nada, de no ser por Dios, él fue quién nos presento, no junto y nos unió, a Él la gloria por siempre.

Benjy

Elige vivir.

CYMERA_20141217_203658Ls la vida, la mía, no la de nadie más. ¿Que tal si pudiera entrar un rato a su mente?, seguramente podría entender muchas cosas, muchos episodios que tal vez no he entendido. Pero esas son cosas imposibles, no podemos entrar en la mente de las personas, es por eso que toca conformarse con lo que hay sobre la mesa. No podemos retroceder, ni viajar a una fecha en particular y cambiar lo que ya  ocurrió. Ya el retrato esta sobre la pared del corazón, y me queda aceptar, y mejorar los momentos que vengan. Sigue leyendo

Ella sabe todo de mi

Entre a mi cuarto, y no encendí la luz. A veces no quiero luz, a veces quiero solo un poco de sabor oscuro en mí. Los meses tienen nombre, los días números, al final tienen la misma cantidad de horas. Aquí recostado sobre este colchón de aire, con mi música ideal para estos síntomas, me dispongo a querer dormir pero me interrumpes un largo rato, así que tome mi celular y te escribí como quien escribe un mensaje de texto, como si me fueras a responder, como si tuviera tu número y pudiera llamarte, y escucharte. así que escribí esto para ti. No lo sé, a veces este ejercicio animan mi vida, en otras me pongo a pensar si esto me hace vivir o si realmente ya estoy sobreviviendo y lo que hago es aplazar mi despedida definitiva. al final de la noche termine con algo de tranquilidad y te di un beso justo cuando ya me había quedado dormido. BENJY BULA

El alma se vistió de libertad

El alma se vistió de libertad…Hoy, parece que el sol brillara con mas intensidad, aun los cantos de los pájaros parecen ser mas afinados, los colores de la naturaleza parecen ser coloreados con crayones nuevos, las palabras expresadas por la gente se introducen dentro de mi creando un intereses distinto al de antes, ahora mi canto desatan un conjunto de risas y aplausos que mis oídos no dejan de escuchar…

La primera vez que alguien siente en sus pies el frio de un ambiente diferente al que acostumbró estar cuando persistió 9 meses dentro de un vientre, es cuando da su primeros pasos, unos se alegran, otros aplauden, otros tantos se emocionan, para otros suele ser normal, pero para quien da el primer paso en este mundo, es enfrentarse a algo nunca antes visto, no solo pones piernas a funcionar sino que la vida te da la bienvenida a un camino por el cual transitar… para algunos será largo, para otros no tanto, para otros demasiado corto…

La vida trae con ella un historial de momentos que van marcando la existencia, llegas como hoja en blanco a este mundo, cada segundo de la vida se van escribiendo todo tipo de historias, como libreta nueva en la escuela, empieza en un orden casi perfecto pero a la medida que vas pasando las hojas, la letra comienza a distorsionarse, ya no hay títulos en rojo, ni márgenes, ni dibujos que adornen ni colores que interesen, escribes arriba de frases que no se borraron bien y que cuando quieres volver a leer no entiendes ni tus propios “errores” …por lo que pasas la pagina sin importar corregir y es ahí cuando se empieza a fecundar la raíz maligna de la costumbre, el vivir pasa a ser …como hojas llenas de tachones, como paredes llenas de grafitis, como la enfermedad en el cuerpo, como el gusano en la manzana dulce, trae consigo oscuridad aun cuando hay luz, sequedad cuando hay verdor, sed cuando hay abundancia de agua…viene a ser como maleza que crece en jardines olvidados, las cadenas y sus candados de casas abandonadas… Cadenas que no te sueltan, que cada día son más fuertes, mas largas…caminan por tu mente, por tus lágrimas, por tus noches, por tu niñez, por tu adolescencia…

…la niña crecía, aprendió que el cabello de las muñecas no era real, que se podía tener una casa, con cocina, lavadora y plancha que pudieran funcionar perfectamente en su imaginación, ella conoció las manos de una abuela que le hizo trenzas, de una mamá que jugó palmas con ella, de un “papá” ,que en realidad no lo era porque no la engendró pero que aprendió junto a él, el significado de un abrazo, el que logró sentir su corazón,se aceleraba cuando lo veía llegar, ella fue niña, en realidad lo fue…

Una fecha cualquiera para muchos y eterna para ella la historia se partió en dos, la muerte la miró de frente y la invitó al mundo de la desdicha…las manos paternas y el abrazo, ya no era, se escondió en un cajón, se enterró muchos metros bajo tierra y ya no había a quien esperar… ya no había, no existía, no volvería, nunca hubo un adiós ni unadespedida..Fue aquí donde inició el conflicto con los de repentes…las manos de la depresión la abrazaban de noche, las cadenas del dolor la rodeaban, el rechazo se levantó y también quiso caminar con ella, las verdades eran afilados puñales, para ella no fue nada fácil entender que quien la engendró, con su actitud, gritaba que ella nunca fue bienvenida en estavida…

EL ALMA SE VISTIÓ DE LIBERTAD.Un día cualquiera, un invisible tocó a la puerta se paró frente a ella, le cerró la puerta a la muerte y le mostró un camino angosto pero seguro, no fue tan fácil como se lee, ella caminó varios pasos, varios años, levantó la cabeza, se incrementaron sus fuerzas… sin embargo, de vez en cuando la muerte, aparecía como bufón, se asomaba, se burlaba y le gritaba con alboroto que era prohibidoser feliz…habían pasado varios años, la juventud había tocado su puerta, ella estaba llena de heridas, cicatrices, vendas que aguantaban el sangrar de un corazón sensible y delicado…pero la voz melodiosa del invisible insistía en hacerla volver, la invito a vivir experiencias sorprendentes, conoció que la suma de un pez y otro pez no era dos, que por ÉL podían multiplicarse a números que nuestra lógica no logra descifrar, Él le enseñó de amistad, de protección, de provisión e incluso la sanidad en cuerpos enfermos, ÉL le mostró un camino que tenia sentido, la escogió y le propuso trabajar juntos y así lo hizo, ella había experimentado muchas cosas fuera de lo “real”…pero un trauma aun se escondía, no se dejaba ver, ella no lo quería dejar salir, y algunas veces la muerte la visitó…el invisible solo se había convertido en un tipo de refugio temporal…

d773a589ba2bb7b960b170a729adcda1..se juntaron los espacios, las horas, lo lejano se acercó, se creo una plataforma, se movieron fichas de un rompecabezas que solo Él sabia armar para traer en el momento oportuno la respuesta definitiva…pero antes era necesario que ella experimentara el dolor… una vez mas la historia se habíapartido en dos, la película de su vida volvió como si nunca antes hubiera terminado, las cadenas rodearon su cuello, despertó el asma que dormía, le abrió la llave a las lagrimas…la ausencia golpeo su vida, la muerte se llevo un pedazo de si, una tumba más, no un amigo más había partido y desde entonces no sabia si era necesario vivir… ella ignoraba que había llegado el momento en medio de las preguntas y dudas, el momento perfecto, la profundidad de la esencia, una historia, un camino, había llegado el momento de conocer la verdad, la vida, el encuentro rostro a rostro y sin intermediarios …

ÉL se presentó, ella lo miró a los ojos, nunca antes había visto unos ojos como esos, se perdió en ellos, Él le acarició las lágrimas, la puso en su costado y empezó hablarle a la necesidad de su corazón, le enseñó que cada segundo de su vida había sido guardado por Él, cada tristeza también fue la suya, en cada ausencia de quienes la rodearon ÉL estuvo presente, le enseñó que había prioridades, que la vida es una constante escuela, que cuando le abres espacio al dolor el sol sigue brillando, pero la tristeza lo hace nublar, que los pájaros cantan y la depresión los hace callar, que hay mensajes para avanzar pero el dolor no te hace aprovechar, le enseñó que nada había sido creado para desdicha y que ÉL le mostraría la única y mejor opción,…

Ella le preguntó:_Quién eres?

Él le contestó: _Jesús,

Ella respondió: _ Jesús? Pero…me contaron de ti, me dijeron que tu eras el que eras, un ser lejano lleno de ordenes y disciplina, escuché que para ti era prohibido entristecer, que todas las cosas las debía vivir contigo no con la gente pero no entiendo como, me contaron que debía sobrevivir, que permaneciera alegre siempre porque tu eras mi gozo, cosa que nunca comprendí… en tiempos decidí creer pero no ha sido suficiente….

EL le contestó: _Soy el que soy no por orgullo de querer mostrarme intocable y lejano, sino porque quiero que sean testigo de que cuando todo lo crees perdido soy el único que te puedo asegurar un control absoluto, porque aunque nada vez estoy moviendo tiempo perfectos a tu favor…

_“no es prohibido entristecer porque en la angustia te explicaré el mejor mensaje de vida que te motivará a seguir caminando conmigo”, …

_.si, se trata de mi y por eso también soy manifestado en las personas y también en ti, en todo lo que te rodea soy manifestado, te he creado para que vayas y hables no solo de lo que escuchas sino de lo que experimentas, quiero que mis manos seantus manos, que mis pies los tuyos, mis oídos tus oídos para que también tengas la capacidad de amar como yo lo hago,…

_El caminar conmigo no significará sobrevivir, significará vivir en plenitud,…

_Nunca peronunca olvides que en la debilidad me fortalezco y en el desierto añado el crecimiento, todas estás cosas te las he permitido para que siembres en la eternidad y también ayudes a sembrar a otros, la vida es efímera, pero mientras respires haz lo que te he mandado a hacer, me has entregado tu dolor y te ha costado, he visto detenidamente todas y cada uno de tus avances y frustraciones…ahora, pondré mis manos en tus ojos, y tomarás una decisión…

El alma se vistió de libertadEl

Ella, se sentía extraña pero al mismo tiempo segura, todo era contrario a lo que un día escuchó, fortalecida, le entrego su corazón para que la restaurara y luego de esto, la vendade sus ojos empezó a deslizarse por sus mejillas, le dijo adiós a lo lejano y le dio la bienvenida a las experiencias y a mirar mas de cerca…

Un día normal para todos pero eterno para ella El, Jesús, permitió un encuentro, había llegado el día de enfrentar el miedo, ella, la joven de ahora con ojos de niña conocería al ser que le desgarro el alma durante mucho tiempo y quien le dotó de varias historias de abandono, Su Padre…, llegó a su encuentro, atraído por la voz de la gracia,le estrechó su mano, lo miró a los ojos, en su interior la palpitación no eran normales, había llegado el momento crucial donde su sudor también era como gotas de sangre,puso delante de el las hojas tachadas, las paredes rayadas, la enfermedad y la manzana dañada, un cuestionario de preguntas de niña, de adolescente y de joven fluían sin parar, lloró, Jesús estaba a su lado, la estaba ayudando a enfrentar su más grande temor. _El escenario? sillas, mesas y todo cuanto los rodeaba guardaron silencio_ …ahora era el turno deél, de cada palabra que expresabaella lo fueentendiendo todo, como si el sufrimiento se hubiese cansado y hubiera perdido peso, peso que significó toda una vida… la paternidad, las ausencias eternas , el menospreciarse, el sentirse incompleta por mucho tiempo llego a dar un giro, que al hacerlo, se topó con la compasión hecha esencia, todo una vida era necesaria para poder mirar como Jesús la miró, con amor, con gracia, misericordia, con compasión pero sobre todo la manifestación del PERDÓN.

…El perdón es la llave precisa que abre los candados, esos, que encierran sin misericordia, las cadenas del alma…

El alma se vistió de libertadEse día, la maleza fue cortada, los candados fueron abiertos, las cadenas fueron rotas, la rama seca empezó a reverdecer, el agua inundó el desierto y la sed fue saciada…a su corazón le abrieron la puerta…entendió el grado más alto de egoísmo al que puede llegar el hombre, se nubla en su dolor y nunca piensa que el otro también puede estar muriendo…

…La libertad es la puerta que conlleva a la plenitud, solo será abierta cuando permitas que Dios descubra tus más profundos escondites…

El padre caminó lento, los años se mostraban claramente en su rostro, Jesús les dio una lección. . . en su tiempo perfecto decidió prepararlos de parte y parte para liberarlos, la experiencia nunca iba ser efectiva si ÉL no estuviese involucrado, sin duda alguna ella descubrió, que cada lagrima fue valorada, que cada noche no fue ignorada y que el esperar en Él había sido la mejor decisión nunca antes tomada…se despidieron de mano, el padre se fue abrazando la libertad y ella también.

…hoy, parece que el sol brillara con mas intensidad, aun los cantos de los pájaros parecen ser mas afinados, los colores de la naturaleza parecen ser coloreados con crayones nuevos, las palabras expresadas por la gente se introducen dentro de mi creando un intereses distinto al de antes, ahora mi canto desatan un conjunto de risas y aplausos que mis oídos no dejan de escuchar…

…No será nunca suficiente lo contado, suficiente será mirar más de cerca y encontrar la imagen real de Jesús en cada experiencia vivida, será la ficha perfecta a tu vacío, será la puerta de la libertad….

“Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” Juan 8:36

Estas son letras de mi amiga Mara Santrich, a mi solo me queda escribirles: gracias por leer.

Deconstruir.

“Deconstruir” un enorme paso. Un momento crucial en la vida de quien escribe. Bajar los escalones uno a uno, esos escalones por los que un día subí con tanto esfuerzo, en los que dejé alguna huella, una cicatriz. Hoy, estoy aquí, donde nuevamente voy subiendo lentamente.

Volver atrás es más difícil que simplemente darse la vuelta. Cuesta asimilar el hecho de emprender de nuevo un viaje que ya se ha vivido. Es volver a soñar todo de nuevo. Todo de nuevo sin saber nada, porque nada ocurre dos veces de la misma manera. Es aprender a aprender, es como formatear todo: sentimientos, emociones, paisajes, personas, conceptos, ideas y ver las cosas como nuevas.

"Yo aprendí a escribir sobre las hojas dañadas. Sobre la adversidad, sobre una playa sin visitantes, y así a los 17 inicié el experimento de vivir"

“Yo aprendí a escribir sobre las hojas dañadas. Sobre la adversidad, sobre una playa sin visitantes, y así a los 17 inicié el experimento de vivir”

Yo aprendí a escribir sobre las hojas dañadas. Sobre la adversidad, sobre una playa sin visitantes, y así a los 17 años inicié el experimento de vivir. Desde ese momento, escribo. Pienso que nací para eso, escribir. Y es que escribir se convirtió en la única manera de conocerme, de auto-descubrirme. Escribir me daba satisfacción, me daba cierta alegría aún si estaba triste, o enojado. Escribir me dio la oportunidad de acercar a ellas, de una manera más abierta, no limitando. Recuerdo que escribía cortas carticas. Es por ello que tengo la particularidad de no calificar cada letra que logro escribir. Es algo tan mío que nadie puede venir a darle una calificación, un estatus, un nivel a mis letras, escribir es dar el mensaje.

Cada letra tiene su propia historia, su propio clima, su propia idea, su categoría, su razón de ser. Ninguna esta demás, ninguna estorba. Si alguna letra no tiene un perfil, si no lleva una razón, si no tiene un afecto, un palpitar, un llanto, una sonrisa entonces no tiene peso suficiente para mostrarla, para publicarla. No todo lo que escribo nace para ser mostrado, para ser publicado. Muchas de ellas tienen vida en la intimidad de mi vida. Muchas de ellas viven para ser recordadas en momentos personales. Pero, ¿Por qué escribir y mostrar algo que no hace efecto en uno?

Uno forma la identidad de las letras, no las personas, no las críticas, ni los elogios. Uno va creando un camino de letras que lo van trasformando a uno con el pasar del tiempo, es por eso que sigo escribiendo, que es sinónimo de seguir viviendo. Es por eso que le hago frente a la presión de seguir luchando contra uno mismo, contra las opiniones de los desacuerdos y los cientos de criterios que existen. Hay cosas muy buenas, muy interesantes, cosas que no se logran digerir en la simple vista del blog, cosas que uno atesora en el cuarto del silencio de las letras, de los cuadernos, y de mi diario vivir. Redescubrir lo que soy, y lo que he sido, ha sido de los mejores regalos que trae esta aventura de escribir.

La critica a la que someto mis letras antes de ser vista por mucho de ustedes hace que la mayoría de ellas queden en el abandono, en el olvido, en el turno de espera en un sofá, en la aplanadora autocritica, que algunas veces logra ser fuerte. Escribir siempre es el momento de ser honesto, de ser sincero, es quedarse en la habitación de un hospital mientras ves sufrir, es pasar por las afueras de un cementerio y tener preguntas que quizás nadie responderá , es aquel globo que nunca voló, es la lágrima corrida que nadie observo, es la fecha, lugar y motivo donde me quede estacionado. Es levantarse cuando aquella piedra propicio mi aparatosa caída, es el momento para enfrentarme con mis idioteces. Escribir, es el mejor amigo. Es soltarse sin cuerdas que me sostenga y saber que al final valió la pena.

Romanticismo. Yo no naci romántico, tampoco me crié siéndolo, más bien creo que fui llegando a ese camino o esa postura de vida, sin saber que algo tenia de ello. Ser romántico es tener esa sensibilidad, esa ternura de sentir, de expresar y aunque a veces no se que tanto o que poco sea, el romanticismo me dio la única posibilidad de crear, de vivir, de llegar, de sentir un mundo al que llame: “Saturno”. Saturno es la instancia de escapar de un mundo cruel, que me involucra a soñar. Es salvaguardar recuerdos, emociones, episodios, en algo que solo siento yo, y vivo yo de una manera muy específica, particular, llena de mi cruda y loca imaginación. Saturno es tener y crear personas reales que están en mi vida, y disfrutarlas en un lugar muy especial dentro de mí, para el día en que ya no logren estar conmigo. El romanticismo logra desenchufarme de la vida tradicional, del juego a veces sin sentido que se da a diario. Es convertir el carro en puente, el problema en lluvia, el dinero en ilusión. El romanticismo no es una perfección, puede no durar, puede no ser eterno, pero nos llena de esperanza.

CRISTO. Lo miré solo a Él, y Saturno comenzó su transformación. Yo inicie una metamorfosis muy interna. La manera como Cristo me llego a mí, fue con ese romanticismo que lo caracteriza él. Se nutrió con su belleza, me inundo el pequeño cuerpo que tengo, movió mis ojitos, y llego al fondo de mi ser. Cambio el peso de la rutina y la distorsiono en alegría. Cristo es el principal y él más romántico que hay. Saca la luna a pasear cada noche para mostrarme su belleza, viste de paisaje el mundo que creo exclusivamente para mí. Encuentro satisfacción en él. El está dentro de mí. Cristo es desear por encima de todo la Vida, es querer, es necesitar esa dependencia total de quién me creó y quién puede acabar con el desastre que pueda tener dentro de mí. El es el punto más infinito del poema que pueda escribirse, es el lenguaje de la vida que se transforma en eternidad, es el llanto de alegría, sino mira la cruz.

Deconstruir. Tenemos que tomar una decisión, tenemos que tener una posición frente a la vida. Nada de lo que está afuera es sencillo, y nada de lo soñamos es gratis. Tal vez ayer no nos fue bien, seguramente hemos fallado más allá de lo permitido, y hemos llegado a lugares sin querer. Deconstruir un lugar que aparentaba estar bien, pero dentro estaba en llamas. Tal vez estábamos en la cima, pero todo era un reflejo. Él lo ve todo, desde arriba, en lo alto. Que sensación más fea es sentir cuan vacios vamos por la vida. Volver a comenzar no es igual que Deconstruir con Él. No hay mejor motivación que estar en Él. El cambio está en El.

"Hay que saber entender que Romanticismo sin Cristo es un cielo sin estrellas" Deconstruir/Benjy Bula

“Hay que saber entender que Romanticismo sin Cristo es un cielo sin estrellas”
Deconstruir/Benjy Bula

El romanticismo es bello, e ilusiona. Hay que saber entender que romanticismo sin Cristo, es un cielo sin estrellas. Tal vez sintamos muchas cosas y las podamos expresar, pero es mucho mejor cuando tiene el GPS de Cristo. Sé detallista, expresa lo que sientes, lucha por quién quieres.

Soy un chico que escribe con frecuencia, que recolecta vivencias, que sueña con Saturno, que amo a la madre de Haku y que decidió que Cristo gobierne su universo. Soy un chico romántico que encontró la paz en Él y desde ese momento tiene la carga, la necesidad de ir respondiendo y haciendo preguntas incómodas sobre la vida, sobre las emociones, sobre los sentimientos, sobre los sentidos con letras. El talento de escribir, fue obra de Él, ese es uno de los tantos poemas que me ha dado. Jesús, propuso VIVIR en mayúsculas, entonces vive.

Muchas gracias a todos, por leer.

El cielo esperaba por mí

Uno puede pasar tanto tiempo luchando como pueda soportarlo. Quedarse a ratos en silencio, invitar a la soledad a convivir, cerrarse en cada respirar, cambiar la rutina, jugar fútbol, quedarse viendo película los fines de semana, salir por las noches con la música, en fin. Llega un momento donde uno se cansa, toma las maletas y se va. Irse con la terrible idea de que no funciono, de que no se logro. Mas cuando de cierto modo has vivido, has experimentado, lo has escuchado. Entonces atacan las preguntas.

Luego de un tiempo de andar caminando fríamente. De vivir con la normalidad de estar confundido, me eche a perder. Me fui olvidando de muchas cosas, en especial de El.

Pensé que era cuestión de solo trabajo, de cubrir un evento más, y así fui. Fui sin expectativas, sin ninguna ilusión, sin nada que pudiera llevarse mi atención. Me encontré con la sorpresa de compartir con un gran grupo de prensa, unos chicos extraordinarios que le pusieron toda su pasión.

Escuchaba, coreaba una que otra canción. Tomaba los apuntes, grababa los videos, fotos, detalles, hasta que el velo se cayó. Mi alma reconoció esa voz, el viento soplo y los bellos de mis brazos, se pusieron en pie. Los ojos comienzan a inquietarse, y a moverse mas rápido, se comienzan a mojar, y nadie esta allí para ayudarme a que no se inunden. Ya era tarde para evitar lo inevitable. La gracia de su mano siempre ha estado allí, la confianza del cielo ha estado saltando en mi cuerpo y ni yo mismo podía escapar de ello. Ahora mis pensamientos son cubiertos por el padre, El mismo padre que siempre ha estado, el mismo que besa a su hijo en ese momento. Me puse de pie en aquel salón donde cantaba Marcela Gándara, mis ojos mojados, y mis brazos se extienden. Mi rebelión, mi ceguera, mi terquedad, mis ideales, tenían su fecha de expiración. Su voz termino mi silencio, llore como un pequeño, las lagrimas nadaron por mis mejillas. No había nadie que interrumpieran el momento más esperado de lo alto, de mi bello Jesucristo.

Entregarse, impulsarse como si fuera el último segundo de estar con Él, alzar la voz, gritar que solo El, solo por El, Llegue a una cita que no sabía que tenía. El momento termino, me seque el llanto y continúe.

"El reino de los cielos viene en la pobreza, en las manos atadas, en la oscuridad. Con mis propias manos me destruyo, quemo mi futuro. llega el amanecer, es su voz, estoy soñando alcanzar el otro lado".

“El reino de los cielos viene en la pobreza,
en las manos atadas, en la oscuridad.
Con mis propias manos me destruyo,
quemo mi futuro.
llega el amanecer,
es su voz,
estoy soñando
alcanzar el otro lado”.

El cielo venia por mi y ahora era el pastor Rubén Hernández dañaba mi cabeza, y lo logro. La razón hizo eco en mis ideales, en los conjuntos diagramados que tenía ya plantado en lo que he vivido. Mi noche fue ferozmente atacada. La profundidad no tiene límite cuando se trata del rescate, cuando se trata abrir el corazón de un hijo y mostrarle que siempre he estado para él.

Christine d’ Clairo, llego a la tarima, había luces, gritos. Ema Rodríguez en la guitarra efectuaba los sonidos, el ambiente estaba listo, y allí comenzó el viento del cielo sobre la creación. Los hijos adoraban. Una sola voz en el coliseo. No había palabras que decir, pero El me amaba, El no me había cambiado por otro hijo. El me espero, me perdono, me dio su luz. El es Dios, El que es y siempre será.

Ocurrió, sucedió en la forma más inesperada, como cuando ocurre un milagro no esperado, no rogado, no pedido; como un regalo que llega a tus manos en un día cualquiera; eso fue lo que paso, así fue y así lo recibí. Pensé que ya había terminado mi año, y no fue así 🙂

"Permanecen la fe, la esperanza y el amor. Pero el mayor de ellos es el amor".

“Permanecen la fe, la esperanza y el amor. Pero el mayor de ellos es el amor”.

La felicidad es eso que no se describe, es el abrazo del padre, es un sentir que tiene una dimensión brutal que aprieta el corazón, y te hace sentir libre por completo, te vuelve la esperanza en un solo segundo, se prende el cielo en una sola fiesta y te hace ver cuán equivocados podemos andar lejos de él.

El fosforo se enciende y luego se apaga. De cada uno depende que el amor no se enfrié, que el regalo no se pierda. Cuiden su amistad con el cielo, protejan sus ojos de la cruz, amen cada segundo de vida que él nos da, luchen hasta no pensar, la eternidad es el inicio. Lo que Dios determina, no tiene fin.

Mis Letras

Vivo en el planeta tierra, y aún estoy aquí.

Reglas, leyes, normas, todo eso se resume en obediencia. Aún así, cada uno vive según ellas o fuera de ellas. Hay quienes hacen caso omiso, las pasan por alto, o las olvida para quitarle poder a la fuerza que nos oprime y nos quita ventaja. Políticos, curas, pastores, profesores, filósofos, físicos, músicos, artistas, vagos,médicos, desempleados, escritores, los demás, alguien; pero cada uno de ellos tiene un mundo donde sustentan, y creen haber encontrado algo de verdad, que los anima a continuar dentro. En algunos va la felicidad, la comodidad, la compañía, el amor, en otros, la soledad, la miseria, el abandono.

Cada mundo nos dicen que debemos creer y hasta donde. Como debemos hablar, como vestirnos.Que podemos saber y que debemos saber. Algunos rompen con ello, algunos se marchan de ellos, de este mundo en busca del propio. Su corazón les pide algo más que ese montón de reglas.

10303171_243408492517983_5236022173048685932_nAlgo quema dentro, y no se puede controlar.No nos enseñaron a llegar a los límites y no traspasarlo. No nos dijeron que lo que sintiéramos debíamos ahogarlo con agua fría. Despertamos en busca de lo que deseamos, y así tendremos que terminar.

Terror a la casa, a diarios fúnebres, a tuberías rotas, al furioso mar y su tormenta. Tenemos heridas que han gastado tiempo para ser curadas. Tenemos una ausencia que cuesta luchar. Hay unas ganas de venganza que hacen de algún modo y a una medida en cada uno, un ruido interminable de llegar a la cima y demostrar que podemos. Que el  miedo no nos paralizo,que la  sensación de rechazo no nos aplasto.

Allí está el límite frente a nosotros. Llegamos a el. Arde el alma, se quema el corazón que está en el último tejado. Buscamos una melodía que satisfaga nuestra circunstancia y si no la encontramos empujamos, buscamos no importando que nuestros ojos sean partidos como vidrios, que nuestros odios escuchen la peor canción. Necesitamos conquistar nuestro mundo interior, necesitamos ser quien lo dirija y eso tiene un alto precio, aun si pasamos por encima de las reglas.

Escribir ha sido mi religión. De una muerte a una vida. Es y ha sido el mejor camino para entender y conocer a mi único amigo. Es mi tendencia, mi escondite, mi música, mis pensamientos, mi melancolía, mi Saturno, mi playa, mi llanto, mi sonrisa hacia adentro. Es y ha sido el mejor de los regalos que me dio mi amigo a mis 16 años. En medio de esa aventura, he sido alguien irresponsable al escribir, por así decirlo. Soy alguien que escribe más por el arte de sentir, que por el hecho de ser obediente ante la gramática, la orientación y la estructura que se requiere ante las letras. Entonces diría, que a veces soy algo rebelde para las normas técnicas de los escritores. Uno todo, me divorcio a la siguiente coma, y no escribo más. Me obsesiono con una idea, y no hay freno posible. Inicio lo que no tiene fin. En medio de todo ello, que puede que no sea tan cierto, la inspiración es una camiseta que uno se pone y se quita, luciendo siempre una mirada algo seria y quizás medio enfadada, pero siempre hay de donde sacar más. Algo confuso, pero real, concreto e imaginario.

Ideas solas y huérfanas, estupideces sin palabras, duermo, me levanto y encuentro lo absurdo como un ángel de la guarda. Hasta entenderlo, comprenderlo, masticarlo y no vomitarlo, si eso ocurre entonces le llamo sueño, pero con el objeto de tener claro que cuando todo termine, seguiría la vida sin acostumbrarme a soñar de nuevo lo mismo. Aun sigo intentando escribir, de la desgracia, por mi vanidad, por no acabar mi existencia. Por una felicidad ridícula, por una alegría momentánea, por desamor de una madre de Haku desaparecida de mi propia galaxia. Pero allí estoy, sigo intentando encontrar las mejores letras para que mi mundo sea algo, tristemente mejor.

Lo que soñé esta, pero no tengo una idea de cómo lidiar con eso. Después del ruido, de sus comentarios, sus likes, y retwittes esta la soledad, el silencio de todos: “El mío”.

Tengo un par de chicas que me adoran. Un par de pies que caminan y no bailan. Mi fe es tanta que sigo escribiendo como para mi segundo libro cuando el primero esta vendado, Al final el texto acaba y yo quedo aquí.

Nosotros y ellos: “Alma y corazón”.

A quien correspondaEl  círculo se repite una y otra vez. La luna se va a dormir mientras jugamos a la vida. El sol aparece, brilla y no nos pregunta nada. Que fácil resulta perder en lo que uno ha creído que ha tenido. Solo se necesita un instante, un accidente, una tragedia, un momento para perder. Vamos mar abajo, sin frenos porque se nos olvido tener seguro. A veces es bueno tocar fondo y profundidad, quizás eso es lo que necesitamos. Moribundo, lisiado, hambriento, solo, desecho, despechado, desconocido. Apretamos los dientes, sacudimos la arena, movemos las rodillas para poder levantarnos, y con ese impulso sentimos algo de fuerza, aun sintiendo los golpes del alma . ..  Aun podemos levantarnos.

Es curioso, las heridas a medida que envejecemos menos orgullosos nos sentimos de ellas, la olvidamos. Pero son las cicatrices las que de algún modo extraño nos dan vía en el futuro. ¿Soñar? soñar de manera correcta, no de la forma de pensar, no en deseo. Soñar es lo que yo llamo libertad. escribir sin pensar si esta bien escrito, si lo entendieron, si lleva sentido para ustedes, eso es felicidad. Los sueños van de la mano con la libertad, y el resultado de ello es la felicidad. Creo que el arte de ser feliz o creer que somos felices no está en disfrutar, más bien creo que esta en el hecho de saber que caminamos en la vía correcta con nuestras decisiones, aunque eso duela, y nos deje donde no pensabamos.  El amor nos protege y nos salva. Lo que no tiene amor se extingue estúpidamente. Y entonces es así como se aprende en la vida, con golpecitos. ¿luchar o huir? a veces ni sabemos en cual de las dos estamos. las piernas en cualquier momento fallan, nuestro rostro derrama lagrimas, y estamos en el suelo.  ¿esto nos esta pasando? #Pregunto no había oxigeno en ese momento. los sentimientos vuelven cuando quieren. Que cosas,  lo que consideramos importante en nuestra vida , esta siempre demasiado cerca de nuestros sentimientos, como especie de una marca registrada en el corazón que las personas desean obtener, y no se ¿para que? o ¿porque?

El Niño de Ojos Tristes

El tiempo pide perdón, aunque luego llegue a morir.

Mañana ha de terminar mi año. No sé si lo recuerdan, Él me trajo aquí hace 29 años.  Cada amanecer, cada ola, cada momento después, cada palabra, cada gesto, cada articulación ha sido por Él. Los cumpleaños que van, los regalos escasos que sacuden mi memoria. El saludo por las mañanas con el café caliente junto con el desayuno que me prepara Papá, es impulso y es sonrisa. Es abrazó silencioso, son  palabras, consejos de un padre que no me olvida.

Continuo escribiendo, aunque las ganas no van conmigo, tal vez dejare de hacerlo en un futuro lejano. En medio de las letras, tachones, y borradores, tropiezo con lo que significa la palabra: “Grandioso “y solo podría escribir que es y que fue la decisión de un amor, un verdadero amor la que me mantuvo en su cuerpo, que se incomodo para yo aparecer aquí en esta historia, y así, y allí cuidar de mí, es lo que ha hacho mi madre. Cansado, aburrido, lleno de ganas, de colores han estado mis padres para mí, eso escribe lo que mis letras no han podido.

ElNiñodeOjosTristes

Cae, y es una sabana que divide del niño al chico, los ojos tristes de los ojos, es lo que ve y quiere ver la gente a lo que ella ve y me dice. Crecimos, lloramos, pedimos más jugo, cantamos. Pero ella hizo algo diferente, volvió la vida arte, arte que no es muy simple cuando se requiere de Fe, de creer, y confiar en una espera, esa ha sido la lección que ella me enseña con su vida, es la firma de Él. Es mi tita, mi Becky, mi hermana, mi amiga, mi confidente. Es la otra historia no escrita.

Paso, y duermo. Recuerdo que jugamos, que reíamos, que nos vestíamos con la misma camiseta para jugar fútbol. Camino a casa a descansar y ser fuerte, es una vida con Manger, es mi chico audaz, el niño mono que golpeaba cuando jugamos fútbol. Mi hermanito que lleno su vida de retos, de preguntas graves para ver el centro de la vida. Es a quien le comparto mi admiración. Sus letras son su vida y algo más que eso, son cosas que no se tienen que decir como aquellos silencios, los duros sufrimientos de ver partir a quién amas son preguntas en el aire.

 Dice . ..¿Vida . ..? Mi vida fue transcurriendo con el niño del milagro. El cholo tímido de papá. El observador que guardaba miradas. El chico que dejó la cancha del fútbol, que se apartó del sueño de la música,  para ser el escritor, o el poeta que trabaja en una radio. Aquel pibe loco que adjudicó la amistad en los pingüinos, para que entendieran que es lo que siento cuando los observo en silencio. Que su casa la volvió iglú, y su mundo llamado Tierra, le inventó otro, lejos de ella llamado: “Saturno”, el cual nadie conoce en total dimensión,  excepto Sumiko pero ella está de viaje.

Si volvería a nacer, seguro volvería a suceder lo mismo. El milagro a los 3 años. La caída en bicicleta.  Elegir guayos rojos para jugar fútbol en la Escuela Toto Rubio. Seguir a Boca Juniors, Inter de Milán. Ver al mejor jugador del mundo: “Zlatan Ibrahimovic”. Molestar a papá para que me comprara el Trombón. Escribirle carticas cada 26 a niña linda por 14 meses, Seguro todo sería igual que hoy. La felicidad es ese estado presente, es el mismo hecho de aceptar la vida y lo que eso define, y si eso sucede, la vida cambia. Aceptar los “No”, las caídas, el lamento, la abundancia, la soledad, el abandono, y sentarse solitario en silencio es tener valor y sentir la felicidad respirando.

Un pinguino que pronto olvidaran, le pregunto al niño de ojos tristes si la libertad es así. Pues las calles siguen rotas, la sociedad sin color, la juventud sin voz, los cementerios sin música.La banca del frío que tanto ame, que tanto quise por aquello de sentirme deprimido, y que no me dejaba soñar, sigue estando en el mismo lugar pero con otras personas y otras historias. La vida continua, sigue siendo la misma tempera  para dibujar. Las flores no se han olvidado de mi princesa, ni mis letras de ella. Yo la sigo viendo a diario, aunque ella no.

pinNo es valiente engañarse con el silencio por las noches solas. Hay que defenderse del hambre, de la rustica rutina de los fines de semana, del creer que todos podemos ser amigos y que no pasa nada. Pasar horas sentado en el computador del trabajo es saber que afuera me esperan. Pero ahora me pasan unos días sin escuchar bien tu voz, así vivo pasando por aquel bar cada tarde, mientras ella espera una oportunidad.

Puntos seguidos . ..Nadie termina su historia hasta que muera. Nadie puede decir adiós porque no sabe si mañana le tocara vivir con esa persona. Nadie está seguro de lo que tiene. El niño de ojos tristes llora solitario en sus noches, hasta que siente aquella brisa. Se levanta de patio para saber de dónde viene aquella brisa, porque no es temporada de brisa, es tiempo de sequía, de calor. Camina y la brisa le sigue pegando, sus lágrimas allí, esperando en sus ojos hasta que llega, y escucha más fuerte el sonido, y mira arriba, cae de rodillas sin mover su mirada a aquella bandera desde lo alto de la luna que sostiene un ángel que sonríe. La bandera tiene escrito: “Para mi cholo, para mi hijo, para mi escritor, para el niño de ojos lindos, está luna, este sol, esta vida que vives, yo la planeé hace 29 años porque te amo”.

El dulce piano sonó, mientras mi corazón libre se acostaba. No dije nada, pero mis ojos sí, ya no eran tristes.

Hay pocas verdades

Pero, ¿qué sería entonces de los malos momentos? ¿De las malas rachas, discusiones, distanciamientos? Decididamente, no podemos pensar en una amistad sin esas cosas, porque precisamente, son esas, las que nos mantienen unidos.

Hay pocas verdades

Ocurre lo inesperado en un día normal.
No entiendo, no es entendible en estas épocas. ¿La razón? Solo una, por eso ahora, sin escucharme, sin ver mi rostro, sin sentir cerca como van mis latidos; te escribo, y sabes bien que no escribo a todos de esta forma. Una noche anote otro punto más en mi cuaderno de vida para decir lo que en realidad me ocurre contigo y es el valor de tu amistad. No se necesita del: “Cuando . .. Yo me caí, cuando me tropecé, cuando y más cuando. No necesito del cuando para valorarte mas. No quería dejar que se acabara está fatídica noche sin terminar de escribir y pasar por aquí a decirte que en realidad valoro mucho tu amistad, la valoro mucho más que hace un año. Tengo algunas cosas que no me importan, gente que dejaron de importarme, pero también tengo unas pocas que me importan mucho, como vos con tus zapatitos que me dan risa y esa carita de traviesa que sonríe. Seguramente el mundo y sus palabras han decidido rayar letras de “cuenta conmigo, te quiero” algunos solo están hechos para ganar una sonrisa, un momento, y luego llorar porque solo fue eso, una bonita emoción. Hay pocas verdades, recuerdas? Bueno, Pitufinha. .. Eres tú, una de ellas.

Te espere, y eso es suficiente para todo lo demás. No tengo idea de como hiciste para poder entrar a un lugar con poco espacio, demasiado aprieto y muchas reglas. Tampoco sé como hiciste para convencerme sin darme cuenta que podía luchar, que podías quedarte. La gente suele preguntar, interrogar porque unos si y otros no. Si bien el cartel que esta a las afueras dice: “no hay espacio, ni memoria suficiente para alguien más”. Llovía cuando llegó, y yo la esperaba. ¿Como no esperar a alguien que viene de lejos por uno? Caminamos, hasta allí. Había arcoíris y eso era bueno. Pasa tanto y ese tanto no es igual cuando te lo cuentan, o cuando lo cuentas después que ha pasado todo. Pero resulta curioso lo que ocurre detrás de las cortinas, debajo de las noches, con un miedo convertido en enojo, entonces ocurre que quieres decir algo y no sabes cómo expresarlo, pero allí está ella, que sabe traducir esos dilemas.

Sin Titulo

everestPuedo volar lejos hasta el polo norte, puedo irme de expedición hasta subir al Everest con la madre de Haku, puedo correr muchos kilómetros hasta el Tairona con Polly, puedo llegar al post 1.000, puedo conseguir mas de dos mil seguidores en twitter, puedo ganar varios premios, puedo hacer mucho, pero eso no dice nada a la vida.

Siempre he visto, que vuelvo al comienzo, siempre recuerdo como inicio todo esto, siempre mi memoria me recuerda aquel milagro no pedido por mi. yo recuerdo con facilidad. Recordé Lo correcto que fue el comienzo. Siempre creo que volvemos al inicio de todo. El inicio es lo fundamental (la vida)  sin galería de efectos, sin trucos, sin formas, sin tanto de tanto. El comienzo fue que El se acerco, me saludo, y extendió su mano hacia a mi. No hizo estrategias, simplemente nos tomamos unas coca-colas y hablamos, así ha sido Jesús en mi. Alguien simpático en mi globo.

Él

No sé cómo convertir lo que siento a letras, solo sé que es necesario. Esta es una noche, y deseo hablarle. Es inevitable frenar mis ojos llorosos, es como una quebrada de cantaros de agua a toda prisa ¿Alguien podrá saber cómo se detiene? Cada quien tiene su propia historia, sus propios baches, tachones, sus espacios en blanco. La mía tiene de eso, y algo de lamento, casi nostálgico. Últimamente, muchos meses atrás, comenzó a cambiar. Puedo decir que mi relación con El se mueve en escucharle atentamente cada palabra y eso dice mucho. En esas charlas conseguí enormes frases de Él que están depositadas en mis textos, de los que me ha dado para pensar un mundo. Lo miro, y lo observó  y a veces creo que no es El. Lo vuelvo a mirar, y provoca abrazarlo, decirle que es grande, que aprendí admirarlo, y seguramente no me lo va a creer. Sonrió aunque al final lloré como ésta noche. Sus ojos se parecen a los míos, pero no son iguales. Él respira grandeza, respira cancha cuando me habla, cuando me exhorta y me pide eso mismo que Él respira.

Él

Ayer mi cielo era inocente, mi experiencia huérfana, Él era eso que yo podía ver. Mis juegos, mis ilusiones, tenían algo de olor a su nombre. Hoy el cielo es diferente, mi experiencia no es tan buena, y Él aún sigue estando para mí. A veces es duro, es fuerte y más si va en silencio. Rara vez se disculpa con las palabras, rara vez cambia el método. Mi relación con Él es un río y un mar, donde gotas de agua salada bañan el río. Aprendí a callar cuando el mar está picado, cuando tiene tormenta. Él silencio lo aprendí con Él. Quizás no he podido disfrutarlo porque ahora tengo mi propia agenda, ahora poseo intereses, y luchas con el destino y eso es una pelea brava. Sé que se irá, y trato de evadir eso, y en algunos momentos como este pienso que debo evitarlo, pero al llegar al final sé que dolerá tanto como mi propia vida que respira aire contaminado. Sé que lloraré mucho y evitare demostrarlo. De cualquier modo quisiera tener valor para decirle: “Gracias por tanto, me hiciste grande”; pero aún yo no tengo valor para hacerlo, porque aun sin hacerlo lloro.

A veces soy gente, me dejo llevar como olas a tierra amarga para luego arrepentirme. Quizás pienso como Él,  quizás pienso por Él, debe ser por eso que no asumo el riesgo. Anoche me sorprendió,  lo viene haciendo últimamente,  y yo no soy muy bueno para expresar ciertas cosas que el alma y el corazón sienten. Quizás,  paso como distraído, como descortés, ingrato, desagradecido, o como ave que pasó y fue bendecida. A veces me lamentó de no haberlo conocido en otras y mejores circunstancias. Me siento en deuda con su alma, me siento en deuda con su paz, y eso; eso es duro.

Él. .. Me recuerda a Dios, de buena o mala forma. Mi comportamiento,  no están hechos para ser juzgados, solo están hechos para ser observado. Él ignora mucho de mi comportamiento, y aunque sabe mucho de mí, aun así me premia, me felicita y me pide más kilómetros de intento en ésta vida. No podre decir su nombre, porque al cabo de todo no le debe importar. Solo escribí para El, quizás un día de estos se tropiece con esto, y ojala sea pronto.

 

Digo que . ..

1.5 litros de Pony Malta. Un sonido triste que sale de mis audífonos. Preguntó ¿que es tristeza? Otro vaso más hasta acabar la botella de Pony, y la melodía sigue. Preguntó ¿que me deprime? Parece que la noche acaba, pero el día siguiente es una noche igual a la anterior. Preguntó ¿que me importa? La gente no te distingue, el amigo se aproxima. Preguntó ¿quién me conoce?

Dice . ..

¿Benjy o Benjamín? ¿Ver y observar? ¿Seguir o intentar? bueno, eso no cambia que mi habitación de pensamientos discuta una salida sana para mí. Tensión, y algo irritado se ve mi rostro. Preguntas con puntas de lanza, respuestas duras e inconclusas y estamos todos allí, los implicados en este asunto. Mi llanto levanta la mano ante la adversidad y pide ser el primero en salir y de ese modo se marcha. El silencio sumiso calla, mientras las emociones hablan demasiado con el corazón que está molesto. La razón y la lógica tratan de ponerse de acuerdo ante esta situación. La soledad pide espacio y tiempo para salir a caminar, y tropezarse con el llanto que ya se fue de la habitación de los pensamientos. El pasado alza su voz y grita enojado recordando su historia. Todos deben callarse, todos quédense donde están, exclame desde mi silla. No me interrumpan, ya hablaron mucho y han hecho lo que han querido en gana, ahora es mi turno y siempre lo será. Siento su incomodidad, porque yo mismo la siento, y sé que están molestos, que están odiosos pero deben calmarse.

No es fácil para mí actuar cuando no siento la presencia de mi Dios, y sé quién es responsable de que las cosas estén así. Este no es el final si es lo que están pensando. No tienen que traer a la enfermedad silenciosa, ni mandarle un mensaje a la depresión porque ellas ya no son bienvenidas. El final de mi vida, no es el final, quiero que lo tengan claro. La muerte es dolorosa, la mía, la de cualquier ser que yo ame, pero ese dolor solo podrá ser superado con Dios, y no con las emociones tirando madre, ni con el llanto huyendo con el silencio, ni el dolor siendo amigable con la soledad, y mucho menos el pasado saludando a mis pensamientos. Aun no se aproxima mi final. No ha sido para mí nada sencillo convivir con ustedes. Tengo una historia con cada uno de ustedes de lo que aprendí. Ese calibre de preguntas y esos análisis que hacen ustedes a la gracia, me estresa.

Se lo que hay que hacer, y como hacerlo; es lo que he venido haciendo poco a poco. La esperanza se marcha cuando hay pecado, los sueños cuando no hay intentos. Y agradezco a Dios por esto que vivo. Dios acepto atender esta situación a cambio de nada, solo me pidió obediencia y no hay más nada de que contarles, solo decirles que cada uno vive su propio dilema.

Tres Ventiseis

Tres VentiSeisPor mi propia cuenta convencí a la miseria de abandonarla y entre a un grandioso lugar que ustedes llaman: “Oportunidad” [Decir adiós es perdonar].

Desde entonces ha llovido mucho, he tenido que tener que entrenar a un corazón a base de esfuerzos, y luchas para sostener. ha sido un invierno con primavera, ha sido mucho en poco tiempo y espacio. Sigo siendo el mismo pero con otros ojos. Son tres veintiséis, y unos cuadernos llenos de historias que cuentan retratos de mi corazón, de mi soñar, de mi vivir. Yo fui hacia ella y ella estaba allí.

Primavera, dulces ojos cuando no quieres alzar la mirada. Creyó en mí y yo volví a creer que podía soñar. ¿Cómo resumir en letras lo que siento por su nombre en Saturno? ¿Cómo pasas un trozo de corazón que se mueve a definir una amistad? ¿Que hace que alguien te importe cuando hace unos meses ni sabias su nombre? No es coincidencia que entre miles de usuarios llegara a ti, simplemente le doy los créditos a quien merece mi vida [Dios] Entonces, ya sé quien nos presentó, ya sé quien nos ayudo cuando pensábamos que no seguiríamos más.

Hemos obtenido grandes momentos y los convertimos en más que buenos recuerdos, porque obtener buenos recuerdos de alguien no es tan fácil. Ahora vemos más y mucho mejor, ahora somos más estables como un roble. ¿Ves? ¿Lo observas? Yo creo que puedes sentirlo, ¿Puedes? ¿Escuchas los aplausos del cielo? [Jaaaaaaa] ♡ Pasamos lo difícil, y configuramos una nueva teoría. Entonces teníamos razón que el tiempo, sin letras, sin llanto, sin sonrisa, no es tiempo, que querer sin estar, sin dar, no es querer, que amar sin costo, sin despojarse, sin padecer, sin morir, no es amar. Entonces estamos mejor que cuando comenzamos, niña linda.

“El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano”.

Tres VentiSeis

Llueve

 

Llueve y  valla que llueve. Llueve con esas ganas de quererse romper el cielo. Como si estuviera molesto, como si no observara hacia la tierra, como si no importara. Llueve fuerte, llueve con agonía, llueve como aquella vez en Nínive, como aquel septiembre. No tengo líos con la lluvia, de hecho amo cuando llueve, pero en estos momentos no disfruto ver llover, ni sentir gotas cerca de mí. Hace un momento vi a Jonás, lo vi cojeando. Estaba sólo,  barbudo y su cabello era una gran melena que llegaba hasta sus hombros. No tenia intención de querer hablar, la arrogancia de su mirada lo decía todo.  No tenia ningún interés de querer voltear su vida, su miedo lo hizo preso de su error y allí se quedo anclado. No se perdono, porque a decir verdad nunca olvido, porque siempre recordó su triste error del pasado.

 

Llueve

Hace una semana atrás había llovido como un león sobre la ciudad, como una quebrada de platos con rabia. Nunca le había temido tanto a la lluvia como esa vez, nunca había apagado el celular, ni la tableta como en esos momentos. El corazón sentía como si la muerte hubiera despertado y vendría. Miraba el techo y pensaba que vendría hacia abajo. Los rayos, los truenos, la ausencia de luz aturdía mi mente, y fue allí cuando recordé a Jonás. Recordé su rebeldía, sus ganas de hacer las cosas a su manera, su estilo de vida, su propio andar. El conocía el camino, el sabia de la verdad, comía de la vida a diario y aunque habitaba en ella, se canso un día de comer esa comida. Lo recuerdo bien porque yo soy ese mismo Jonás que se harto de lo mismo, de aquellas promesas, de tanto. .. Recuerdo esos detalles, esos gestos, esas palabras. También recuerdo la noche en que Dios me dijo que debía ir, y fue la noche en que decidí no hacerlo, fue la mañana en que hice lo que quise. Cada vez que llueve de este modo lo recuerdo. Recuerdo la tormenta, los rayos de luces sobre el techo, el ruido oscuro de la noche, y tiemblo de miedo al saber que me equivoqué, que tome la decisión errada. Sentí miedo de morir, pero más de morir sin Él, de haberle conocido y haber huido de Él. Tuve miedo, miedo de Dios, de no haber hecho lo que en principio me mandó hacer.

¿Porque se alumbra tanto el cielo? ¿Porque ese ruido tan feroz me da temblor? ¿Acaso es mentira pedirte perdón solo porque tengo miedo? es espantoso pensar que puedo morir sin ti. Es supremamente abandonado ese hecho. A veces somos Jonás, preferimos el placer antes que. ?.

Safe Creative #1309235810569

Cuando . ..

Cuando . ..

La vida . .. Suspira, y luego respira de nuevo y eso indica que estamos viviendo. sombras y luces en nuestros pasitos, alegría de colores y dolor en nuestra alma, sin embargo se le trae luz a la oscuridad incluso cuando han cortado la esperanza de una nueva luz, cuando aquellas sombras caen sobre nosotros como una sabana antes de dormir. Somos lanzados pero no hemos perdido, somos atribulados pero no hemos sido derrotados, hemos llorado pero no hemos perdido la condición de luchar, hemos sido llevado a una cuerda que debemos cruzar, que nos invita a entender un poco mas a donde debemos mirar, a donde pertenecemos, y donde esta nuestro verdadero hogar.

Necesitamos recordar el costo, necesitamos mirar que estamos descansando a la sombra de la cruz. Si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas.

 

Entonces . ..

Entonces . ..

Cuando eramos pequeños, e indefensos,, cuando eramos libres e indefensos imaginábamos un mundo de colores, de juegos, de fantasía, pero ese mundo . .. voló, se fue, se fue muriendo, hasta que no estuvo mas . ..

La vida ha continuado,y mis años aumentando; y a veces se torna tan difícil que los dientes se aprietan, se congelan, el salto del corazón se torna demasiado, y las lagrimas una las aguanta, pero por dentro no desaparecen, entonces . ..
que hacer?
que pensar?
que sentir?
es cuando mas debemos mirar al cielo y esperar en El, ciertamente se escribe mas fácil, que vivir.

keiko

KEIKO-“Hemos elaborado un paisaje por medio de una foto. Keiko subió por la escalera y aterrizo en la entrada de Saturno, en una pared de cristal trasparente estaba yo esperándola para darle la bienvenida a un nuevo lugar. Aquí las nubes no se queman, el cielo sigue siendo azul, y las estrellas si que brillan y aunque nada sale como esta previsto, y aunque algunas cosas se rompen, aquí quien entra no sale; es mas fácil que no entren a que salgan.

Puedes confiar aquí, mas no puedes fingir. Todo cambia y nada permanece igual. Nada es perfecto, pero se consiguen grandes cosas aquí en Saturno. No se que tanto te guste este mundo. Keiko, solo espero que la pases bien, que seas feliz en medio de todo lo que hay aquí, y nunca olvides aquí no hay despedidas, porque este es el comienzo para irnos a la eternidad.

Jesús no dijo:” Yo soy atajos, ideales y un estilo de vida”.

“El Amor, interrumpe las consecuencias de tus acciones”: BonoJESUS

He leído esto más de siete veces antes de hacerlo público, y a quién le escribí estas letras fue al mismo que las pensó, las vivió, y las escribió (yo). Es ilógico escribir momentos que no he vivido, pensamientos no hechos en mi cabeza, sentimientos sin tránsito en mi corazón. Hace muchos años me llevaron a la iglesia con todo lo que eso significa en aquellos tiempos. La esencia de todos los cristianos es Cristo y seguirá siendo Cristo, entonces por tal motivo amamos a Jesucristo. No existe, no pueden haber Cristianos que no amén a Cristo, porque entonces no lo serian. Lamentablemente dicho Amor varía, dicho Amor mengua, dicho Amor requiere un compromiso, una verdadera comunión y no una relación, porque considero que las relaciones se pierden, se estancan, se rompen, florecen, se llenan de felicidad, en otras palabras, las relaciones tienen sus ciclos. Si decimos que tenemos comunión con Él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad.

A medida de mi pasó, y mi vivir por así decirlo en congresos, campamentos, encuentro, y diferentes actividades en la Iglesia uno va reconociendo a los cristianos cuando hablan, cuando saludan, cuando sirven, cuando uno ve los frutos que refleja, pero sobre todas las anteriores: “por su intenso amor por Cristo”, es eso lo que define ser cristiano.

 El tiempo pasa y todo cambia, pero su palabra No. Últimamente, nuestras iglesias son poseídas por estrategias, por nuevas frases, métodos, y nuevas tendencias que incluso nosotros mismos hemos adoptado como válido, como algo normal, pero si eso no es aceptado en los cielos, entonces no debería ser aceptado acá en la tierra.

caminosJesús no dijo: yo soy atajos, yo soy ideales y un estilo de vida. Tomar el camino que nos lleva hacia El, siempre será una decisión constante, incluso. El camino hacia Cristo es angosto, estrecho. Tomar atajos nos hace perder nuestro rumbo. Durante estos tiempos me familiarice, se me hizo rutinario cantar musiquita bonita con temas puros y letras evangélicas, hasta de buena onda, con ritmos muy actuales; Escuchar predicas contemporáneas, que nos incitan a seguir, nos brinda pasos de cómo vivir una vida consagrada es interesante; hablarle a Él, a veces sin mucho sentido había sido algo muy familiar, muy normal; pero realmente lo que ocurrió, es que me había apagado, había tomado atajos en los cuales me había perdido. Lo mas de todo, lo mas relevante aquí de este asunto es que no me había dado cuenta que había tomado atajos para llegar a El, que había colocado la verdad en ideales, en ideas, y que había reducido todo: “A mi propio estilo de vida”, como nos pasa a muchos. No me había percatado que había perdido el amor, el deseo, el gozo por El y hacia El y más ahora cuando ser cristiano es ser “Play”, cuando está de moda, cuando no hay resistencia en la sociedad, porque de cierto modo ya están familiarizados con hablar de Cristo, o ser “Cristianos”. La moda ha de pasar, pero; ¿que pasaría si esa moda se iría? ¿Seguiríamos a Cristo y todo lo que eso demanda de nosotros?

Jesús dijo: “yo soy el camino, la verdad y la vida… ” y cuando lo dijo hacía referencia a una forma propia de (Jesús) de hacer las cosas, eso quiere decir que te va a guiar, y eso pide obediencia, confianza en El, y soltar tu propio GPS. Sé cuánto cuesta y que complicado resulta actuar con lo que nos enseña la palabra, en vez de hacer lo que sentimos, lo que anhelamos, pero que terco somos, que torpe somos y no entendemos. Nosotros queremos hacer de ese camino nuestra forma, nuestro propio atajo para llegar rápido, porque todo lo queremos ya. de esa verdad unos ideales, algo muy ligero, no pesado, no molestoso y de esa vida nuestro propio estilo, pero eso no funciona, no va a funcionar, y nunca ha funcionado. Uno por lo general, y en algunas frecuentes ocasiones reacciona, despierta ante circunstancias que te hacen mirar bien ¿quien es Dios para mi? Entonces . . regresamos a su camino, a su verdad y a su vida, pero a veces no es tan cierto, porque uno regresa más bien a nuestra vida cotidiana, a nuestras pasiones, presiones, y no queda mucho en nosotros. El amor hacia El, debe avanzar, es una lucha, es como una desesperante situación que te conlleva a su búsqueda que no ha de terminar.

¿No hay problemas? En realidad ¿que sería un problema estando con Cristo? Puedes hacer las pases con El, pero  puedes realmente no ser su amigo. Nuestros sueños, sentimientos, bondad, caminos, no harán que lleguemos al cielo; al final nuestro camino, nuestra verdad y el estilo de vida no gana batallas, solo nos distrae. ¿Cual es tu camino, tu verdad y tu vida?

No todo principio, tiene un final

No todo principio, tiene un final

He tenido algo de tiempo para leer, en realidad aunque no lo tenga siempre lo sacare. Leer es fascinante, bueno para mi lo es, es como una aventura, una  nueva ventana que dispones a conocer, donde vas entrando en detalles, vas tocando conceptos, ideas de otros mundos; pero no todo ello te cambia, solo te deja preguntas que uno va a responder, en el cual muchas te sentís identificado. En esas lecturas me tropecé con una de estas frases que compartiré con ustedes como inicio a estas pequeñas y gigantes letras

“Fue cuando mas feliz era que mas deseos tenia . . la cosa mas dulce en toda mi vida ha sido el anhelo . . de encontrar el lugar de donde proviene toda la belleza” C.S. Lewis

Durante años he ido a la iglesia, he escuchado cientos de miles de predicas y predicadores; he ido a congresos, conciertos, campamentos, vigilias, ayunos, en fin, una seria de actividades básicas para los creyentes/cristianos. Creo que eso es literalmente bueno, te ayuda a crecer, a tener los ojos bien abiertos, los oídos limpios, y te ayuda a identificar las cosas que están mal dentro de uno. Últimamente deje de ir a esas actividades básicas,y bueno ya saben que hay publico para todo, entonces alguno de ellos se concentraron en ese punto de mi vida y me hicieron una de esas preguntas: ¿Porque no estas asistiendo a la iglesia? en vez de pensar, y preguntar algo sabio como: ¿Que tal va la semana con Dios?. Nos confundimos, nos enredamos, a veces creemos que Dios esta en las actividades, nos vamos tanto a las actividades que las volvemos algo tradicional que solemos cantar sin sentido, solemos hablarle porque si. las actividades solo son excusas para buscarle nuevamente. Nos podemos perder en los lugares pensando que Dios esta allí, y bueno Dios esta allí, pero también en cualquier lugar, momento en que decidas hallarle. No cambien mis letras, no digo que las actividades no se deben hacer, tampoco que da igual sino te congregas, digo que no es el punto importante en lo importante.

hombre-caminandoHay principios que tienen finales como las relaciones. Las relaciones se inician, se terminan, cortan, discuten, se quieren, se molestan, es un ir y venir de circunstancias, decisiones y momentos. Cuando conoces a Jesús, y uso la palabra Conocer, porque he allí el detalle de todo esto, conocer que implica buscar, indagar, tener trato con alguien, cuando eso ocurre simple y sencillamente no puedes ser el mismo.Entonces comienzas a comprender que el Amor es una experiencia del corazón, y no tanto de los resultados de nuestras emociones, es entonces cuando inicias una experiencia de conocer a Jesús, llegas a “Algo mas”, encuentras que tienes apetito, y que ese apetito no puede traer limitaciones espirituales, ni sello de iglesias, ni marcas de apóstoles, ni pensamientos personales, es algo directo del cielo con uno de sus hijos, es un placer, son deseos de Dios, que tienen un inicio mas no debe tener un fin, es aspirar a la felicidad en unión con Dios, esa es la tarea que venimos a vivir aquí.

Bueno, hay cosas que descubres después que vives un abandono del que yo no planee, de una muerte a la que me enfrente . . Dios esta interesado en uno, mas que nuestras actividades, o lugares que asistimos. ¿que si quieres ir y buscarle en la iglesia? perfecto. ¿que quieres instruirte en un congreso? magnifico, pero siempre recuerda que cada momento, que cada día El debe ser lo importante en lo importante. Con Dios no hay final, una vez lo conoces difícilmente lo olvidas.

74 historias para decirte una sola cosa

Puedo comenzar por como inician las historias, o las aventuras pero esta no lo será, aun no es momento de escribirlo todo, aun no estoy autorizado por mí mismo, así que solo les queda usar su imaginación y llenarla de detalles. Hace semanas, creo que fueron muchas, deje de escribir. Mi mente se lleno de humo negro toxico, se fundió de tanto arranque. El puente que hay entre la mente, mis pensamientos, la razón con el corazón, sentimientos, emociones no dio para graficar letras, realmente no dio para nada más que observar, mirar, contemplar, y seguir caminando. Y que les digo del silencio? Que les digo de la ausencia de palabras? Ellos dos, el silencio y la ausencia se juntaron y me aislé como cuando alguien se va a un destino y no deja nota, no dice nada, simplemente se marcha, y en el mejor de los casos quizás me ocurrió como lo escribió  Jaime Sabines:

“Aquí no pasa nada, mejor dicho, pasan tantas cosas  juntas al mismo tiempo  que es mejor decir que no pasa nada”.

Ella ha sido la autentica luz que vuelve y llega a este destino de silencio y ausencia, y sin saber mis porque? Mis para que? Ella siempre llega, se hace sentir, y esta vez volvió hacer los mismo, se hizo sentir y me hizo sentir, solo que esta vez me hizo recordar, me hizo volver a capturar lo que hace meses atrás sentí por ella, pero que luego se fue, gracias a Dios, o gracias a mi, o la vida, o a ella, no sé bien para quien serán esas gracias. Yo estaba convencido de no querer sentir nada por estos tiempos raros, extraños y extranjeros, así que creí que no sentir era bueno y que sentir era malo, ahora creo que ambas maneras no son buenas, ni malas. Creo que sentir algo por ella es sublime y arriesgado, y que no sentir es algo bueno, y peligroso, en fin no se aun cual será la continuación de esta aventura o historia, lo cierto es que me aproximo y me llevo al límite y volvió a interrumpir mi silencio, mis ausencias y sobre todo: me devolvió la forma para que escribiera, y que mejor manera hay de escribir, que mejor forma existe, cuando es para ella, y otras lagunas que siento hacia ella.

 180998_480704621999558_1407773468_nAquí solo escribí una de las 74 historias de como decirle una sola cosa: La Quiero, aunque ella no lo sepa, aunque quizás lo sospeche. A ustedes les dejo para que piensen, inventen, imaginen el nombre y el apellido de ella, si alta o medio baja, si es blanca o piel canela, si vive en mi ciudad o está en Saturno, o sea no me pregunten por ella porque no contestare esas preguntas por ahora. Gracias por leerme y leer esta historia o aventura.

 

Llueve sobre la carretera, sobre este bus que me lleva a casa

Pasan las horas así como pasan los años, y mueren los encantos

Y aquí estoy sentado con gente desconocida que no apetece

Me pierdo pensándote y mi vista en los miles de árboles que pasan rápido.

Te anhelo como aquel niño inocente que por vez primera ve como sus ojitos se van detrás de aquella niña

Pienso, y te imagino más

Sonrió pero tiemblo

Entonces me asusto cuando escucho  tu nombre.

Te he visto distraída y angelical por las calles de esta ciudad

Te he mirado más de lo que debí permitirme

Pienso en ti, pero no decido nada

Pienso pero creo que enamorarse es cosa de extraños, y tú y yo no somos extraños.

He visto salir el sol en el amanecer, y resulta ser especial y maravilloso

He visto pasear historias que llaman amor que luego son lamentos

He hablado por muchas noches con la luna y algunas estrellas de mi corazón

Pero aun dudo del corazón que me toco

Aun pregunto ¿Qué hace la Madre de Haku y Emi en estos tiempos?

Aun dudo de estas letras que pueden enredarme

Por eso sigo aquí de este lado en silencio, mirándola

Observando que pasa, que sucede.

74 historias para decirte una sola cosa: te quiero.

La historia de Soma e Hiroto.

BeFunky_ViewFinder_3.jpgEran muy chicos los dos, aunque no tanto para enfrentar la vida. Soma era mayor pero no parecía, su cara y su cuerpo demostraba menos edad, igual que sus respuestas, igual que sus silencios. Hiroto por el contrario era dos años menor, pero se veía más grande, más independiente, más hábil, más conversador, sin penas para convencer a las personas. Ambos se conocieron en la iglesia la mañana de un domingo. Hiroto lo invitó a ser parte de sus trabajos, y Soma aceptó felizmente. Pasaron meses y se entendían, pasaban horas compartiendo ideas, hacían del trabajo algo ideal, algo normal. Hiroto viajó y dejó encargado a Soma de todo. Soma se encargó por un mes de las labores de Hiroto, y aunque era algo pesado, siguió hasta su regresó.

Hiroto llegó con aventuras de otro mundo, con un universo cargado de fantasías y sueños, que despertaron en Soma ganas de querer intentarlo. Soma vivía una realidad escasa, mientras que Hiroto sin pensarlo sacó de su maletín la respuesta al estrés de Soma, le dio la salida a la angustia de sus noches y oraciones. Soma no olvidó eso, tampoco las noches en que la comida faltaba en ciertas lunas para ambos, pero allí estaba la amistad, que dicen que supero todo por aquellos días.

hombre-caminandoEl tiempo siguió sus pasos, y el tiempo de tomar caminos separados llegó. Se marcho cada uno a su vida, a sus sueños, a sus leones enjaulados, a conocer, a caerse, a morir a ciertos caminos, y verdades. Soma vivía combatiendo su silencio, batallaba los altibajos de sólo observar, de no arriesgar mucho, de encontrar un camino para andar en medio de sus múltiples preguntas que lo perseguían. Hiroto volvió a lo que siempre supo hacer, batallando a sus deseos, y tratando de encontrar algo mejor a su porvenir.

Los copitos de la nieves caían esa tarde cuando sonó el celular de Soma, era una chica que no conocía, y le hablo de su amigo Hiroto. Soma se sorprendió porque a pesar de los años que habían pasado Hiroto lo volvió a buscar por medio de esa chica. Pero está chica le dijo que Hiroto había cambiado, que lo quería ver, a lo que Soma de inmediato cuadro todo y se encontró con la chica para viajar hasta donde se encontraba Hiroto.

La mañana del domingo llegó y los tenis de Soma estaban listos, el camino en bus era largo, y está chica antes de llegar al lugar donde estaba Hiroto volvió a repetir que El había cambiado. Soma entró aquel lugar y ciertamente era grande, era como un lugar de formación, como una gran escuela que te ayudan a salir de ciertos episodios no muy buenos. Soma observaba como los demás eran visitados por sus familiares, y cuando vio a Hiroto se dio cuenta que El era uno de sus familiares, era su apreciado amigo. Lo abrazo, y hablaron como el ayer. Hiroto le contó sus aventuras, lo que aprende en ese lugar. Comieron, caminaron, cantaron, le mostró su dormitorio, hasta que se asomó de nuevo la hora de marcharse. Se despidieron, Hiroto le dijo que observara bien las cosas, que no cometiera el error que El hizo, que no se desesperara, que todo llega a su tiempo. Soma se fue y con ello se fue todo.

Cuando Hiroto salió de aquel lugar, salió casado y con un niño. Su vida había cambiado, su físico también, y su destino. Ya no había tiempo para perder, ni para el placer. Tanto Soma, como Hiroto abandonaron su amistad, no volvieron a verse, ni hablar. Cada uno en sus luchas, cada uno con su soledad, con sus maletines y compromisos. Hiroto casado y con obligaciones mientras que Soma buscaba respuestas a su vida.

2603521293_d22b3e8460Una historia de una amistad que acabó. Decisiones que traen consecuencias. El Abandonó del uno al otro. El dolor de un tiempo no programado, de un matrimonio no planeado y la vida de un niño en medio de. Las dificultades, los problemas no arruinaron la vida de Hiroto. La desilusión, ni el temor destruyeron a Soma, pero lo que sí los derrumbo fue no tener un “Sueño real”, no luchar por tener uno, fue haber visto la decepción y haberle creído, haber olvidado el rostro de la Esperanza en la oscuridad.

En tu vida, ¿Como es tu cuarto?

Mi sala

Llego luego de unas horas fuera de mi iglú. llego allí y me siento yo en el cuarto de mi cielo, en mi cuarto, no importa como me fue, o si no me fue, no importa, aun así sigue siendo mi pedazo. No se como en realidad deben ser aquel lugar a la que llaman “cuarto”, pero el mío tiene un fondo con cielo claro, que aveces oscurece y a veces se humedece, a la izquierda anda mi soledad y un mar de pensamientos que los entreno a diario, a la derecha una docena de libros ya leídos y otros por leer, junto con par de libretas que se llenan rápido. A veces me duermo sobre aquel sofá, a veces elijo la cama, en fin.

En tu vida, ¿Como es tu cuarto?

El cuarto parece ser el lugar mas detallado, y mas intimo para algunos. Allí  mostramos lo limpio, lo puro, lo recto, lo sucio, lo desordenado, lo mas bello, lo no tan bello. Nuestros logros, nuestras mejores fotos están colgados sobre la pared, pero también esta la gaveta de recuerdos que tiene una llave que están bien guardada, la misma que contiene cartas, porta-retratos  y ciertos accesorios que no se muestran en Facebook. El cuarto es mi hotel, es un baño y una cama juntos, es la película favorita, es el chocolate, es el frió, es el mejor perfume, es la vista hermosa, es la charla mas sincera que tenemos con nosotros mismos, es el llanto que nadie ve, y que nadie siente, es el grito desesperado de errores, es la maquina de sueños, es la triste frustración de haber perdido algo, es la carta hecha a la niña de mis ojos. El cuarto tiene el chicle de no querernos levantar de la cama por las mañanas para irnos a estudiar o trabajar, es la delicia de un amor platónico que vive en allí.

Hay millones de modelos de cuartos en el mundo, algunos están en la calle, otros en una familia moderna, algunos en una casa hecha pedazos, unas bien decoradas llenas de estrellitas de apariencias, otros compartidos con la hermana, la tía  o la abuela, y algunos muchos no tienen cuarto. Para unos el cuarto es la sala, allí todo el mundo entra, se sienta, se duerme y en fin. Mi cuarto tiene imaginación libertada, tiene conversaciones vividas en saturno, tiene música de piano, y de violín por las noches, tiene la forma en que el sol pinta la luna de un cielo nocturno. El cuarto es el lugar a donde finaliza mi día  y donde comienza, es el testigo de mis conversación y mis silencios. Mi cuarto es a donde invito a Dios, es donde le muestro mi monte, mi desierto, mi península dorada, mi lago triste, la lluvia fría, donde tomo un café con El, donde hasta ahora, ha sido el único que ha podido pisar mi lugar. Lugar de aire, lugar donde su presencia puede habitar en mi, lugar de desesperación.

¿Como es tu cuarto?

Estas letras llevan tu aroma

Estas letras llevan tu aromaYo me tropecé con ella hace un buen tiempo, como cuando las aves se tropiezan a las nubes, desde entonces sigo sus textos, sus expresiones, sus noches, sus soles por mi canal favorito: Twitter. Ella es la chica de la que no hablo, y de la que nunca había escrito, hasta hace un par de noches cuando abrí la gaveta donde están guardadas ciertas noches con historias para no olvidar. Ella tiene su historia sin ella saberlo hasta ahora. Ella se acercó sin prisa y me respondió a la pregunta que dormía mi luna. Ciertamente la vida es así, la lluvia llega a pleno sol, la sonrisa sale en medio de un par de lágrimas, entonces el mundo es extrañó y Dios cuida a cada uno de sus hijos.

Ella es la chica que no hace pausas para decir, para escribirme y dar aliento en medio de la pereza de las cosas inevitables. No sé donde vive, no se su número de celular, ni cuál es su estrella favorita, en realidad no se muchas cosas de ella, sólo sé que es una chica hermosa, de sonrisa muy alegre, y espontanea. Ha pasado tiempo y aún no la he podido hallar con su carita triste, con su perfume apagado, y sus ojitos tibios al andar. Hace un par de meses vi lo mejor que le pudo ocurrir, y es comenzar su propia historia de amor con el mejor amigo mío: Jesús. Lo que sigue continuación es lo que ella me inspiró a escribir, Dios guíe tú andar, y gracias por sonreírle a mis ojitos.

 

Rosas y mariposas solas

Tus pasos sobre la arena saben a dónde va tú destino

Hay verdades que descubres, mientras yo apenas te descubro.

 

Vivir y no vivir nada

Resistir y no resistir nada

Pero siempre deberás hacer lo correcto cuando corresponda cada noche, cada minuto, cada segundo.

 

Las penas, el lago oscuro

Pocos girasoles, y nada de lluvia

Destino que te espera de frente

Anhelando que suene el milagro para que alcances el cielo.

 

Mueve tus deditos

Vuelve a empinarte

y siempre sueña

Porque nadie puede limitarte

Porque nadie puede marcar líneas en tú territorio

Porque debes alcanzar el cielo.

 

Pasarán los años, llegarán las arrugas

Deambularan mis letras en mis libros

Me iré, no sabré de ti

Por eso espero que mueras con Dios, tú amigo, tú padre, tú Todo

Aquel que me inspiró está noche para darte estas letras.

METAMORFOSIS

¿Que ocurre cuando lo que te hace reír ya no te hace efecto alguno?

¿Qué pasa cuando lo que tienes, ya no te interesa?

¿Qué pasa cuando los que eran tus “amigos” ya no lo son?

¿Que sucede en ti, cuando la risa se calla y se vuelve llanto?

metamorfosisLa vida ofrece un montón de situaciones, ofrece un montón de caminos y a medida de los días uno va eligiendo los pasos. El cristianismo como tal es un camino incómodo. Nuestro carácter se ve forzado a madurar en dichos procesos. Caminar en las alturas de la gracia de Dios o hundirnos en los desenfrenos es la cuestión de nuestra razón y corazón. Solemos enfrentarnos a mundos crueles, a decisiones devastadoras, y algunas veces obtenemos una brújula torcida, un camino distorsionado.

Llega un momento en la vida donde tenemos que tomar una verdadera decisión llamada: metamorfosis. La metamorfosis llega una sola vez, llega a causa de un accidente, de una herida fulminante, de una desilusión, de una pared caída, de no poder más con las alas viejas, de necesitar algo y no tenerlo, de querer ver algo y no verlo y de cambiar para poder llegar al final de la carrera. La metamorfosis es el proceso donde dices adiós al ayer, a tú manera de conducir tú vida. La metamorfosis es la decisión de aprender a vivir la vida de manera correcta en un mundo no correcto.

La metamorfosis es el momento clave en una vida, y sólo es eficiente cuando te tropiezas a Jesús y ya no eres el mismo, eso significa que en nosotros debe haber, debe existir la firmé convención, y disposición de soportar momentos difíciles, de entregar las llaves de tú corazón para que El disponga tiempo y personas, eso se llama “dependencia absoluta en máximo grado de amor”. La metamorfosis llega a incomodar a la gente que te rodea, llega a fastidiar, molestar a “algunos amigos” porque le quitas momentos, le quitas espacios, le quitas cosas. Porque ya dejas de hacer lo que hacías antes para ellos y se molestan porque no saben, no conocen la arena de tú desierto, no conocen el aroma fuerte del viento y lo que provoca, no alcanzaron a conocerte y no ven la metamorfosis que has sufrido.

Entonces cuando uno sufre una metamorfosis, uno salta y cuando se salta no se vuelve a como uno era, uno ya rompe el vacío que antes existía. Uno es trasformado en el espíritu y mira más allá, no se detiene en hacer lo que se hacía antes. Uno comienza a rodearse de amigos reales, de relaciones que te dan soporte, de compañeros de batalla que te van a confrontar durante la guerra, y que serán lo suficientemente y dolorosamente honestos. La honestidad Duele porque encuentra algunas respuestas a la verdad. La metamorfosis madura y te da el valor de continuar aunque se lloré, porque sabes bien quién eres, a donde vas y quién te enseña el camino a seguir y por favor echa mano de la gracia del cielo.

Una Flor

BeFunky_mujer.jpg

Una flor puede durar un verano. Las flores se debilitan en el el invierno, y el invierno pareciera ser la sentencia de muerte para muchas, pero la flor auténtica somete la piel ante el calor y el frío, ante la oscuridad y la esperanza, ante la soledad y la compañía, ante cosas que sólo se despiertan en mis ojos algunos días donde dejó de mirarme y las miro, las observó y donde me miran y una que otra me sonríe, donde lloran sin mojar sus mejillas que hacen dos huequitos y donde la flor ha pasado nuevamente otro crudo invierno sin mí, sin nosotros.

Todo el peso que hay detrás de una rutina, del compromiso de seguir insistiendo en el andar por los sueños, que algunas llaman hogar, familia, amistad, amores eternos, perdón, un sin fin. Lo extremo es el don de ellas, es algo absurdo para nosotros que nos revolcamos, y somos cenizas en nuestros límites de pensamientos mientras para ellas es algo lógico como su tiempo.

 Son flores, flores que van de estación en estación sabiendo cuando brillar y auto guardarse para la lluvia y el frío, para golpes de vida (y no hablo del físico que en muchas ocasiones siempre viene de nosotros desgraciadamente) haciendo el curso de sacrificios que a veces el aire no se percata. al terminar, cuando cae la noche, hay un pedazo de nostalgia colgado en el escaparate que hace dueña aquella madre que respira algo cansada mientras el mundo duerme en los colchones que fueron alistados y cubiertos con sábanas, y almohadas por ella mientras nosotros nos divertíamos.

Feliz y con opciones continuamos la carrera, mientras ellas sienten y sacan de sus labios el te quiero, pero un día como muchos, se termina la flor, y se van en un descuido, en una enfermedad, en el maltrato verbal, en el físico y se las lleva y quedamos solos, sin amigas, ó sin hermana, ó sin novia, ó sin esposa, ó sin madre ó  sin hija y entonces notas el vacío, el hueco, el colchón desordenado, y las sábanas sucias, y tú vida como una larga rutina, sin encontrar con que sonreír.

beso¿Sí no existieran? Los días fueran dos, tres, y hasta cuatro en uno sólo. no habría que contar historias, ni aventuras porque no las habría. El aire pasará y no se detendría en nosotros. Las aves estarían en sus días aburridos, pensando que algún las haríamos pedazos. El corazón fuera un mundo abandonado que está en nosotros porque sí, pero más bien fuera como el cuarto de san alejó. El amor bajara de posiciones como la temperatura del polo norte, sería como un ángel endemoniado. Si no existieran seguro no tendría a quién escribir, porque alguien me ha hecho grande como mamá. Alguien me hizo mejor con aquella princesa que conocí. Alguien que miro y me quedo allí como la madre de Haku y Emi que está esforzándose y aprendiendo. Alguien me dice que puedo ser frágil más no débil, brillante, y equivocado y son amigas. Alguien pinta mi rostro y es mi dulce hermanita. Alguien nos enseña cosas y son las flores, vestidas de mujeres, aunque a veces debieran irse por un tiempo para aprender ciertas cosas a la fuerza, porque parece que ese es el mejor modo de que aprendamos. Dios sabe y sabia todo, por eso están  y aun es el momento y no las aprovechamos, aun seguimos en deuda acumulada. ya me acorde la mala noche en que mi hermanita me saco una sonrisa, ya volví a sentir el abrazo de aquella amiga en el invierno azul, ya volví a mirar los ojitos tiernos de aquella madre de Haku y Emi, ya volví entender a mama el día en que perdí. Están  y ojala que hoy fuera todos los días, por algo Dios las creo, por algo mas allá de lo escrito y vivido.

“Recordar por siempre lo que  encontré en un sólo rato

La foto en que te recuerdo

El mensaje guardado que está mi celular

La mano que está en mi manito cuando nací fue hermosa con el olor de la noche mágica en que amaneció con sol

Los ojos vestidos de mariposas me hacen temblar y esperar aquella madre de Haku y la divertida manera de colorear de Emi, me despierta hoy que no están”.

Hasta dónde llegará mi corazón?

Emi =)Llegó otro día, y otro día para mi es otra noche, que está en esa noche. Desde hace. . Resulta que para mí el día termina a las 6 pm, y es allí donde inicia otro día que acaba a las 11 pm, y a veces a las 1 am. Ese otro día es un lapso largo, pensativo, silencioso, y casi inevitable de escapar, es algo así como la vida que me tocó. A veces esa noche, es lluvia estrellada, de luces, pero a veces sólo es lluvia fría, a veces es lo que algunos llaman soledad, y que yo llamó vida escondida. Allí es donde me pasan muchas cosas, cosas para escribir y publicar, pero otras sólo para escribir y guardar, olvidar y no tener que repetir. allí, es el lugar que pocas llegan ( solo llegó una que yo llamé niña linda) es ese el lugar, el iglú, el momento donde por así escribirlo, soy alguien para pensarlo bien, porque son de esos fríos difíciles de abrigar, difícil de atrapar, por lo que en algunas ocasiones dejó escapar dosis de alma negra, de oscuridad, de enfermedad, de fin, pero en otras es un jardín de Saturno que algunas quieren estar, así es la rara manera de querer de algunas, algunos, y a veces de mi parte.

Son noches que pesan, que abandonan, que besan frío, que vienen de huecos y que para rematar toca resistir como ha tocado. Durante. . .  donde el amor abre los ojos y se ve enfrentando a tantas cosas que no puedo escribir. Una de estas últimas semanas (de la que no he querido hablar y menos escribir), le mostré mis ojos inconsolables, llenos de hartas preguntas a Dios, porque uno llora, porque uno se esfuerza, porque uno se aburre, porque uno lucha, porque a uno lo derriban, lo lastiman, le hacen muerte al corazón como para no creer más en el amor de ninguna clase (sí es que existen clases de amor), y aún así, uno sigue intentando, queriendo, aún así, uno sigue pensando en soñar, y sueña, aún así uno va a otra noche, y da garra, da pelea, pero vuelven y lo derriban. Uno resiste aún en ese suelo lleno de gente que pasa al lado y no te ve, aún así pasan amigos,  y sólo escuchan llanto, pero es sólo eso,  entonces. .  Uno es frágil, uno es débil?

BeFunky_CrossProcess_1.jpgHe aprendido gradualmente a respirar y sostener ese aire, y guardarlo para noches sin luz, para mi vida escondida, para hacer del silencio y la soledad un aliado, un amigo que ya lo es, porque es real. El precio para escribir un libro es bien costoso porque hay que tener historias y las historias sólo salen de esta vida escondida, de algunos soles, y de esas heridas llenas de alcohol, de amores perdidos, de guerras inconclusas. El precio por hacer sonreír a mamá, de amar a mis hermanos es altísimo como la de su compañía, y su estar no tiene más letras. El precio por hallar a una amiga, o dos (quizás es mucho en una sola vida), son de grandes proporciones de tiempo y amor, que ni el mismo Google ha encontrado respuesta y no la encontrará. El precio para un hogar, para llegar al corazón de la madre de Haku es totalmente invaluable como el de mi corazón, como el de Haku, y el de la dulce Emi. Pero el precio de seguir a Jesús, es mi vida y aún así no me alcanza. Pero a veces la vida pregunta sí realmente ha valido la pena conocer a tanta gente? A los amigos? A Jesús? A piedras en el camino? Entonces, es cuando te das cuenta bien en serio que no, que no vale la pena conocer a todo ellos, sólo unos cuantos.

A veces . . lloro cuando nadie esta presente, pero la duda llega y algunas de esas veces es tan útil como el mar de lagrimas, como la ausencia de los ausentes, como el silencio de Dios. Di caho

Apenas comienza

Mi vida era normal, siempre creí eso. Crecí en un hogar disfuncional como otros. Pero siempre sentí que era alguien que debía algo. No era parte del equipo de fútbol, y nunca me veían para jugar. No era el más alto, ni el musculoso, ni el dueño del balón. En clases no sobresalía con mis notas, y en casa no era muy notoria mi participación. Pero llegue a entender algo cuando la vida así me lo presento delante de mis ojos. Comprendí la enorme diferencia entre:“casa y hogar”. Una casa no es un hogar. Cualquiera puede tener una casa, pero no cualquiera construye un hogar. Yo tenía una casa con personas adentro, pero nada parecido al hogar. Al rato después nunca supe de mi padre. Tampoco hice las maneras necesarias por buscarlo. Supongo que su ausencia la vi venir y él necesitaba irse.

Observaba la vida de la forma en que lo ve un ciego. A veces me tocaba fingir, por cuestiones estratégicas. Fingía sin dolor. Yo era alguien que no era muy familiar con las personas. No era muy simpático, ni chistoso. Eso me costó chismes de oposición, bromas, regaños y algunas discusiones que terminaron en peleas. Creo que esa fue una de las razones por las que decidí seguir siendo yo, y lo que hoy soy: “el dueño de mi propia libertad”. Buena o mala para ellos, pero es mi libertad. Supongo que mi desierto no se notaba en la mirada, y tampoco los continuos terremotos que a diario afrontaba. En todo caso, yo sabía el peligro que podía ocasionar con ese tipo de gente de etiqueta a mí alrededor.

Crecí, quería crecer, y se me dio. No de la forma esperada, pero allí estaba de frente a una realidad cruel, miope, que pedía a gritos desesperados una acción. Así que sin remedio alguno, me fui de casa. Me prepare para irme, no fui por una emoción momentánea. No lo hice irresponsablemente. Me fui calculando los riesgos notorios a la vista, y de los que podía padecer. Sabía bien que la nostalgia de dejar unos hermanos que luchaban, y una madre, era lo que podía hacerme quedar en casa, pero era estar con ellos o cambiar el destino de mi vida, y ante eso no tenía otra alternativa que marcharme y luchar contra mí y contra todo lo que hay delante de mis ojos. Cuando estaba listo económicamente, trague en seco, y sin anunciar nada cargue mi maletín de cosas y me fui en el amanecer de un solo golpe, total el dolor no lo iba a fingir delante de ellos, así que me fui sin  mirar atrás. Tome el autobús que duro casi diez horas en carretera y llegue a uno de esos lugares que no conocía mucho, y que nadie me conocía.

En aquellos meses fueron duros. Uno extraña todo, y aunque conversaba con ellos por chat, y video llamada me di cuenta que la soledad me amenazo de frente. Me dijo que era más fuerte que yo, y que no intentara nada, que no me opusiera a su poder y a sus intereses. Que ocultara mi ridícula idea fugaz de valentía, y mi eterno juego de libertad que nunca había tenido. Me fui quedando solo con la rutina. La soledad tomo casi toda parte de mis actividades. Y tengo que escribirlo de ese modo: “La soledad al principio es agradable, como una canción favorita, como un silencio de amor, pero luego; luego es peligrosa y difícil de sacar, porque es totalmente posesiva y poco tolerante. La soledad, o en este caso específico, mi soledad era fruto de ausencia, y un poco de fracaso, de intentos fallidos, de relaciones densas, opacas. Y sin ser experto en las soledades, es cruel este tipo de soledad, porque uno no alcanza a llegar a un entendimiento puro de ella, diría que uno no está muy consciente de ella al mismo tiempo con el mundo que se batalla a diario”.

Hay algunos momentos en que la soledad es una buena amante. Diría que era feliz con ella. Casi rey, casi héroe, casi invencible. Tenía música de Spotify, películas por doquier en Netflix, una cama grande, con tres almohadas, internet, una nevera con su caja de Smirnoff, paquetes de panes y suero crema. Coca-Cola, galletas de mantequilla y mermelada, una silla para leer, una cafetera recién comprada, y una ventana con vista al malecón. Una bicicleta con ocho velocidades, y unos cuantos billetes sobre el armario a causa de mis trabajos en diseño y composición. Entonces digo que la soledad no es tan maligna, no es tan. . Es un país engañoso, tal vez solo sea eso. Y tal vez, parezca extraño, pero para mí, es sinónimo de sentirme al menos bien por un rato. Pero ok, sí, estoy solo.

Me gustan los domingos, creo que es el día diferente de la semana. Las personas por lo general suelen despertar muy tarde. Se dedican a descansar de sus pesares. Yo, en cambio suelo despertarme muy temprano. A eso de las 4:40 am ya me estoy alistando para hacer una de las actividades más placenteras que he tenido durante esta etapa de mi vida. Me lavo el rostro, me hidrato y tomo mi bicicleta. Ese aire que se enfrenta el rostro cuando ya estás en la calle es irrepetible. Es un aire de esperanza en los pulmones. Un silencio pleno, un ruido tranquilizador. Ajusto los cambios, y salgo por la avenida novena por donde actualmente vivo. Es una carretera amplia. Trato de capturar todo, todo lo que veo. No es igual al resto de días donde abunda gente. Es todo solitario, y uno que otro que camina, o que corre. Siempre son los mismos. Esta vez quería llegar al Jardín de la Casa Azul, es un lugar que está a unos 35 Kilómetros. Me toco hacer dos paradas. Los cambios estaban molestando un poco, pero a eso de las 6:40 am, logre una de mis metas: “Llegar”. Es maravilloso este lugar. Su olor es mágico, casi indescriptible. Me senté un rato a descansar, a grabar toda la escena en mi mente de este bello lugar. En esos momentos llego ella, la chica de la tienda de regalos. Totalmente distinta, sudada, con unas pequeñas gotas de sangre en una de sus rodillas. Se sentó cerca de una de las sillas. Como toda mujer, ella tenía su algodón y algo de  botiquín diminuto en su mochila.

Ben: Hola.

Paula: y también haces ciclismo, vaya chico.

Ben: Si, totalmente. Creo que toda persona no debería morir sin al menos haber vivido la experiencia.

Paula: Estoy de acuerdo contigo

Ben: ¿Sobrepasaste el límite de velocidad?

Paula: No. Amo el sonido de la mañana combinada con la velocidad. No fue nada grave.

¿Ben, cierto?

Ben: Si, eso dicen

Paula: (Risa) ¿y que más dicen?

Ben: Dicen, que no hablo mucho.

Paula: Leí que: “es mejor los que no hablan porque ellos se entienden”.

Ben: Interesante.

Paula: ¿Desde dónde vienes?

Ben: Desde la avenida novena.

Paula: 60 Kilómetros, es algo halagador. Yo vengo desde el puente las Mercedes.

Ben: Ya veo que no puedo competir con vos. Perder seria perder dos veces.

Paula: Entonces no compitamos, pero por lo menos un raspón en una de tus rodillas, seria genial.

Ben: Eso no suena nada divertido

Paula: Pero si gracioso. Soy malísima para el humor.

¿Ya te marchas o te quedas un rato más?

Ben: Solo un pequeño rato.

¿Y tú nombre es?

Paula: ¿Es en serio la pregunta?

Ben: Si, tanto como que los dos estamos aquí en la mañana de un grandioso domingo. Digamos que no nos conocemos.

Paula: Bueno, pero la vez que fuiste a la tienda, tenía un botón con mi nombre.

Ben: No lo note (Pequeña risa)

Paula: Ustedes los chicos suelen ser un tanto distraídos

Ben: ¿Te parece si recogemos silencio en esa pequeña montaña?

Paula: ¿Recogemos silencio?

¿Explícame cómo haríamos eso?

Ben: Sígueme.

Tome mi bicicleta y ella me siguió. Llegamos a unos 25 metros de donde estábamos. Dejamos las bicicletas allí juntas, y nos sentamos en aquella montaña dorada de tierra. Se veía el mar infinito. Creo que morir en una playa es tenebroso, pero creo que morir viendo su infinito es majestuoso. Apreciamos el silencio, y disfrutamos del ruido de la montaña, de las aves que pasaban y el escaso sonido de las olas que hacían lejos de nosotros, pero que nuestros infinitos ojos podían ver.

Ben: Creo que podemos irnos.

Paula: Tienes algo, diferente. No pareces muy común. 

Ben: Eso parece que es bueno. 

Paula: ¿Puedo dirigir la ruta?

Ben: Por supuesto que sí.

Yo no creo en el destino, ni en las coincidencias. Yo creo que la vida va, y punto.

Continuara. .